Larah Fémina durante uno de sus conciertos. FOTO: Gaspar Francés
Larah Fémina durante uno de sus conciertos. FOTO: Gaspar Francés

La Plaza de la Universidad acogerá este 4 de octubre, en la Plaza de la Universidad, la tercera edición del concierto por la igualdad y contra la violencia machista que contarán con las actuaciones de Binomio Nómada y Larah Fémina. "La Igualdad, un proyecto en común" es el nombre del proyecto en el que se enmarca esta iniciativa, promovida por la comisión de igualdad de la Federación Vecinal Antonio Machado, con la que pretenden trasladar su su mensaje contra las violencias machistas al público joven y adolescente.

Si en ediciones anteriores han contado con artistas como Jhana, De Perdidos al Trío, Ley Mostaza y Hell’s Breasts, en este año se centrarán en el hip hop, la canción de autor y la poesía. Este viernes 4, desde las 20 horas en la Plaza de la Universidad, Binomio Nómada abrirá el concierto por la Igualdad y contra la violencia machista. El proyecto de la cantautora Sandra García y la poeta María Ampudia, creando un espectáculo inclusivo y diferente con el uso de la lengua de signos española.

El programa lo completan Lara Fémina y Tisho, dúo que abarca desde el hip hop al soul o la electrónica. Demostrando la necesidad de conciertos como éste, Larah denunciaba en redes sociales “una situación muy desagradable única y exclusivamente por ser mujer” tras su actuación en Soria el pasado sábado: “En un momento de silencio, de concentración e intento de conexión con el público, un grupo de chicos comenzaron a gritarme que me desnudase, que les enseñara todo y que bailara para ellos”. “No es la primera vez que me sucede”, asegura subrayando que esto es una ejemplo más de “violencia contra la mujer y machismo”: “Merezco un respeto, merecemos respeto”.

“Tenemos que soportar que nos valoren en base a nuestro físico en vez de a nuestro trabajo; tenemos que soportar que reduzcan nuestro talento en base a nuestras dotes de seducción; tenemos que competir con festivales que no apuestan ni en un 10% por artistas mujeres y con cantantes hombres que sólo quieren un corito que adorne sus temas de amor”, reflexionaba la rapera palentina concluyendo que “ojalá esto sólo fuera una anécdota sin importancia, pero la realidad es que hay tantas de este tipo, que al final nos vamos acostumbrando. Y eso si que no. Yo me niego”.

No hay comentarios