Lectura del manifiesto en el Día Mundial del Teatro en la Plaza Mayor de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro
Lectura del manifiesto en el Día Mundial del Teatro en la Plaza Mayor de Valladolid. FOTO: Jorge Ovelleiro

Hoy, 27 de marzo, se celebra el Día Mundial del Teatro, fecha que han elegido los profesionales de las artes escénicas de Castilla y León para plantarse y denunciar la “gravísima situación, por insostenible, que atraviesa el sector de la comunidad”. Esta mañana han registrado el manifiesto elaborado para este día en la Consejería del Cultura, entregándoselo también en mano a distintos representantes autonómicos, leyéndolo públicamente en la Plaza Mayor de Valladolid durante la tarde. En él exigen al Gobierno autonómico una respuesta urgente ante las necesidades y demandas de estos profesionales.

El pasado viernes 23 de marzo, alrededor de una veintena de profesionales de las artes escénicas de la Comunidad se dieron cita en el Salón municipal de Cultura de San Miguel del Pino (Valladolid) para debatir entorno a la situación que atraviesa su gremio. Este encuentro surge después de la desaparición de la Unión de Actores de Cyl y ante la precariedad general del sector, realidades de “máxima gravedad” según el colectivo Artes escénicas asociadas de CyL (Artesa).

Tras este debate, decidieron elaborar un manifiesto de cara al Día Mundial del Teatro, el que han registrado ante el Gobierno autonómico. A las 19 horas, medio centenar de profesionales se han concentrado junto al Conde Ansúrez con pancartas con el hashtag #SOS_ArtesEscénicasCyL, donde han leído su comunicado.

MANIFIESTO DE LAS ARTES ESCÉNICAS DE CASTILLA Y LEÓN

Ante la celebración del día Mundial del Teatro, los profesionales de las artes escénicas de Castilla y León que firman este manifiesto queremos denunciar la gravísima situación, por insostenible, que atraviesa el sector de la comunidad.

Queremos denunciar que en Castilla y León no existe voluntad política más allá de buenas palabras y sonrisas, que se confunde cortoplacismo con política cultural, que desde las instituciones públicas de nuestra comunidad, y de manera especial desde los ayuntamientos, se ningunea y desprecia a los artistas y creadores castellanoleoneses, que los recursos públicos para las artes escénicas han sufrido en la última década recortes en torno al 70%, que los teatros de Castilla y León han perdido en los últimos años el 50% de sus espectadores, que la gestión cultural en Castilla y León se rige más por intereses localistas que por criterios de comunidad y que, por último, la burocracia institucional para gestionar los paupérrimos recursos se hace cada vez más asfixiante.

Todos estos factores, la ausencia de políticas culturales en el ámbito autonómico, la falta de voluntad política, la desafección y el ninguneo institucional, los brutales recortes en recursos,la infrautillzacíón de los espacios, la absoluta descoordinación entre las diferentes instituciones públicas, la desesperante lentitud burocrática y, en definitiva, el abandono que sufren el teatro, la danza o el circo de Castilla y León ha provocad o una situación limite que pone en serio peligro la continuidad del sector. Una situación que ha llevado a la destrucción de decenas de puestos de trabajo, que ha dejado en la más absoluta precariedad a los profesionales que aún resisten, que ha impulsado la huida de nuestros jóvenes talentos formados en los centros de la comunidad y que tienen que emigrar para desarrollar su carrera, que ha facilitado el intrusismo desdibujando las lineas que definen la profesionalidad y que, muy tristemente , ha desembocado en la reciente desaparición de la Unión de Actores de CyL.

Los profesionales de las artes escénicas de CyL hemos demostrado durante décadas que somos un sector económico sostenible y rentable para nuestra comunidad, hemos certificado nuestra calidad y talento tanto a nivel nacional como internacional, son innumerables los premios y reconocimientos de nuestros creadores y artistas, pero por encima de todo esto hemos contribuido a la vertebración social y al fortalecimiento de la identidad de Castilla y León; lo que nos da autoridad para invitar a todos los responsables políticos de nuestra comunidad, y de manera especial al gobierno de Castilla y León, a que reflexionen sobre lo que exponemos en este manifiesto y a exigirles, porque estamos en nuestro derecho de exigir, que den respuesta urgente a las necesidades y demandas de los profesional es de las AAEE de Castilla y León. Nuestra comunidad es tierra de artistas, que merecen unas políticas culturales decididas e inmediatas, que doten de dignidad profesional a las actuales y a las futuras generaciones de artistas que son y deberían seguir siendo patrimonio cultural tangible de nuestra comunidad,

Por último queremos dirigirnos a todos los ciudadanos y ciudadanas de nuestra comunidad para decirles que el próximo día 27 de marzo no vamos a participar en ningún acto oficial de celebración del Día Mundial del Teatro. A los profesionales, artistas e intérpretes del teatro, del circo, de la danza o de la magia de Castilla y León nos encontraréis ese día en la calle o sobre los escenarios celebrando que seguimos vivos, aunque no sepamos por cuanto tiempo.

No hay comentarios