Alicia Sanz en el TAC 2018. FOTO: Jorge Ovelleiro
Alicia Sanz en el TAC 2018. FOTO: Jorge Ovelleiro

La payasa Alicia Maravillas, Alicia Sanz cuando no viste nariz roja, es la coordinadora y presentadora de una nueva propuesta escénica en Valladolid: OpenClown. Pretende ser un escenario abierto, al estilo de los micros abiertos en música o poesía, para que, el segundo jueves de cada mes, haya un espacio en el que artistas clown puedan mostrar sus números o experimentar con nuevas ideas.

Alicia recuerda que “el clown nace y crece con el público”, teniendo un gran peso la componente de improvisación que esto implica, por lo que este OpenClown surge para que “toda la gente que aprende clown tenga un espacio para jugar, disfrutar con el público y probar sus números o ideas”. Aunque también “para las que nos dedicamos de manera profesional y queremos probar nuevas cosas y además nos gusta el pequeño aforo que favorece la magia de tú a tú”, reconoce la coordinadora y presentadora de este escenario abierto, que también realiza talleres de teatro, movimiento y canto creativo, además de clown.

Solrisas en la residencia Cardenal Marcelo durante las pasadas navidades. FOTO: Solrisas
Solrisas en la residencia Cardenal Marcelo durante las pasadas navidades. FOTO: Solrisas

OpenClown se estrenará este 7 de febrero en el Desierto Rojo dentro del espacio de QuieroArte entorno al teatro o la poesía, entre otras sensibilidades artísticas. Para esta edición presentan el encuentro de Iñigo Sanz con la propia Alicia Sanz, improvisando juntos por primera vez, con un primer pase a las 21:00 y otro a las 21:40. Pero esto no es todo, cada sesión culminará con el Open del OpenClown, un tiempo reservado de entre 3 y 10 minutos para que si alguien se ha motivado viendo los espectáculos pueda salir y no se quede con el ‘mono’.

Cuentan también con la colaboración de Solrisas, la asociación vallisoletana fundada por tres payasas con el objetivo de “inundar de narices rojas, risas y fantasía nuestro entorno” llevando el clown a geriátricos y hospitales. Según explica Alicia, la actividad piloto ‘Me río Ortega’, del proyecto ‘Payasos en sitios’, en las unidades de diálisis y psiquiatría del Hospital Río Ortega “ha sido un éxito”, como han concluido en su evaluación junto al equipo médico. Se dedican también a la formación, principalmente con el objetivo de nutrir de payasos este proyecto de voluntariado, para lo que aprovecharán también el escenario del OpenClown.

No hay comentarios