Equipo de Solrisas. FOTO: Jorge Ovelleiro
Equipo de Solrisas. FOTO: Jorge Ovelleiro

La Asociación Solrisas de Valladolid se ha unido, gracias a la firma de un acuerdo de colaboración, al proyecto de humanización puesto en marcha el año pasado por el Hospital Clínico Universitario, con el objetivo de inundar de narices rojas, risas y fantasía la planta de pediatría. Durante estas “visitas payasas” enmarcadas en el proyecto Cliniclown ofrecerán recursos como la música, la magia, los cuentos o el uso de objetos y gags cómicos, con el fin de aplicar el humor como terapia para fomentar un estado de bienestar.

Según se definen ellas mismas, “buscamos profesionalizar nuestra labor, dar un servicio de calidad y calidez, humanizar espacios, poner en práctica los beneficios de la risa y del humor. Mezclamos arte y educación para mejorar los ámbitos sanitarios y de salud de la capital del Pisuerga”.

Durante tres meses, realizarán dos visita mensuales a la planta de pediatría en horario de tarde, respetando las particularidades y apetencias de pacientes y familiares, siguiendo en todo momento las indicaciones del personal sanitario. Pretenden así “desdramatizar la hospitalización” tratando de facilitar la comunicación de los pacientes con su entorno y a colaborar con las terapias que requieren, utilizando la risa como estímulo liberador de tensiones.

Estas “visitas payasas” se enmarca en el proyecto Cliniclown, y una vez superado y evaluado este piloto en pediatría, como esperan desde Solrisas, su objetivo es ampliarlo a una visita semanal y extenderlo a otras áreas para “ir llenando el hospital de payasos”.

No hay comentarios