Esther Gatón y Julián Cruz en la Galería Javier Silva. FOTO: Gaspar Francés
Esther Gatón y Julián Cruz en la Galería Javier Silva. FOTO: Gaspar Francés

La iniciativa de CreaVa, un año más, se desparrama por la ciudad, que se convierte en una macrogalería de arte, donde una pléyade de jóvenes artistas presentan sus propuestas; unas más arriesgadas que otras, y en espacios no siempre convencionales; hay desde tiendas de ropa a cines. Es un anticipo de la primavera que está por llegar. Un espejismo de las cien flores (¿o eran mil?) de las que habló Mao Zedong.

El paisaje urbano se ve transformado por pinturas, esculturas, fotografías, vídeos, instalaciones, murales, ilustraciones... repartidos por la ciudad hasta el 2 de abril. En galerías de arte como El Carrusel - Taller de Fotografía; Javier Silva, Lorenzo Colomo y La Atómica; en comercios y bares: Entelados, Majuelos Singulares, Kubo Restaurante, Frida Gabo, Paxanga The Home, Pintaderas y La parada de los cómics; en los cines Manhattan; en Vía Lab/espacio coworking; en Casa Revilla; en Casa Museo de Colón.. o en centros de educativos como la Escuela de Diseño, o la de Arte y el IES de Delicias, entre otros.

La muestra de Gonzalo de Miguel en la tienda Frida Gabo. FOTO: Gaspar Francés
La muestra de Gonzalo de Miguel en la tienda Frida Gabo. FOTO: Gaspar Francés

CreaVa es una plataforma para descubrir a jóvenes artistas vallisoletanos bajo el paraguas de la red europea CreArt y dentro del Día Europeo de La Creatividad Artística, que se celebra el próximo martes, 21 de marzo.

Cless es este año el coordinador del proyecto en colaboración con Cristina R. Vecino, Ricardo Suárez, Javier Silva, Leticia Martínez, Lorenzo Colomo, Carlos Sanz Aldea, Arturo Caballero Bastardo, Germán Sinova y Rosa Rico, responsables de los propuestas comisariadas en las diferentes galerías y espacios docentes, en los que han desembarcado las creaciones de  Ana Cubero, Carlos Cartaxo, César S. Baroja, David Campesino, Elisa Beltrán de Heredia, Germán Sinova, Gonzalo de Miguel, Icha Bolita, Jorge Peligro, Paco Villa, Pati Duque, Patricia Martín, Raúl Allén, Miriam Chacón, Esther Gatón, Julián Cruz, Laura Juárez, Cinta Arribas, Cuco (Javier Carrera Álvarez), Beatriz Rebollo, Jesse Dixium, Jesús Rueda Pastrana, Mari Luz de la Calle, Patricia de Cos, Jesús Hiler. Alumnos del ESI Valladolid I Escuela Superior de Diseño: Adrián Cuesta, Ángela Requena, Daniel Martín, Miguel Seisdedos, Roberto Carlos Ayala, Sergio Álvarez, así como  alumnos del IES Delicias.

Galería Javier Silva anoche. FOTO: Gaspar Francés
Galería Javier Silva anoche. FOTO: Gaspar Francés

Una comitiva de artistas ha recorrido los diferentes espacios, en los que los propios artistas han explicado su obra. Casi al final del trayecto, la comitiva hizo acto de presencia en la Galería Javier Silva (en la calle Renedo, 8), en la que Julián Cruz (1999) y Esther Gatón (1988) presentan 'Sombra de ojos'. Los dos han reflexionado sobre lo que han pensado filósofos (la belleza está constituida por verdades) y artistas (la belleza se encuentra en la superficie de las cosas).

"Le pese a quien le pese, la belleza está en el exterior", afirman los dos jóvenes creadores. 'Sombra de ojos' se despliega a partir de esta discusión: "que el arte, al igual que el maquillaje y los perfumes, ha ayudado a embellecer superficies, pieles y objetos anodinos, insípidos e incluso despreciables. Se trata de un compromiso por intensificar aquello que lo visual ya lleva a cuestas, en cuyo propósito estaría hacer una piel nueva debajo de la antigua. De esta manera, el órgano histórico del arte, el ojo, necesita amplificarse siendo oscurecido por el negro, haciéndolo resaltar", añaden.

De hecho, sobre las paredes de la blanca Galería Javier Silva han sido escritas frases, palabras tomadas de nombres de colonia, elegidas de común acuerdo entre Julián Cruz y Esther Gatón, que presentan una obra en común: 'El oasis castellano de mamá', que no es otra cosa que un ambientador, que se hace sentir y acompaña los cuadros de Cruz y las esculturas de Gatón.

Julián Cruz junto a una de sus obras. FOTOS: Gaspar Francés
Julián Cruz junto a una de sus obras. FOTOS: Gaspar Francés

Julián Cruz no puede negar de quien es hijo. "Toda la vida viendo lo que hace y, además, me gusta mucho", reconoce. Su padre es Luis Cruz Hernández, que acaba de exponer en la misma galería.

Julián lleva "pintando, pintando" -según sus palabras- solo 4 años y es que hasta ahora ha estado más implicado en otras facetas, como la de editor. La revista 'Nudo', plataforma para dar cabida a los artistas visuales, es uno de los ejemplos.

Se siente satisfecho porque va consiguiendo sacudirse de la influencia paterna, aunque resulta inevitable que los colores y formas, así como la manera de llenar (o vaciar) el lienzo tengan que ver con la maestría de su progenitor. Sin embargo es de  desear que la mirada sea diferente. Seguro que será así porque un amplio bagaje cultural e investigador lo repaldan. [Julián Cruz publicó 'La risa flotante' (2015), un estudio sobre el alcionismo en la obra de Nietzsche y su vinculación con el arte contemporáneo].

Esther Gatón explicando su propuesta. FOTO: Gaspar Francés
Esther Gatón explicando su propuesta. FOTO: Gaspar Francés

Esther Gatón es otra cosa. Aunque presenta cuadros, "en papel de envolver pescado", predominan las esculturas, algunas de reducidas dimensiones, creadas con material dispar. En el centro de la sala: '860 gramos', que se asemeja a los montículos de piedras sueltas, con forma cónica, que algunos pueblos levantan a veces con un sentido religioso. En este caso, los cantos han sido sustituidos por trozos de poliestireno extruido blanco...

"No está atravesada por una barra; las piezas están unidas con cola blanca", dice Esther, que en junio participará en la exposición 'Grasping a Concept is Mastering the Use of a Form', comisariada por Beatriz Orte Botas, en La Casa Encendida de Madrid.

"Hay", añade Esther, "que dejar que las piezas aparezcan". Otra cosa es que al espectador le digan algo. Se puede afirmar que montas una exposición en función de la sala y pone como ejemplo unas barras negras en el suelo. No todo vale; tampoco en el arte, aunque se presuma de haber expuesto ya en Barcelona y en Madrid.

La fiesta sigue

Tras la inauguración, la fiesta continúa. Hoy, sábado 18 por la mañana, está previsto que los artistas Icha Bolita y Jorge Peligro terminarán el mural 'We’re Open', situado en un lateral del Colegio Niño Jesús (calle Duque de Lerma, 1).

El lunes 20, por la tarde, en los Cines Manhattan se realizará la presentación de 'Ciudad muerta',  de David Campesino en dos pases, a las 17:30 y a las 20:30 horas. Posteriormente se realizarán proyecciones en la Sala Francisco de Cossio de Casa Revilla (21, 23, 24, 29, 30 y 31 a las 18 horas).

Además de las propuestas expositivas, se desarrollará el ciclo de presentaciones 'Conoce al artista', entre el 21 y 29 de marzo en la sala de conferencias de Casa Museo de Colón, en el que participarán Gonzalo de Miguel, Icha Bolita, Jorge Peligro, Paco Villa, Pati Duque, Patricia Martín y Raúl Allén.

El espejismo de estos días debe hacer reflexionar para que CreaVa siga creciendo, sin olvidar que tras la campaña de las cien flores (¿o eran mil?) vino la depuración.

No hay comentarios