Los Tostones al finalizar su concierto. FOTO: Gaspar Francés
Los Tostones al finalizar su concierto. FOTO: Gaspar Francés

Desde hace ya semanas era la comidilla en los círculos cercanos a la cultura alternativa, ansiosos desde hace años de que iniciativas así tuvieran cabida de una vez por todas. La coña del ‘regue’ caló y las bromas se sucedían aunque gente aun era capaz de decir “Regue, el festival de rigui”, despertando la ira de los devotos del género. La asociación cultural Sol y Reggae preparó un cartel de lujo con casi todas la bandas reggae locales después de mucho tiempo ansiando este festival. A las 20:30 horas se abrían las puertas, pero la convocatoria de la manifestación contraria a la investidura de Rajoy hizo que parte de los asistentes tardaran en llegar a la Sala Blanca del LAVA. No obstante, el ambiente cuando Reggaeliz de Palo arrancaron el festival era espléndido, la sala repleta de amantes de la música no solo reggae ansiosos por comenzar una noche que prometía.

Reggaeliz de Palo, la gran familia musical, transmite el buen rollo que entre sus integrantes se respira. Esta vez además con una formación que alcanzaba las 11 personas, reencontrándose con nuevos y viejos compañeros de banda. Daban la bienvenida a Paula al violín y se reencontraban con compañeros emigrados -la lacra de la juventud vallisoletana-, Miguel al saxofón y Adri a la voz venían de Barcelona. El resto, los habituales, Aldana y Borja a las voces, María a las teclas, Rafa y Aitor a las guitarras, Manu al bajo, Diego a la trompeta y Talegón a la batería. Reggaeliz mezclan el reggae con otros ritmos, hacen del concierto una fiesta, aunque por momentos contenida con su obsesivo control de las progresiones de las canciones y los cambios de ritmo. En mitad del show se sumaron al eslogan, Talegón abandonó la batería para tomar el micrófono y hacer que el público coreara con el ‘se dice regue’. Y dijo más, “se dice regue, a la música que canta el pueblo, a la lucha contra los gobiernos, si respetas y entregas tu amor, es el mensaje que te traigo” para introducir su positivista ‘Amigo’. Ni la banda ni el público querían el final, los bailes habían arrancado al calor de la música, pero la escaleta del festival marcaba el ritmo, así que se despidieron con su coreadísima ‘Hace tiempo’ y su versión reggae de ‘Sumere’ de La Raíz.

El maestro de ceremonias, Reas, tomaba el micrófono mientras Take Over Sound System seguía amenizando el receso con unos graves que hacían retumbar toda la nave. Se arrancó con un tema sobre la base que desde la mesa de sonido le lanzaron antes de presentar a Poseidonians que hicieron del escenario un carnaval. Su aparición dejó al público, a medio camino entre la calle y el recinto apurando el pitillo, cuanto menos sorprendido con su estética entre Fiebre Del Sábado Noche y Thriller, con camisas hiperceñidas, pantalones no menos ajustados y muchas pelucas afro. Sin salirse del personaje arrancaron su repertorio de reggae, rock y demás estilos para que el calor volviera a las primeras filas y más allá de la cadencia habitual el personal arrancara a saltar. Antes de tocar ´Mr. Sheriff´quisieron dedicársela “al antiguo representante del consistorio, al señor Javier”. Tenían una sorpresa que presentar para su tema ‘Fuego’, junto a la percusión del djembé tomaron el centro del escenario una pareja de baile afrobrasileño. Entre el vertiginoso ritmo de la percusión, los bailes y el funki que Poseidonians fusionaba, se despidieron del público sorprendido y entregado.

Más Sound System para amenizar el receso mientras nuevo público seguía llegando a la sala que cada vez tenía mejor cara. Si hay un referente indiscutible en la música reggae y la cultura rasta en general ese es Bob Marley, Survivers subió al escenario para versionar algunas de sus canciones. Una buena selección de músicos amantes del género, en su mayor parte de los Tostones que encabezaban el cartel a los que se suman Javier Mediavilla a la guitarra eléctrica y Aire Conesa a las voces. Un lujo de banda que con su toque personal hace un buen repaso a la discografía de Marley junto a The Wailers, no faltaron el mítico ‘Woman no cry’,`Work´‘Rat race’ o ‘Jammin’ entre otras, con un efectivo juego de voces que le aportan un toque exquisito a la mezcla.

Take Over Sound System traían un músico como sorpresa, el saxofonista vallisoletano Nacho Tomillo estuvo improvisando sobra las bases que pinchaba el Dj. Y volvió Reas al escenario para presentar a los cabeza de cartel. Desde que allá por el 2013 celebraran su XV aniversario los Tostones no se subían al escenario y el público que desde finales de los 90 les han ido siguiendo los pasos estaba ansioso por este momento. En aquellos años, cuando ningún grupo hacía reggae en la ciudad, aparecieron ellos que empezaban a jugar con este estilo y poco a poco se hicieron un nombre en Valladolid. Reggae cantado en castellano, letras combativas y espirituales, como ellos entendían el género, que poco a poco fueron dando forma a sus trabajos. En el 2000 publicaron ‘Sufrimiento’, más tarde ‘Ilusión’ y finalmente su último disco hasta la fecha ‘Combat reggae’ que vio la luz en 2010. La formación que salió al escenario, la de los últimos años, estaba compuesta por Dani a la voz y la guitarra, David ‘El Pelos’ a la batería, Juanma a los teclados, Tatsu y Guillaume alternándose al bajo, Marina ‘Nita Lalá’ a la voz, Dani a la trompeta, Iván al saxo y Jaime a la guitarra eléctrica. Aun con los años que han pasado gran parte del público fiel a la banda seguía al dedillo la letra de las canciones entre las que no faltó ‘Sol y Reggae’ que da nombre a la asociación organizadora del festival, ‘De qué vais’, ‘El General’ o ‘La Raíz’, aunque se echaron muchas en falta por la premura del tiempo. La sorpresa saltó cuando presentaron a otro de los fundadores, Púa, vocalista y percusionista desde los inicios de la banda que ahora sigue con su carrera en diferentes grupos. Tomó el micrófono con su espídica personalidad y verborrea para arrancar con ‘Reggaemanía’ que contagió al publico que coreaba cómplice cada propuesta. El tiempo no dejaba espacio para mucho más y el público se quedó con ganas de bises, parte de la banda forman parte también del grupo Seiskafés -que acaba de presentar su video ‘La Mordaza’ contra la represión de dicha ley- y tocaban esa misma noche en el festival solidario y reivindicativo Matazarock por lo que no había tiempo para más. No obstante, tanto Take Over Sound System como Nacho Tomillo continuaron con la música para que la fiesta no terminara en una noche confusa por el cambio horario.

No hay comentarios