Cadeal interpretando 'Levántate Morenita' junto a los invitados de la Villalar ReUnión. FOTO: Jorge Ovelleiro
Cadeal interpretando 'Levántate Morenita' junto a los invitados de la Villalar ReUnión. FOTO: Jorge Ovelleiro

Villalar es historia y reivindicación, no solo política, también cultural. Las jotas, independientemente de qué famoso político visite el monolito, son año tras año protagonistas. Para ahondar en esta proclama, por segundo año consecutivo y coordinada por el músico Jose Luis Gutiérrez, tuvo lugar la Villalar ReUnión, esta edición homenajeando a los históricos Candeal. Un gran elenco de músicos de la Comunidad ofrecieron un rico espectáculo juntando artistas protagonistas del pasado y el presente del folclore, augurando un gran futuro a esta música atendiendo a su proyección y reconocimiento .

Jose Luis Gutiérrez, artífice de esta ReUnión, fue presentando y dando la bienvenida al escenario al elenco de invitados: Cuco Pérez, Luis Delgado, Diego Galán y Jorge Arribas (Fetén Fetén), Javier Vielba (El Meister), Carlos Soto, Vanesa Muela, María Salgado, Carlos Beceiro y los grandes protagonistas del concierto, Félix y Toño, Candeal. Entre aplausos tomaron asiento en la gran mesa corrida que ocupaban en un lado del escenario, bien surtida de vino. Fernando Su a la guitarra, César Díez al bajo y LAR Legido a la batería ejercieron como banda de Gutierrez, comenzando el espectáculo con un repaso musicado de la gastronomía de la Comunidad.

Actuación de Fetén Fetén junto a El Meister. FOTO: Jorge Ovelleiro
Actuación de Fetén Fetén junto a El Meister. FOTO: Jorge Ovelleiro

El acordeonista segoviano Cuco Pérez fue el primer en ser llamado al frente del escenario, a quien se sumó después Luis Delgado, el multiinstrumentista que exhibe su rica colección en el Museo de la Música de Urueña. Gutiérrez introdujo a los siguientes invitados, Fetén Fetén, a quienes presentó como “uno de los grupos más internacionales de nuestro folclore”, de hecho acaban de regresar de girar por México. Junto al pandero de Delgado, Diego Galaz al violín y Jorge Arribas al acordeón, interpretaron su ‘Jota del Wasabi’. Siguiendo con los intercambio, Javier Vielba, conocido como El Meister, cada vez más entregado al folclore castellano con su proyecto en solitario, compartió con los Fetén una gran versión de su ‘Romance del burro listo’. Da la casualidad que Vielba y Jorge fueron compañeros de clase en el instituto Zorrilla de Valladolid, aprovechando para rememorar como entonces ya compartieron canciones aunque hasta esta reunión no habían compartido escenario.

Sin tiempo para preámbulos, Carlos Soto, “el flautista de Castilla y León”, como le presentó Gutierrez, subió al escenario para interpretar junto a El Meister la ‘Jota de Palmira’, una tradicional de la zona de Palencia que con atrevimiento se llevó a latitudes musicales más tropicales arreglándola con sonidos caribeños. “Me hace sentir un extraterrestre que nunca ha escuchado música”, dijo el anfitrión al presentar a la lagunera Vanesa Muela, una de las más veteranas del folclore pese a su juventud. Marcando el ritmo con el almirez y junto a la flauta de Carlos Soto, interpretaron ‘La cigüeña’, con los coros del público. Ya en solitario junto a la banda de Jose Luis Guitérrez, interpretó tres temas seleccionados tras una votación online. A continuación dieron la bienvenida a Carlos Beceiro del también histórico grupo La Musgaña, con su inseparable guitarra-bouzouki.

Fue el turno para la segunda voz femenina, la de María Salgado, que cantó junto a Beceiro ‘El día de hilar’, una canción que grabaron conjuntamente hace ya 20 años. Los coros y los bailes iban aumentando, aunque tímidamente, cuando la campa rompió en aplausos al presentar a los dos grandes protagonistas del espectáculo, Félix y Toño, es decir, Candeal. Agradecieron “este homenaje que no se si merecemos, bueno, sí que nos lo merecemos”, concluyó entre risas con la aprobación del público, antes de interpretar junto a Salgado ‘El tío Babú’, tradicional de Toro, tierra natal de la cantante.

Tras tres años apartados de los escenarios a causa de el ictus que sufrió Félix y del que se está recuperando, arropados por el gran elenco de invitados, volvieron a interpretar unas cuantas de sus rabeladas con un público ilusionado celebrando su vuelta, aunque fuera puntual. Encadenaron sus picantes e irreverentes coplas, animando al resto a improvisar otras, como hicieron Vanesa, María o Diego, que incluso repitió. “A ver si el ‘Levántate morenita’ se convierte en el himno oficial de Castilla y León de una santa vez”, aseguró Jose Luis Gutiérrez antes de concluir el espectáculo con la campa repleta de grupos bailando y cantando al ritmo de esta emblemática canción de Candeal y cerrando la programación de este Villalar 2018.

Villalar no es sólo folclore

La noche del domingo, como cada víspera del 23 de abril, estuvo protagonizada por la programación de conciertos que los sindicatos y partidos más combativos organizan. La memorable tormenta que transformó el suelo de tierra en un barrizal durante la tarde del domingo seguro que desmotivó a muchos asistentes, notándose una cantidad menor de público en las carpas pese a la nutrida oferta.

En la carpa de las Juventudes Comunistas, la fiesta la inauguraron los vallisoletanos Free City. Con un público al principio acostumbrándose al resbaladizo barro bajo sus pies, se encargaron de calentar debidamente el ambiente con su potente punk rock hasta que los bailes, pogos y saltos se hicieron con la carpa. Simultaneamente, en la carpa de Yesca, la banda de “fusión reivindicativa” Repercusión, a quienes siguieron, tras el tradicional desfile de antorchas, los directos de WavesOlasOndas y Free Mode.

Deskartados fueron los siguientes en actuar en la carpa del PCE, haciendo bailar con su divertido directo a un público que empezaba a estar perfectamente engrasado para afrontar la noche de fiesta. Desgraciadamente, ante la incredulidad de la banda y de sus seguidores, a las pocas canciones de comenzar la organización les indicó que tenían que finalizar su espectáculo por cuestiones de horario. Tras la desbandada de público, las actuaciones continuaron con La Vallekana Sound System, Gautxori y el rapero Mcinombre. El punk y el hardcore fueron la nota predominante en la carpa de Comunistas de Castilla Brea Bastards, Trapitxeos y Operación Ogro.

Mientras la fiesta se extendía hasta el amanecer y los primeros visitantes mañaneros aterrizaban en la campa, la segunda jornada arrancó antes del mediodía con el directo de Fetén Fetén en la campa, al que siguieron los de Vanesa Muela y María Salgado. Mientras, en las distintas carpas de partidos y sindicatos, los conciertos se sucedían, como el de Salvador Amor en la de Izquierda Castellana, Rumba con Tumbao en la de Comunistas de Castilla o Rumbeuros en la de CCOO. Pese a que el final de la programación lo marcaba la ReUnión del folclore, la fiesta aun se alargó hasta la noche con las actuaciones de HCK y las versiones punk de La Oreja del Gordo en el espacio de CNT.

No hay comentarios