Evaristo, cantante de Gatillazo, en un momento de su espectáculo. FOTO: Gaspar Francés
Evaristo, cantante de Gatillazo, en un momento de su espectáculo. FOTO: Gaspar Francés

Mientras los ‘triunfitos’ abarrotaban hasta límites desorbitados la Plaza Mayor, el punk rock triunfó en la playa con los directos de Gatillazo -encabezados por el mítico Evaristo de La Polla Records-, Hurracos’s Massacre, Malavita, Mala Reputación y Konsumo Respeto. La primera de las dos jornadas organizadas por la Asamblea Popular de Fiestas de Valladolid, ambos sábados de fiestas, fue la alternativa rockera durante la noche de ayer llenando las pistas deportivas de Moreras.

La visita de Evaristo Páramos, cantante de la mítica La Polla Recors, ahora al frente de Gatillazo, su actual formación, hizo disfrutar y desfasar con su lección de punk rock de la vieja escuela, sin pelos en la lengua y la distorsión bien alta en las guitarras. Canciones como ‘Mucha muerte’ o ‘Esclavos del Siglo XXI’ de la actual formación sonaron junto a míticas de La Polla como ‘Txus’ o la que cerró el concierto, arengas antipoliciales incluidas, ‘Odio a los partidos’.

 

Cuando no llevaba ni la mitad de su espectáculo, una joven saltó al escenario hasta llegar junto a Evaristo en mitad de uno de los temas. Trató de arrebatarle el micrófono hasta que éste cortó la canción e incluso la ofreció que interviniera. Cuando la seguridad privada del evento trató de sacarla del escenario el cantante intercedió para que no fueran ellos sino la organización quien la invitara a marcharse y así seguir el concierto, aunque la joven se resistió hasta que finalmente abandonó las tablas.

Durante todo el concierto, aunque Evaristo vistiera la elástica de la selección portuguesa de futbol, el bajista y uno de los guitarristas llevaban la camiseta del recién estrenado centro social La Molinera, cuyos representantes subieron al escenario para presentar al público su proyecto y lanzar una camisetas como regalo. Durante toda la noche, junto a los stands de las bandas, en la mesa informativa de La Molinera se vendieron camisetas y recogieron donativos para financiar la instalación solar mediante la que pretenden lograr su independencia energética.

Parte del público durante el concierto de Gatillazo. FOTO: Gaspar Francés
Parte del público durante el concierto de Gatillazo. FOTO: Gaspar Francés

Si durante el resto de conciertos el público fue yendo y viniendo, durante el de Gatillazo el aspecto de las pistas deportivas de Moreras era exuberante, a quienes habría que sumar otros cientos que nutrían el irreductible botellón del césped de la playa. Las tres carpas que servían bebida y comida acusaron la aglomeración, con los grifos de cerveza a máximo rendimiento, e inabarcables colas en todas las barras.

Antes de este espectáculo, por el escenario pasaron Hurracos’s Massacre, Malavita y Mala Reputación , que contaron además con la colaboración de Peib de los vallisoletanos Free City, en lo que fue “un sueño cumplido” para él, tal y como reconoció al despedirse. El broche final lo pusieron Konsumo Respeto, aportando un divertido toque de gaita a las guitarras y bajos imperantes durante la intensa noche de rock en la playa de Moreras.

El próximo sábado 8 será la segunda entrega de la programación de la Asamblea Popular de Fiestas de Valladolid, esta vez con los conciertos de Sínkope, Sherpa, Ars Amandi, The Night Before y Ashra.


Noticias relacionadas

El rock se abre paso en las fiestas de Valladolid

El punk protagoniza la primera jornada del segundo Pucela Rock

El segundo Pucela Rock se despide a base de metal

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios