Participantes en el II Festival Solidario The Right to be Wild en La Piel del Oso. FOTO: Jorge Ovelleiro
Participantes en el II Festival Solidario The Right to be Wild en La Piel del Oso. FOTO: Jorge Ovelleiro

El proyecto de cooperación y desarrollo ‘The Right to be Wild’, que tiene como objetivo empoderar a la comunidad indígena Karen, desplazada a Tailandia desde su Birmania original, celebró este domingo 11 en La Piel del Oso su segundo festival solidario. Con las actuaciones de Carlos Soto, Maria Desbordes, Chuchi Cuadrado, Irene Crespo, Natalia Fustes, Andrea Garcy, The Walking Beard y The Son of Wood, recaudaron fondos para su iniciativa solidaria apoyando su campaña de crowdfunding en la red.

La Piel del Oso acogió el segundo festival solidario ‘The Right to be Wild’, que impulsa un programa para el empoderamiento de la etnia Karen en Tailandia, pueblo desplazado de Birmania (Myanmar) por su gobierno militar desde hace 40 años. En concreto actuarán en la comunidad cercana a la ciudad de Chiang Mai, donde pretenden impartir clases de inglés y fotografía.

El proyecto ‘The Right to be Wild’ impulsará el proceso de creación de libros con sus leyendas, involucrando diferentes procesos sociales y aprendizajes que les sirvan de manera individual para su independencia y experiencia vital. Los libros, además de servir como herramienta didáctica en su proceso de creación y en su propio fin, servirán para exponer la identidad indígena en un producto final que puede comerciarse, y con ello crear puestos de empleo.

Los conciertos, con la colaboración de Meraki, las encargadas del micrófono abierto de La Piel del Oso, comenzaron con las cantautoras vallisoletanas Natalia Fustes y Andrea Garcy. Alternando canciones de una y otra, a dúo o en solitario, ofrecieron un espectáculo basado en su destreza a la guitarra, juegos de voces y una lírica emocional y autobiográfica. Los salmantinos The Son of Wood fueron los segundos en subir al escenario, después de interpretar la primera en acústico desde la puerta del local y entre el público, dejando claras su influencias versionando a La MODA y haciendo gala de una hermosa voz también en sus composiciones propias.

El impulsor del festival, el salmantino Marco Hernández, fue el siguiente en actuar con su proyecto The Walking Beard. Con una propuesta que aúna, desde la canción de autor, la tradición y la lucha social, acabó su actuación a base de panaderas y ritmos de pandero cuadrado. Acercándose ya el final de la noche de directos subieron al escenario Carlos Soto, Maria Desbordes y Chuchi Cuadrado. Comenzaron con uno de los temas del disco ‘Exil’ de la bretona, que dedicaron a los Karen, recordaron el crowdfunding que tienen en marcha para editar ‘Tierra de Nadie’, el que será segundo disco de Castijazz. Irene Crespo, cantante y guitarrista de Erizo Sibarita, fue la última en compartir sus canciones a beneficio de ‘The Right to be Wild’ antes de culminar la noche con una jam session improvisada por los artistas que pasaron por el escenario de La Piel del Oso.


Noticias relacionadas

Carlos Soto lanza el crowdfunding de ‘Tierra de Nadie’ el nuevo disco de Castijazz

El folclore reconoce su pasado, valora el presente y augura un gran futuro en Villalar

Dos horas de música por los damnificados por el terremoto de Ecuador

No hay comentarios