Manifestación de CGT a su paso por la calle Lopez Gomez. FOTO:Gaspar Francés
Manifestación de CGT a su paso por la calle Lopez Gomez. FOTO:Gaspar Francés
CGT ha vuelto a la calle, tras la manifestación del 1º de Mayo y la petición de readmisión de 'Pascu' -trabajador de IVECO-, y lo ha hecho con un recorrido de denuncia sobre la situación del empleo en el país tras una pancarta: 'No me engañas, no me callo, no me rindo'. 
El recorrido se inició en la plaza de Madrid, donde se encuentra la sede de la CVE y de CCOO, "dos de los culpables de esta situación de precariedad, temporalidad, cierre de empresas, flexibilidad, privatizaciones, rebaja de salarios...", según CGT.
 
En la sede de la patronal dejaron la primera de las misivas que repartirían durante el trayecto. "Se trata de una contestación al presidente de la CEOE, Juan Rosell, que ha dicho que: 'El empleo fijo es del siglo IX'.
 
La siguiente estación fue en la calle Santuario ante  el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación(SMAC), "un servicio que va a ser privatizado, una herramienta de las trabajadoras que va a dejar de tener un criterio objetivo para estar en manos implicadas en aquello por lo que intenta mediar", sostiene el sindicato anarco libertario.
De allí la comitiva formada por un centenar de sindicalistas se encaminó al Ayuntamiento a registrar "un escrito de denuncia por las privatizaciones y solicitando la remunicipalización de servicios".
Después la marcha de CGT se dirigió a VACOLBA, empresa de Telemarketing que "se caracteriza por explotar a sus trabajadoras hasta extremos casi esclavistas". Aquí ningún responsable de la sociedad quiso recoger el escrito específico elaborado por el sindicato y que fueron dejando en cada una de sus paradas. "No lo recibieron porque dicen que estamos llamándoles expolotadores a la puertas de la empresa, en la calle Santiago", comentó Jesús Niño.
En las 'estaciones' del SMAC y en VALCOLBA, los manifestantes montaron un divertido teatrillo reivindicativo. 
El recorrido finalizó en la plaza Zorrilla, donde se dio lectura a un manifiesto sobre el motivo de la lúdica protesta.

No hay comentarios