Juan Antonio Bonachía

El Claustro de la Universidad de Valladolid (UVa) ha perdido a uno de sus miembros destacados: Juan Antonio Bonachía Hernando, catedrático de Historia Medieval. A su valía profesional, en la que destacaba entre otras consideraciones su preocupación por su papel  como historiador en la sociedad, se unía una personalidad humana acorde con su nombre: 'Bona', para los amigos. La muerte le sorprendió el domingo, a los 63 años.

Al pronunciar Bona ya se sabía que nos estábamos refiriendo a  Juan Antonio Bonachía, a quien lo definía su apellido. Era una persona amable, buena, afable, tolerante... por lo que los que nos hemos sentido sus amigos nos bastaba  el apócope 'Bona'.  No cabían en él los tratamientos académicos.

Juan Antonio Bonachía Hernando (Burgos, 1953) se licenció en Filosofía y Letras (Historia) en la UVa en 1975. Becario del Plan Nacional para la Formación de Personal Docente e Investigador (CSIC. 1976-1978). Doctor en Historia en 1987. Catedrático de Universidad desde 2011... Su actividad docente e investigadora supo compatibilizarla con la dedicación a la gestión universitaria. Así formó parte del Decanato de Letras como vicedecano (1992-1996), director de Departamento (1996-1998), Secretaría General de la Universidad con Jesús María Sanz Serna (1998-2006)...

'Bona' formó parte del potente Departamento de Historia Antigua y Medieval de la UVa, junto a Julio Valdeón Baruque (desaparecido en 2009) o Isabel del Val Valdivieso. Con ellos, o en solitario, son muchos los artículos, colaboraciones, reseñas, libros, proyectos de investigación publicados... Sin embargo, destacaría su preocupación más allá de los legajos  por el papel de historiador en la sociedad. Sin restar importancia a sus aportaciones -empezando por su tesis 'El señorío de Burgos durante la Baja Edad Media (1255-1508)', dirigida por Valdeón-, cabe mencionar su proyección e implicación social, de la que es un buen ejemplo la entrevista que junto con el profesor y compañero Juan Carlos Martín Cea realizó en 2007 a Julian Casanova Ruiz, catedrático del Departamento de Historia Moderna y Contemporánea de Zaragoza, para la revista 'Edad Media. Revista de Historia', de la que fue director. En ella se contienen reflexiones sobre la Historia, los historiadores, la universidad, las distintas alternativas historiográficas, la cuestión de género... Es decir: el oficio del historiador dentro de la sociedad. Algo, por desgracia, que no suele ser objeto de preocupación muy común entre los intelectuales de este país, acomodados en su particular torre de marfil.

Hace un año, aproximadamente, a 'Bona' se le detectó un cáncer de pulmón. Desde entonces ha convivido y luchado contra él sin perder nunca, si cabe acentuado, el carácter que definía su apellido. Consciente de su situación, aprovechaba cada segundo como si fuera el último en cada encuentro casual por la calle, cuando salía a dar un paseo. Desde hace unos días se encontraba hospitalizado. El domingo 21 fue el último para su compañera Nieves, sus hijos Pablo y Clara, y para todos sus amigos. Su pérdida nos deja un poco más huérfanos. Como escribió José Manuel Caballero Bonald: "¿A quién le pediremos/ cuentas, qué tribunal podría/ purgar la podredumbre de la historia?".

1 comentario

  1. Muchas gracias por tus palabras, Fernando. Resultan muy reconfortantes para sus familiares. Ver que todo el mundo le apreciaba tanto y que su pérdida va mucho más allá de la simple amistad, nos recuerda el vacío tan grande que ha dejado. De verdad, muchísimas gracias.

Comments are closed.