Fachada del colegio Cardenal Mendoza. FOTO: Google
Fachada del colegio Cardenal Mendoza. FOTO: Google

Tras 9 meses de reuniones y trabajo, la futura Casa Feminista de las Mujeres de Valladolid está cada vez más cerca de ser una realidad. La casa del conserje del colegio Cardenal Mendoza es el emplazamiento que se postula como principal candidato a falta de conocer los detalles finales de la cesión, tanto de las concejalías de Igualdad como de Urbanismo, con lo que tomarán la decisión definitiva el próximo miércoles 25 de enero.

“El cuerpo nos pide ya ir cerrando temas importantes y echar a andar el proyecto”, la asamblea para la creación de la Casa Feminista de las Mujeres de Valladolid lleva ya 9 meses de trabajo con numerosas reuniones, tanto internas como con el Ayuntamiento, para armar un proyecto consistente y consensuado.

El pasado lunes 15 de enero tuvieron su última reunión con la concejala de Igualdad, María Victoria Soto, a la que también asistió la nueva directora del área, Mónica Martín, en la que confirmaron que la casa feminista está presente en las partidas presupuestarias para 2018. Aunque el detalle más importante es el que está aun por decidirse, dónde se ubicará. En otra reunión, esta vez con el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, que se comprometió a estudiar la posibilidad de adaptar la casa del conserje del colegio Cardenal Mendoza para que sea accesible para personas con movilidad reducida.

Tras lo hablando en estas reuniones y con los detalles que esperaban conocer sobre la cesión, como el tiempo o las condiciones económicas y de suministros, han convocado una asamblea en la que presumiblemente tomarán la decisión definitiva. Será el próximo jueves 25 de enero, a las 19 horas, en el Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero.

Durante estos meses de compás de espera, el trabajo de la asamblea ha continuado para desarrollar el proyecto, tomar decisiones y fortalecer el grupo, aspecto en absoluto menor a gestionar grupos de personas que han de tomar decisiones o llegar a acuerdos. Durante las pasadas navidades hicieron una encuentra entre todas las mujeres que han pasado este tiempo por la asamblea, con el fin de conocer su sentir respecto al proyecto.

En su última asamblea también dedicaron un espacio a seguir auto-formándose con un taller de toma de decisiones y dinámicas participativas “para que nuestra asamblea tenga herramientas para dar cada uno de nuestros pasos de forma consensuada y coherente” y con la intención de superar el modelo de votación por el que las minorías deben someterse a la decisión de la mayoría, en una apuesta por el consenso: “un procedimiento más complejo pero que permite añadir los matices de todas las posiciones y lograr que todas estemos cómodas con las decisiones tomadas”.

La Casa Feminista de las Mujeres no estará en el Centro de la Igualdad

No hay comentarios