Protesta de vecinos de La Overuela. Foto: Gaspar Francés
Protesta de vecinos de La Overuela. Foto: Gaspar Francés

AUVASA estudiará las sugerencias y quejas posibles de acometer sobre el cambio de líneas, ha informado hoy el Ayuntamiento al tiempo que se celebraba una segunda protesta vecinal en la calle, en este caso de La Overuela, en contra de la remodelación implantada este mes.

Mientras el alcalde, Óscar Puente, el concejal de Movilidad, Luis Vélez, y técnicos de AUVASA se reunían en el Ayuntamiento, un centenar largo de vecinos de La Overuela se concentraban ante el Hospital Clínico Universitario, parada eliminada con el cambio introducido en las líneas de autobús desde el 2 de enero.

Desde el Ayuntamiento se informa que "AUVASA estudiará las sugerencias y quejas que sean posibles de acometer de las aproximadamente 300 que se han recibido en este primer mes de funcionamiento de la reordenación de líneas de autobús en Valladolid, cuyo balance general, es positivo", según Luis Vélez.

Tras la protesta de los vecinos de San Pedro Regalado-Los Viveros del pasado sábado, hoy han sido los de La Overuela los que se han echado a la calle para protestar contra la modificación de líneas de autobús.

'La Overuela no es un barrio de tercera', 'La Overuela es un barrio de Pucela' y 'El autobús lo queremos hasta aquí', han gritado esta mañana decenas de vecinos concentrados. La cita, señalada por la Asociación de Vecinos La Isla de La Overuela, era a las 12 del mediodía. A esa hora cerca de medio centenar de personas esperaba impaciente la llegada del resto de vecinos, que lo haría 15 minutos más tarde andando y desde la Plaza de Fuente Dorada, con una pancarta y numerosos carteles con 'No a la 18/14'.

El encuentro de los dos grupos ha ido acompañado de los gritos 'Sí, sí, sí La Overuela ya está aquí' y 'La Overuela solución', que han sido coreados intercalados con sonoras pitadas dirigidas al concejal Luis Vélez, a quien le han recordado que "siguen en la lucha".

"Desde el mes de mayo del año pasado nos hemos reunidos en cinco ocasiones con el Ayuntamiento; la primera cuando no estaba planteada la reordenación de líneas. Nuestras peticiones no son nada del otro mundo, son muy normales: recuperar el recorrido de la línea 18, media hora de frecuencia, implantación de un Búho [que el Ayuntamiento parece dispuesto a aceptar] y que el autobús vaya hasta Puente Jardín a la ida y a la vuelta", manifestó José Antonio Mata, presidente de La Isla.

"Lo que han hecho es un insulto a la inteligencia, además de un agravio comparativo con otros barrios. Con el recorrido nuevo la gente ha dejado de coger el autobús. Para colmo, en Tafisa hay Zona Límite de Taxi, lo que les hace prohibitivos", comentó Isabel vecina La Overuela.

Mata subrayó la contradicción que supone que "el Ayuntamiento, por un lado, hace campañas para que no se utilice el coche particular por razones de contaminación y, por otro, te obliga a tener que cogerlo".

"Somos 1.500 vecinos aislados", denunció el presidente de la asociación vecinal, que ha leído un comunicado: 'Nos han hecho la 18/14', que recoge "el descontendo y enfado de usuarios y usuarias especialmente los realizados en la nueva línea 14 antes línea 18".

"Este malestar es causado por la pérdida de las paradas de los servicios médicos del Hospital Clínico y Residencia, centros médicos que son de referencia de barrios como la Rondilla, la Victoria y La Overuela, entre otros", se dijo.

"El cambio de recorrido y la pérdida de estas paradas", añadió Mata, "obliga a los usuarios a realizar un periplo de transbordos y esperas que pueden alcanzar hasta más de una hora y cuarto en llegar a destino, como es el caso de los usuarios y usuarias del barrio de La Overuela".

En el comunicado se hace hincapié en los usuarios de estos centros médicos, "algunos de ellos con tratamientos prolongados. También afecta a los familiares de las personas hospitalizadas que se ven perjudicadas en el retorno a sus barrios de residencia. Pero los y las más perjudicados y perjudicadas por esta modificación de línea son las personas afectadas por discapacidad o de movilidad reducida que se encuentran con el mismo inconveniente y problemática".

La Overuela considera que la modificación realizada en la línea 18/14 no es adecuada al servicio que los usuarios necesitan. "Demandamos, porque tenemos derecho y por eso pedimos de los responsables municipales, que escuchen esta nuestra protesta, que reclama un servicio de transporte público eficaz que cubra las necesidades de la ciudadanía y recuperen el recorrido de la anterior línea 18 y las paradas de servicios médicos".

Tras la lectura del comunicado, arreciaron los gritos de 'No a la 14', y los vecinos votaron mano alzada el continuar con las protestas, el próximo viernes. A las 19.20 horas se subirán al autobús en el barrio con destino al centro.

La concentración se disolvió con la única incidencia de la identificación de la Policía Nacional a una menor por pegar un cartel en un autobús.

Estudio municipal

El concejal de Movilidad, Luis Vélez, reconoció que los cambios siempre “distorsionan los hábitos” de la ciudadanía, pero señaló que "las modificaciones que puedan emprenderse a raíz de las quejas recibidas serán las que sean razonables y posibles, ya que no todo se puede hacer con los actuales recursos".

En este sentido, afirmó que esos cambios "no terminarán nunca, porque la empresa de transporte público está en constante evolución y siempre hay margen para mejorar. Siempre estamos dispuestos a dialogar y negociar”, dijo, si bien también recordó que las mejoras “normalmente no son noticia, y en cambio, sí lo son las reclamaciones que denuncian lo contrario".

Vélez valoró de forma positiva la remodelación que, según él, "ha sumado 34.000 usuarios en el transporte urbano colectivo con respecto al mismo mes del año pasado".

El concejal manifestó que una mayor frecuencia en la línea de La Overuela "no es posible en este momento", pero sí dio a conocer que desde el día 2 de enero hay un autobús de refuerzo a las dos y media de la tarde que traslada al barrio desde la calle Dos de Mayo a los chavales que salen de los institutos en el centro.

Por otro lado, se refirió a la parada que este mismo barrio reclama desde el Hospital Clínico, y que “apenas tenía viajeros, concretamente, los datos de 2017 señalan 3,4 viajeros al día, de modo que hay muchos servicios diarios a los que no se subía nadie en esa parada, así pues, hay que optimizar los recursos en base a la demanda que existe”, y en todo caso, anunció, se intentará que el Búho llegue a La Overuela, petición que, en cambio, sí parece “razonable”.

Claudio Moyano

El concejal se refirió asimismo a la prueba realizada el pasado jueves, sacando los servicios de autobús por la calle Miguel Íscar para evitar el giro en la calle Claudio Moyano que también ha sido objeto de quejas. En este sentido, señaló que los resultados de las pruebas han sido positivos, pero se esperará a testar más a fondo durante el mes de febrero para confirmar los cambios, ya que el día que se hicieron las pruebas fue un día complejo, con lluvia.

San Juan de Dios

Asimismo, Vélez añadió que hace unos días se mantuvo un encuentro con el centro San Juan de Dios para explicarles los servicios concertados con la empresa Cabrero, cuyo transporte regular desde Laguna de Duero ya atiende a las entradas y salidas de estas instalaciones desde el día 15 de enero, gracias a “las facilidades que ha dado la Dirección General de Transportes”, de modo que ese enclave tiene dos servicios por la mañana y dos por la tarde que atienden al colegio y al resto de dependencias de ese centro.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios