Manifestantes en una movilización contra la homofobia en Valladolid. Foto: L.F.
Manifestantes en una movilización contra la homofobia en Valladolid. Foto: L.F.

“El delito contra la integridad moral cuya existencia sostiene el recurrente, no concurren en el caso examinado. Las expresiones proferidas (Maricones, sidosos y pederastas) la agresión que sufrieron , no puede separarse del previo incidente existente entre las mismas partes que degeneró en insultos y agresión”. Así razona la Fiscalía de Valladolid su impugnación al recurso presentado por la Asociación Valladolid Diversa contra el archivo inicial de la denuncia presentada tras la agresión sufrida por una pareja en pleno centro de Valladolid el 18 de junio del año pasado.

El Ministerio Público entiende que “hay un enfrentamiento previo y ajeno a la condición sexual del recurrente que impide afirmar que los hechos ocurridos lo han sido por la misma” y así se lo hace saber al Juzgado de Instrucción 3, que ya archivó inicialmente el caso.

En un comunicado, Valladolid Diversa califica de “sorprendente” la decisión del Ministerio Público. “Entendemos que esto no impide que la agresión que sufrieron nuestros compañeros sea delito de odio. ¿En el caso de una agresión por violencia machista se tiene en cuenta si hubo una discusión previa de la pareja “ajena al género de la misma” y por eso deja de ser violencia machista? Lógicamente no. La violencia machista es violencia machista en cualquier contexto. Del mismo modo una agresión homófoba también es una agresión homófoba independientemente de que haya una discusión previa. No cabe duda de que si la estética o la expresión de género de Álvaro y Jose Manuel hubiera sido otra, como por ejemplo cabeza rapada, botas militares y no darse la mano, no se habrían dado esas agresiones ni mucho menos esos insultos, que fueron claramente homófobos”, indica el colectivo.

Valladolid Diversa, a la vista de este pronunciamiento de la Fiscalía, entiende que “la jueza que lleva el caso previsiblemente rechazará el recurso, ya que es la misma que desestimó que fuera delito de odio, y para colmo de males ahora encima la apoya la Fiscalía”. “En caso de que eso ocurra, desde Valladolid Diversa apoyaremos a nuestros compañeros y les animaremos y acompañaremos con su recurso a la siguiente instancia judicial ya que, fue la orientación sexual de las víctimas lo que hizo que el encuentro con los agresores pasara de palabras tranquilas a insultos, amenazas y por último a la agresión física. Y además, la agresión fue producida por su orientación sexual, por tanto, es un delito de odio. Debe reconocerse como tal y contabilizarse correctamente en los informes sobre delitos de odio. Demasiado bajo es el porcentaje de agresiones homófobas que se denuncian (10%) como para que encima las pocas que se denuncian caigan en saco roto por culpa de la administración”, sostienen.

Para el colectivo, “ningún caso de homofobia debe quedar impune. Las personas homófobas no deberían sentir amparo y defensa dentro de nuestro sistema judicial, porque esa sensación de impunidad las anima a seguir atacándonos. El sistema judicial debería perseguir y condenar sus actos. Las agresiones homófobas afectan a todo el colectivo. Cada vez que un homófobo agrede a una persona por tener una orientación sexual diversa, es un ataque contra todas las personas de Géneros y Sexualidades Diversas”.

“Lamentamos la decisión de la Fiscalía de Delitos de Odio, ya que parece una impugnación hecha con prisa, sin ganas, en la que no ha expresado siquiera su apoyo a las personas de Géneros y Sexualidades Diversas (GSD), personas que pertenecemos a un colectivo discriminado. Es lamentable que desde la Fiscalía defiendan a los homófobos. Creemos que esa impugnación es más propia de cualquier fiscal que desconoce y no está sensibilizada con los delitos de odio. Lo que nos lleva a cuestionarnos si las personas GSD de Valladolid podemos considerar a la Fiscalía de Delitos de Odio como una aliada o si directamente sería mejor que no existiera”, llegan a indicar en su comunicado.

“A la vista de todo lo ocurrido, y de lo que queda por llegar, podemos decir que todavía queda mucho por sensibilizar a todos los niveles, también en la Justicia, ya que ni siquiera la Fiscalía de Delitos de Odio se muestra sensible a la discriminación que sufrimos las personas GSD y que muchas veces se materializa en insultos, amenazas y agresiones físicas”, comenta Valladolid Diversa antes de convocar una concentración para mañana, sábado, día 3 de febrero a las 20:00 horas en Fuente Dorada, “para seguir reivindicando justicia y dignidad para las personas GSD”. “Queda mucho por hacer y la única forma de conseguirlo es seguir luchando todas unidas”, indican.


Noticias relacionadas:

Agresión homófoba en pleno centro de Valladolid al grito de "maricones, sidosos y pederastas"

Cuando la Justicia te da la espalda y es cómplice de la homofobia

No hay comentarios