El concejal de Hacienda, Antonio Gato, en una intervención en un pleno. Foto: Gaspar Francés
El concejal de Hacienda, Antonio Gato, en una intervención en un pleno. Foto: Gaspar Francés

El Ayuntamiento de Valladolid mantenía a 31 de diciembre de 2017 una deuda viva total de 97 M€, la más baja de los últimos veinte años, situándose por debajo de los 100 millones de euros. Esto supone un nivel de endeudamiento del 38,8% de los recursos ordinarios liquidados en el ejercicio anterior, muy alejado del límite máximo del 110% que permite la legislación. La deuda se ha reducido en 2017 en más de 10 M€, y en 31 millones desde el inicio de la legislatura actual.

Este es solo uno de los apartados del informe emitido por el Interventor Municipal en el que explica al Ministerio de Hacienda que se han cumplido los criterios de la Ley Montoro y que si bien tiene carácter provisional hasta que se apruebe la liquidación del presupuesto, anticipa con muy alta probabilidad el resultado final de la gestión económico-financiera del Sector Público Municipal en el pasado año.

El concejal de Hacienda y Promoción Económica Antonio Gato señala que los datos que se incluyen en el informe ponen de manifiesto, por tercer año consecutivo, la “solidez económica y financiera” del Ayuntamiento, lo que "acredita una forma de gobernar viable y sostenible también en materia económica, que permite afrontar el futuro con tranquilidad".

Asimismo, Gato lamenta nuevamente que, debido al corsé que supone la denominada “regla de gasto”, Ayuntamientos como Valladolid, que cumplen holgadamente con todos los requerimientos legales de estabilidad presupuestaria, tienen un bajo nivel de deuda, así como una tesorería saneada, “no puedan acometer mayores inversiones sin restricciones ni incrementar el gasto corriente necesario para mejorar los servicios públicos municipales y la atención de los ciudadanos”.

Según los datos del informe, el Sector Público Municipal del Ayuntamiento de Valladolid cumplirá en 2017 con el objetivo de estabilidad presupuestaria al presentar un superávit de 23,5 M€, dos millones y medio menos que en 2016. Por entidades sobresale especialmente el propio Ayuntamiento, que liquidará el año con 23 millones de euros de superávit.

Hay que recordar que el Sector Público Municipal lo constituyen el propio Ayuntamiento, sus Organismos Autónomos Fundación Municipal de Cultura, Fundación Municipal de Deportes, y SEMINCI; las Sociedades AUVASA y Mixta de Promoción del Turismo; las Fundaciones privadas Teatro Calderón, Museo Patio Herreriano, Museo de la Ciencia de Valladolid y Casa de la India; y la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero.

El Ayuntamiento dispondría así en 2018 de esta cantidad para financiar nuevas inversiones de las consideradas como financieramente sostenibles (IFS), único destino alternativo a la amortización anticipada de la deuda que prevé la legislación para el superávit. Este límite puede verse reducido si la previsión de liquidación del presupuesto de dicho año fuese inferior a esos 23,5M.€

Cumple asimismo con el objetivo de la regla de gasto, situándose el gasto computable de 2017 en 5,1 millones por debajo del límite máximo establecido para dicho año, que era de 222 M€. El Ayuntamiento, con más de cuatro millones por debajo del límite, es el que contribuye en mayor medida al cumplimiento de esta regla.

En 2017 la variación del gasto computable de las Corporaciones Locales no podía superar el 2,1 por 100 sobre el año anterior. El Ayuntamiento, junto a sus entes dependientes, tenían en 2017 un techo de gasto es de 222 M€.

Se cumple así la regla de gasto por tercer año consecutivo, revertiendo así la situación registrada en la liquidación del Pto. de 2014, año en el que el Sector Público Municipal en su conjunto superó en 3,8M.€ el límite establecido –el denominado “techo de gasto”-, por lo que el Pleno del Ayuntamiento en sesión del 3 de marzo de 2015 tuvo que aprobar un plan económico–financiero para el año 2015, Plan que requirió la aprobación por la Junta de Castilla y León que ejerce la tutela financiera de las Entidades Locales de la comunidad autónoma.

El Periodo Medio de Pago en el mes de diciembre -que coincide con el del cuarto trimestre- de 2017 del conjunto del Sector Público Municipal ha sido de 3,6 días, y el del Ayuntamiento de 3,5 días, muy inferior por tanto a los 30 días -desde la conformidad de la factura o certificación- establecidos como máximo.

Además del cumplimiento de las denominadas “reglas fiscales”, el Ayuntamiento dispondrá en 2018 de un Remanente de Tesorería para gastos generales de 44 millones de euros, 2,6 M€ mas que el año anterior.

La diferencia positiva entre el Remanente de Tesorería para gastos generales (44 M€) y el superávit del ejercicio 2017 (23,5 M€) y que asciende 20,5 M€ facilitará la financiación de nuevas inversiones de cualquier naturaleza y gastos del presupuesto de 2018, siempre y cuando ello no implique sobrepasar el techo de gasto establecido para dicho año.

No hay comentarios