Sala de vistas en la que se ha celebrado el juicio contra la Asociación Rondilla esta mañana. Foto: úC
Sala de vistas en la que se ha celebrado el juicio contra la Asociación Rondilla esta mañana. Foto: úC

El control de socios en la Asamblea de la Asociación Rondilla en la que se cambió el sistema de votación para excluir de la Junta directiva a determinados socios históricos del colectivo fue únicamente “visual”. Así lo ha asegurado esta mañana la actual presidenta del colectivo vecinal, Carmen Quintero, en su declaración en el juicio celebrado esta mañana en el Juzgado de Primera Instancia 5 para determinar si la votación en la que se produjo la elección de la nueva junta directiva se ajustó a la normativa.

En el juicio, promovido contra la Asociación Rondilla por Ángel Bayón, Ángel Ceballos y Manuel Prieto -excluidos de la junta directiva-, Rosa Cascajo y Rocío Matilla, la actual presidenta ha reconocido que, al contrario de lo sucedido otros años, cuando se aceptaban todas las candidaturas presentadas para formar parte de la Junta Directiva, el año pasado ella sí que puso un condicionante: “Si Manuel Prieto (el ex presidente de la asociación) entra en la Junta Directiva, yo retiro mi candidatura”.

La asamblea objeto de análisis se celebró en dos sesiones. La primera (20 de febrero de 2017) tuvo que interrumpirse por culpa del horario del centro cívico donde se celebraba. En la segunda sesión (5 de marzo) es donde se produjo la votación impugnada. “Se controló a los votantes de forma visual. Llevo 40 años en la asociación y conozco a todos los socios”, aseguró esta mañana Quintero, que también explicó que su oposición a Manuel Prieto tiene su origen en que “boicoteaba e insultaba a la Junta Directiva” lo que “impedía trabajar”. “Por mi salud dije que si seguía él yo no seguía”, llegó a indicar.

En su interrogatorio también se pudo concretar que entre la celebración de las dos sesiones de la misma asamblea tuvo lugar una Junta Directiva, en la que se acordó plantear a los socios, en la reanudación de la asamblea, dos sistemas de votación para elegir a la Junta Directiva. Esos dos planteamientos fueron los que se sometieron a votación en la continuación de la asamblea, aunque, como también ha quedado acreditado gracias a los testimonios de distintos testigos presentados por las dos partes, no se llegó a controlar formalmente quién era o no socio y si estaba o no al corriente de pago para poder ejercer su derecho.

A preguntas del abogado de la Asociación Rondilla, Quintero aclaró que en el día de autos, se advirtió verbalmente a los que asistieron a la asamblea que no podían votar en caso de no ser socios, algo que “nunca hizo falta hacer en otras asambleas celebradas”.

En el juicio también compareció como testigo el secretario de la asociación, Roberto Lozares que coincidió con la presidenta al afirmar que el control de acceso de socios a la asamblea “no fue exhaustivo”, sino que “se hizo de forma visual”. “Este año sí que ha habido un control. No queríamos que nos pasara lo mismo”, llegó a indicar.

Como testigo propuesta por los demandantes compareció Julia Cristóbal Fuente, que declaró que vio “una asamblea organizada para echar a cierta gente”. “El recuento de votos fue un poco chapucero”, indicó antes de haber asegurado que entre los asistentes vio a “gente desconocida”.

También tuvieron que declarar como testigos la ex y la actual presidenta de la Federación de Vecinos Antonio Machado, María José Larena y Margarita García. Ambas, en condición de invitadas por la asociación, fueron las encargadas de proceder al recuento de votos. “Prácticamente estaban todos bien y en los que había alguna tachadura estaba claro cuál era el sentido del voto”, aseguró Larena.

Los últimos testigos fueron Isabel Sancho Pérez, una de las personas que se encargó de repartir las papeletas para que se produjese la votación impugnada y Luis Valles Bustillo, una de las personas presentes en la asamblea que pese a no ser socio votó alegando que la socia era su mujer.

Ambas partes elevaron sus conclusiones provisionales a definitivas. La defensa de la Asociación Rondilla solicitando el archivo de la demanda y la acusación, solicitando la anulación de los puntos de la asamblea relacionados con la votación.


Noticias relacionadas:

Rondilla cambia el sistema de elección de la junta directiva seguido durante 47 años para excluir a Ceballos, Bayón y Prieto

Calma tensa en la asamblea vecinal de Rondilla previa al juicio contra la directiva

No hay comentarios