Concentración de la Asociación de en Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León a las puertas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Foto: úC
Concentración de la Asociación de en Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León a las puertas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Foto: úC

Convocados por la Asociación de en Enfermedades Autoinmunes y Vasculitis de Castilla y León, decenas de afectados por este tipo de enfermedades se han manifestado esta mañana a las puertas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid para exigir a los responsables sanitarios de la Comunidad una “única unidad de atención” para este tipo de pacientes.

Enfundados en chalecos amarillos reflectantes y portando tres grandes pancartas en las que se podían leer mensajes reclamando la unidad de las consultas donde ahora se les atiende, los concentrados, entre los que se ha podido ver representantes políticos del PSOE y Podemos, han permanecido unos minutos a la puerta del hospital y luego han bajado la rampa para atender a los medios de comunicación.

Los manifestantes, que dejaron claro que su reclamación no pasa por la creación de una Unidad de Gestión Clínica, han recordado que ya hace un año que trasladaron sus quejas al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, sin que hasta el momento hayan obtenido ningún resultado.

De hecho, el pasado día 12 remitieron una carta abierta al consejero en la que le recuerdan que “el ‘movimiento’ de médicos especialistas en enfermedades autoinmunes en las dos áreas de Valladolid, generan una orfandad en los pacientes extraña de entender, ello unido a las diferencias sanitarias que se provocan por el mero hecho de pertenecer a un área u otra”. “Llevamos más de un año reclamando que la Consejería de Sanidad dé un trato adecuado a este tipo de enfermedades tan complejas, con una atención integral y continuada localizada en una única unidad para los dos hospitales, sin olvidar la investigación y la búsqueda de apoyo de toda la sociedad y hasta ahora lo único que se nos ha demostrado por su parte es que, además de ‘raros’, somos invisibles”, han denunciado.

Al menos hoy, con su protesta a las puertas del hospital Clínico, hoy su reclamación ha dejado de ser invisible. Solo resta que los responsables sanitarios la quieran ver y trasladen alguna solución a los afectados en la reunión que han solicitado el 1 de febrero y para la que a día de hoy no han tenido respuesta.

No hay comentarios