Fachada principal del Museo Patio Herreriano de Valladolid.
Fachada principal del Museo Patio Herreriano de Valladolid.

Las asistentes de sala del Museo Patio Herreriano de Valladolid han conseguido que el Grupo Norte les reconozca ahora la antigüedad al convertir sus contratos en fijos tras haber prestado durante años con un contrato por obra y servicio.

De las 14 trabajadoras que han iniciado una reclamación, 12 han alcanzado un acuerdo con la empresa que presta sus servicios para el museo municipal. En dos casos, sin embargo, la empresa no ha llegado a un acuerdo con las trabajadoras (en algún caso con 16 años de antigüedad) y se llegará a juicio.

El logro conseguido, sin embargo, no parece suficiente para las trabajadoras, que según denuncian aún carecen de convenio colectivo y soportan algunas condiciones laborales difícilmente explicables como “el plus de 0,60 céntimos por hora trabajada en festivos”.

Las trabajadoras, que acaban de ver cómo el Ayuntamiento saca a licitación el servicio de atención de Biblioteca y documentación del Museo Patio Herreriano, temen que ocurra lo mismo el contrato ahora en poder del Grupo Norte. En ese caso, reclaman que el Equipo de Gobierno tenga en cuenta su situación e introduzca en las cláusulas del pliego que se saque, alguna puntuación extra en caso de mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras contratadas como asistentes de sala.

El Museo Patio Herreriano continúa sin dirección 18 meses después de que en el pleno del Ayuntamiento se aprobase una moción para sacar dicho puesto a concurso público. Según fuentes municipales, actualmente se están ultimando los detalles de ese concurso en el que solo falta por acordar quiénes serán finalmente los que decidan quién de los aspirantes es el más adecuado para dirigir el museo.

No hay comentarios