El presidente regional del PP, Jesús Fernández Mañueco, no compareció a la invitación formulada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y Stop Desahucios 15M para hablar de la Ley de la Vivienda y conocer si el partido en el gobierno vetará su debate en el Congreso.

La silla, con la fotografía de Mañueco, instalada ante la sede regional del PP, en la calle María de Molina, permaneció vacía. Los activistas, cada 8 minutos, tiempo que se registra un desahucio en el país, hicieron sonar toda clase de instrumentos: silbatos, carracas, dulzainas... Entre medias, aprovecharon para leer la carta remitida al responsable del PP en Castilla y León anunciándole la cita; otro escrito dirigido a M. Rajoy o cantar la tabla de la PAH:

"1X1. Dación en pago.

2x1. Alquiler asequible.

3x1.Stop Desahucios.

4x1.Vivienda social.

5x1. Suministros básicos garantizados".

Las cinco demandas básicas están contenidas en el texto de la Ley de Vivienda registrada en el Parlamento el pasado día 10, y que el PP puede vetar su debate antes del día  15 de marzo.

A pesar de los llamamientos para que el encuentro pudiera celebrarse, el presidente regional del PP en Castilla y León no compareció. Incluso el grito de: 'Mañueco baja, que tenemos un sobre para tí', surtió efecto. Y los concentrados, entre los que se encontraba el procurador José Sarrión (IU-EQUO), arreciaron con gritos: 'Familia desahuciada, vivienda ocupada' y 'Ni un, ni un, ni un desahucio más'.

En todo momento, los activistas estuvieron vigilados por agentes de la policía nacional y local. Curiosamente en los primeros minutos, los policías se desplegaron ante las sedes de Bankia y Bankinter, que flanquean la sede del PP; después, algunos se introdujeron en el pasadizo que da acceso al local del partido en el Gobierno, mientras el resto permanecía en sus puestos.

Durante la concentración pasó por la otra acera el exalcalde León de la Riva, a quien los activistas le dedicaron algún piropo que otro.

No hay comentarios