Fachada de la Universidad de Valladolid.
Fachada de la Universidad de Valladolid.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha dictado una sentencia en la que obliga a la Universidad de Valladolid a volver a valorar los méritos de los aspirantes a ocupar una plaza docente que fue adjudicada de forma irregular.

En concreto, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCyL, con sede en Valladolid, ha anulado la resolución del Rector de la Universidad de Valladolid de 4 de noviembre de 2016 por la que se acepta la propuesta de provisión de una plaza de profesor Ayudante Doctor mediante un contrato laboral de interinidad, que se ha efectuado al amparo del procedimiento de contratación de profesorado con carácter de urgencia, cuya regulación se aprobó por Acuerdo de la Junta de Gobierno de la Universidad de Valladolid de 25 de mayo de 2000.

La Sala ha estimado el recurso de apelación interpuesto por una aspirante contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Valladolid de 30 de junio de 2017 y ha ordenado la retroacción de las actuaciones para que la Comisión de Selección evalué y motive adecuadamente la propuesta.

La Sala ha señalado que la mera publicación de la oferta de la plaza en el tablón de anuncios del Departamento y en el del Centro, tal y como se establece en el procedimiento indicado de contratación de profesorado con carácter de urgencia, no satisface las exigencias legales de publicidad de la oferta, como condición necesaria para asegurar el respeto de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad para el acceso a la función pública, máxime cuando en el momento actual las Sedes Electrónicas de las Administraciones Públicas, como la de la Universidad, que tiene desde 2012 Tablón de Anuncios Electrónico, permite cumplir esa exigencia con la necesaria agilidad que este tipo de procedimiento precisa para garantizar la continuidad de la impartición de la docencia.

Con esta resolución, la Sala ha atendido al motivo de impugnación alegado por la recurrente mediante el que se ponía de relieve que esa defectuosa publicación propiciaba que se produjera un claro caso de endogamia universitaria.

En el fallo se llega a indicar textualmente: “Resulta, especialmente, reprochable que en la resolución de 14 de noviembre de 2016 se indique a la recurrente que puede volver a alegar la recusación al interponer el recurso contra el acto que termine el procedimiento, cuando este se ha dictado antes y se ha publicado en el tablón de anuncios del Departamento y del Centro, sin notificárselo personalmente a pesar de que les constaba su domicilio en Murcia”.

“Anuladas las resoluciones del Rector (Miguel Daniel), procede ordenar la retroacción de actuaciones para que la misma Comisión de Selección efectúe el examen y valoración de méritos de los candidatos, justificando debidamente la puntuación que se otorga a cada uno, sin que baste la expresión de una cifra que cuantifique esos méritos, dado que por dos veces se ha cuestionado aquella y a efectos de controlar que se ha observado el límite constitucional de interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos”, se indica en la sentencia que no es firme y contra la que cabe recurso de casación.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios