Imagen de la barra de una de las casetas de la Feria de Día. Foto: Gaspar Francés
Imagen de la barra de una de las casetas de la Feria de Día. Foto: Gaspar Francés

Comisiones Obreras, UGT y la Asociación de Hoteleros de Valladolid han aceptado el preacuerdo alcanzado en la noche del pasado lunes día 26 de marzo en el SERLA y la huelga convocada en el sector de la hostelería vallisoletana para el Jueves y Viernes Santo queda desconvocada. Aunque la Asociación de Hostelería no se ha sumado al acuerdo, afecta a las 10.602 personas que trabajan en este sector.

“La satisfacción en el seno de CCOO por haber logrado este acuerdo ‘in extremis’ es enorme. No os podéis ni imaginar la de horas que hemos metido todas las partes en liza para tender puentes. Por fin se ha logrado un nuevo convenio que tendrá una vigencia de cinco años y que logra dar estabilidad a la hostelería de Valladolid y su provincia", señalan los negociadores. La única nota discordante, que ha sido la tónica general durante todo este tiempo, la han puesto los hosteleros. "Ha sido una pena que ellos no se hayan sumado al carro. Ellos sabrán el motivo. Lo importante es que el acuerdo ya está, y la situación de miles de profesionales de la hostelería en esta tierra se va a ver mejorada, que es lo que buscábamos”, ratifican desde CCOO servicios.

Una de las novedades arrancadas durante la larga negociación habida esta mañana en el SERLA (desde las 12 a las 14:30 horas), después de un encuentro con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, es la creación de la mesa por el Diálogo Sectorial de la Hostelería. “Creemos que es un buen foro de debate encaminado a mejorar las condiciones en este sector, y que a buen seguro nos ayudará a todos, trabajadores y empresarios. Ahora hay que dotarle de contenido y que lo que allí se acuerde se lleve a la práctica”, sostienen los protagonistas de este conflicto ya resuelto.

Lo más relevante de este principio de acuerdo se resume en la unificación de las actuales cuatro tablas o grupos laborales en una única de manera progresiva en el devenir de los cinco años. Pero además también tiene otra serie de puntos importantes: El convenio tendrá una duración de cinco años, desde 2018 hasta el 2022 e incluye subidas salariales que se reparten como sigue: Los del grupo 1, que son los que mejores condiciones salariales tienen, tendrán un incremento salarial de 1% durante cada uno de estos cinco años. A esta subida habría que añadir un 0,6% de complemento personal por cada ejercicio. Por lo tanto, todas las personas trabajadoras incluidas en este capítulo tendrán un alza económica del 1,6% por cada año.

Los del grupo 2 recibirán una subida del 2,47% por cada año de vigencia del convenio. Los del grupo 3 obtendrán una mejora del 3,20% por ejercicio. Aquí es donde se encuadran la mayor parte de los profesionales de la hostelería vallisoletana. Los del grupo 4 en dos años pasarán a formar parte del grupo 3. En estos momentos existe una diferencia con los integrantes del grupo 1 del 5,39%. Por lo tanto, en 2018 se les abonará el 50% de esta diferencia más una subida del 3,20%, y en 2019 otro tanto para dejar de existir ya este grupo y solo quedar tres. A partir del 2020 esta gente tendrá los mismos incrementos salariales que los del grupo 3.

Además, se adaptan todas las categorías a las existentes en el seno del Acuerdo Marco Estatal (ALEH- Acuerdo Laboral Estatal de Hostelería).

Para las camareras de piso se ha acordado que su plus de Intensidad laboral de 291 euros anuales sea introducido en su salario base. Además, también tendrán una subida salarial del 2% para cada año durante los cinco ejercicios del convenio. Aunque se trata de una subida considerable, pero no llega al de camarera o recepcionista. El seguro de accidentes pasaría de los 9.200€ actuales a los 25.000€. Se concede un día de asuntos propios por la celebración de la comunión de los hijos e hijas.

Por otra parte, se incluye un nuevo texto relativo a la manutención de las personas trabajadoras en el desempeño de su trabajo encaminado a tener menús más variados, más saludables y adaptados a las situaciones personales de cada profesional (celiacos, diabéticos…)

No obstante, está en el aire, y pendiente de atar, lo relativo a la incapacidad transitoria (IT). Lo que hay encima de la mesa es que por accidente profesional, enfermedad profesional, hospitalización e intervenciones quirúrgicas se abonara el 100% de los salarios a las personas afectadas. Por enfermedad común la propuesta que hay es la de dar el 100% del salario hasta el día 16, y a partir de esa jornada el 75% del mismo en la primera baja. En la segunda baja se recibiría el 75% en los primeros 15 días, y el 100% del salario total a partir del día 16.

Según los sindicatos, ahora, el siguiente elemento de lucha será el relativo al control de fichaje. “Todo está pendiente de lo que haga el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Si el fallo es positivo los hosteleros y en todos los sectores laborales no tendrán más remedio que acatar esta resolución, con lo que nuestra satisfacción sería enorme. De esta manera se vería culminada una reivindicación de muchos años, y totalmente necesaria para evitar la situación de desregulación que los/as profesionales de la hostelería sufren en esta Comunidad y en el resto del país”, ratifica Luis Sáez.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios