Altos mandos de la Guardia Civil posan tras la visita a la bodega Emilio Moro de Valladolid. Foto: AUGC
Altos mandos de la Guardia Civil posan tras la visita a la bodega Emilio Moro de Valladolid. Foto: AUGC

“¿Qué pensaría el Duque de Ahumada, fundador y primer director general de la Guardia Civil, si viera a “sus” altos mandos utilizando el uniforme para acudir a tan acto ajeno a la seguridad pública?”. Esta es la pregunta que con sorna se hace públicamente la Asociación Unificada de Guardias Civiles al denunciar públicamente que el pasado 29 de marzo “altos mandos de la Guardia Civil acudían haciendo uso del uniforme a unas conocidas bodegas vinícolas situadas en una localidad de la provincia de Valladolid”.

La visita a las bodegas Emilio Moro quedó inmortalizada en una fotografía a sus puertas ha irritado a los responsables del colectivo: “Estos altos mandos, en lugar de poner solución a los problemas que afectan al Cuerpo, se dedican a visitas que nada tienen que ver con la seguridad pública”, apuntan antes de recordar que son numerosos los ejemplos de estas prácticas, citando como ejemplo “la peregrinación anual a Lourdes de más de una docena de guardias civiles escogidos a dedo”. “Una expedición con carácter religioso con todos los gastos pagados por los ciudadanos”, critican.

Este asunto, según la Asociación, cobra aún más gravedad si se tiene en cuenta la escasez de personal y de medios que se padece desde hace años en la Guardia Civil. “Sin chalecos antibalas individuales, con vehículos con hasta 400.000 kilómetros, cuarteles cerrados por la reducción de plantilla, con un drástico descenso de las patrullas de la Agrupación de Tráfico, pabellones en estado ruinoso, instalaciones oficiales indignas, etcétera, se sigue sin embargo malgastando dinero y recursos en actos como la citada visita a la bodega, desfiles o peregrinaciones”.

Para AUGC “resulta absolutamente imperativo que desde el Gobierno se afronte de una vez por todas la modernización y democratización de la Guardia Civil, reconvirtiéndola en un cuerpo policial eficaz y centrado en su misión a la altura de lo que esperan de él los españoles”.

AUGC ha denunciado reiteradamente a lo largo de su historia el derroche crónico en la Guardia Civil en desfiles y otros fastos que no tienen que ver con la seguridad, “sino con la vanidad y la ostentación que tanto caracteriza al generalato que sigue gobernando el Cuerpo y a sus agentes con espíritu anacrónico y falto de adecuaciones a unas relaciones laborales modernas”.

El colectivo recuerda que la Guardia Civil es el único cuerpo policial, y de la Administración Pública, que no tiene establecidos turnos de trabajo con cadencias fijas que permita conciliar vida laboral y familiar, o la ausencia en la gestión de un área especifica de Recursos Humanos, así como Prevención en Riesgos Laborales; igualmente se tiene establecido un reparto de los incentivos al rendimiento que “abusa de la discrecionalidad, algo que repercute negativamente en la motivación para el servicio de los guardias civiles”.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios