Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina.
Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina.

"Un lobo de ocho meses acribillado a tiros, grupos organizados de furtivos que cazan con perros capaces de matar a jabalíes y osos jóvenes, batidas sin tregua ni control contra todo lo que se mueve, omisión absoluta de los convenios y directivas internacionales, y dejadez de la administración". Estos son los ingredientes de un cóctel que, según las organizaciones PACMA y FAPAS "está poniendo en peligro la fauna salvaje y erradicando la vida del lobo en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre", en la Montaña Palentina, un espacio natural protegido situado al norte de la provincia de Palencia, en la comunidad autónoma de Castilla y León.

"No vamos a consentir la permisividad con los violentos. Es por ello que hemos decidido presentarnos como acusación en las Diligencias Previas frente a cazadores furtivos en el Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre-Montaña Palentina; seguidas en el Juzgado 2 de Cervera de Pisuerga donde se llevarán las declaraciones el próximo lunes 9 de abril por los horribles hechos denunciados por un miembro del Fondo para la Conservación de los Animales Salvajes (FAPAS). Por supuesto, la representación legal de PACMA estará como siempre al pie del cañón. Al mismo tiempo, exigimos a las autoridades del Parque y a la Junta de Castilla y León una actuación seria y diligente que acabe con la presencia ilegal de los cazadores furtivos", señalan fuentes del colectivo animalista.

Según indican, los miembros de FAPAS "han corroborado la presencia de caza ilegal y descontrolada, con perros de gran fuerza, en este Parque Natural". "Los cazadores ilegales amenazan la vida de lobos, jabalíes y del resto de la fauna salvaje. Incluso, se teme por la vida de osos pardos jóvenes que habitan en la zona", afirman.

En un "horrible vídeo" grabado como prueba acusatoria, "se puede ver el ataque de uno de los perros usados por los cazadores ilegales a un jabalí y el enorme sufrimiento que le causa hasta su muerte agónica", hace constar PACMA.

"Ante todos estos hecho, nos unimos a FAPAS en su denuncia pública contra el absoluto descontrol por parte de la administración para evitar, perseguir y sancionar estas actividades ilegales que permiten que la caza furtiva sea el día a día en los parques naturales españoles. En este caso, exigimos a la Junta de Castilla y León que acabe con la caza ilegal que amenaza la existencia del lobo y otras especies en la comunidad. La vida de miles de animales no se puede quedar en los cajones de la administración", denuncian.

"Haremos ver a la administración que es vergonzoso que sean los propios ciudadanos anónimos quienes se ocupen de investigar y denunciar para defender la vida de los animales, cuando es a ellos a quien correspondería vigilar algo tan importante como la supervivencia de los animales de nuestros parques naturales", advierten.

No hay comentarios