Mesa presidencial de la asamblea de Cavecal celebrada hoy en el Ayuntamiento de Valladolid.
Mesa presidencial de la asamblea de Cavecal celebrada hoy en el Ayuntamiento de Valladolid.

“Los tiempos que corren no son fáciles para los vecinos y vecinas de nuestros barrios: continúa la devastadora crisis y, con ella, un pretexto claro para realizar recortes en Servicios Sanitarios, Servicios Sociales o Educación; así como en distintos derechos y libertades. En definitiva, lo que se está produciendo es un claro cambio de modelo que cuestiona y quiere eliminar importantes elementos del Estado de Bienestar que se habían logrado a lo largo de los años”. Esta es la reflexión que ha servido hoy de punto de partida para que los vecinos organizados de la Comunidad hayan decidido apostar por la puesta en marcha de “distintos procesos de apoyo mutuo comunitario y economía solidaria en distintos lugares de la Comunidad que, lejos de la caridad, luchan por la solidaridad y la justicia”.

Esta es una de las principales conclusiones que se pueden extraer de la XXVII Asamblea General de la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Castilla y León (CAVECAL) compuesta por 10 Federaciones de las nueve provincias de Castilla y León representando a unos 150.000 socios que se ha celebrado hoy en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Valladolid y a la que han asistido representantes de los diferentes partidos políticos y organizaciones sindicales y sociales.

Público asistente a la asamblea de Cavecal.
Público asistente a la asamblea de Cavecal.

Según explicó el presidente del colectivo al término de la asamblea, José María Collados, Cavecal “se ha encontrado con esta alarmante situación social en muchos de nuestros barrios, consecuencia de la reducción presupuestaria en los servicios públicos y la pérdida de derechos sociales vinculados a la reforma laboral y al encarecimiento de servicios universales, con medidas como el copago sanitario. Junto a esto, la falta de trabajo, la reducción de ingresos de los vecinos a pesar de tener empleo, los problemas con la vivienda, en especial las hipotecas, y otras situaciones, sitúan a cada vez más personas en posiciones dramáticas e insostenibles. Subidas de precios, tarifas variables y facturas eléctricas que nadie comprende, problemas relacionados con los servicios de telecomunicaciones, etiquetados más que confusos y desinformación en muchos otros temas relacionados con el consumo, no hacen más que dificultar los problemas de los vecinos-consumidores”.

Al margen de estos puntos, también se han abordado distintas resoluciones, como la recuperación de las autopistas para que provincias como Burgos o Ávila queden exentas de peajes, la dinamización de los parques tecnológicos que se construyen para quedarse vacíos o el problema de la despoblación.

No hay comentarios