Un técnico municipal explica los trabajos a realizar en el interior del Espacio Joven.
Un técnico municipal explica los trabajos a realizar en el interior del Espacio Joven.

Tras la paralización de la construcción del Espacio Joven de Rondilla hay algo más que un control de obra en el que se descubre que las pruebas de carga no habían tenido en cuenta que en la terraza de 400 metros cuadrados proyectada algún día tendrá que llenarse de gente. Tras ese decreto ordenando que paren los trabajos hay un ‘olvido’ más: 833 m2 de placas de fibrocemento con amianto cuya retirada y tratamiento no estaba contemplada en el Plan de Seguridad y Salud aprobado.

Así se hace constar en informe evacuado por el Área de Participación Ciudadana, Juventud y deportes del Ayuntamiento al que ha tenido acceso últimoCero.

El 6 de marzo de 2018 se emitió informe del jefe del centro de Proyectos y Obras sobre el Plan de Gestión de Residuos que “fue presentado en una archivo “pdf” sin firma digital”, con una “única firma escaneada que es ilegible” y que “corresponde, según su pie, a HARAL OBRAS Y SERVICIOS SL cuando el contratista adjudicatario es sin embargo la UTE HARAL 12 SERVICIOS Y OBRAS S.L. y CONSTRUCCIONES PRIETO SIERRA S.A.”, se hace constar literalmente a modo de introducción.

Otros extremos apuntados son más determinantes: “No solo no se identifican, sino que ni siquiera se hace referencia a los 833 m2 de placas de fibrocemento (que contienen amianto) a retirar, cuyo tratamiento y gestión detalla la unidad 1.1 del documento de Mediciones y Presupuesto, del Proyecto cuya ejecución ha sido contratada. Complementariamente en el presupuesto solo se refleja la Unidad 25.2 de dicho documento, sin aplicar la baja resultante de la adjudicación, y sin hacer referencia ni al coste de la gestión de dichas placas, con arreglo a la normativa sobre residuos peligrosos, ni al coste del transporte a planta de los residuos”.

El citado informe es contundente al apuntar que “el PLAN DE SEGURIDAD Y SALUD aprobado, a pesar de que en su página 6 se remite al proyecto de Rehabilitación de edificio en C/ Olmo 61‐63 para Espacio Joven Zona Norte, parte de la necesidad de demoler toda la cubierta (pg 29; DEMOLICIONES Y MOVIMIENTO DE TIERRAS) ni contempla expresamente los riesgos asociados a la retirada de las placas de fibrocemento existentes en su cubierta, definida en la unidad 1.1 del documento de Mediciones y Presupuesto de dicho Proyecto, o a trabajo de demolición alguno, ni los asociados al trabajo con otros residuos peligrosos”.

En cuanto a la estructura y la falta de previsión a la hora de realizar los cálculos para soportar la actividad que se prevé en el proyecto al retirar el tejado original, el informe apunta que “la realización los días 18 y 21 de diciembre de 2107 de una prueba de carga, en el marco del programa de control de calidad de la obras llevado a cabo por Incidec.SL, sobre un forjado del edificio en rehabilitación puso de manifiesto la existencia de unas limitaciones estructurales, no previstas en el proyecto definitorio de las obras contratadas”.

“A la vista del informe correspondiente a dicha prueba se ordenó al Contratista que los trabajos en la obra se centrasen en las unidades que no afecten a la estructura paralizando el resto”, se indica haciendo referencia a una reunión con representantes del Área de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes en la que se planteó “la necesidad reconsiderar el proyecto y definir un refuerzo estructural” y se acordó “la realización un programa de catas, sondeos, estudio y ensayos, para caracterizar fielmente el estado real de la estructura del edificio, y obtener los datos técnicamente necesarios para definir con precisión dicho refuerzo”.

Todos los informes realizados “han servido para poner claramente de manifiesto, con posterioridad a la adjudicación del contrato el estado real del edificio, especialmente de su estructura, y la consiguiente inadecuación del proyecto definitorio de las obras de rehabilitación contratada”, se indica en la documentación oficial en la que se sustenta el la orden de paralización de las obras.

El pasado 26 de marzo se firmó la resolución del concejal de Participación Ciudadana por la que se ordena iniciar la tramitación la tramitación del correspondiente expediente administrativo para la modificación del proyecto de las obras de rehabilitación de edificio para “Espacio Joven de zona norte” calle Olmo no 61-63 de Valladolid y se presente el Plan de Gestión de Residuos debidamente firmado subsanando deficiencias como el ‘olvido’ de 833 metros cuadrados de placas de fibrocemento con amianto y de las que nadie había dicho nada.


Noticias relacionadas:

Paralizadas las obras del Espacio Joven de Rondilla por culpa de la terraza proyectada

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios