Representantes de Movimiento contra la intolerancia, ATC Rainbow, Fundación Triángulo y Valladolid Diversa posan junto a la cocnejala de Educación, Victoria Soto, en la presentación de la campaña.
Representantes de Movimiento contra la intolerancia, ATC Rainbow, Fundación Triángulo y Valladolid Diversa posan junto a la cocnejala de Educación, Victoria Soto, en la presentación de la campaña.

El Ayuntamiento de Valladolid, en colaboración con ATC Rainbow, Fundación Triángulo, Movimiento contra la Intolerancia y Valladolid Diversa, ha presentado, esta mañana, una campaña contra el acoso escolar bajo el lema “No te calles, cuentas conmigo”.

La concejala de Educación, Infancia e Igualdad, Victoria Soto, y los representantes de las organizaciones y colectivos han incidido en que el significado del lema de la campaña es, sobre todo, trasladar a quienes sufren el acoso que no están solos y que pueden pedir ayuda: “Si percibes o recibes cualquier tipo de acoso por homofobia, lesbofobia, bifobia o transfobia, cuéntalo. Cuentas conmigo”.

Además de carteles, se han editado dípticos en los que se facilita toda la información necesaria para saber cómo actuar ante estas situaciones y las distintas formas de acoso (bullying): físico, verbal, social, psicológico, sexual, etc.

También en la campaña se ha incluido una mención expresa del ciberacoso (ciberbullying), indicando las distintas situaciones que pueden darse, tales como llamadas, mensajes de texto, difusión de imágenes o vídeos y la información sobre qué hacer si eres víctima o si eres testigo de bullying o ciberbullying.

Por último, aparecen en el díptico los datos de contacto de las organizaciones y colectivos que han participado en la campaña, a las que cualquier persona que se encuentre en esta situación pueda dirigirse.

Durante la presentación oficial de la campaña, Álvaro Escudero, de Valladolid Diversa, ha aprovechado la ocasión para agradecer que “esta vez sí” les hayan dejado tomar la palabra tras el incidente protagonizado por la Concejala de Educación el pasado mes de junio, cuando Valladolid Diversa se desmarcó para calzar su mensaje al margen del protocolo oficial en la primera declaración institucional de la historia del Ayuntamiento en el día del Orgullo LGTBI.

“Celebramos estar presentando una campaña tan necesaria como ésta. Pero mentiríamos a todo el mundo si dijéramos que nos alegra estar presentándola hoy”, ha apuntado Escudero antes de relatar que “hace 13 meses, en marzo de 2017, desde Valladolid Diversa presentamos a la Concejala de Igualdad esta campaña, con un cartel distinto, que ya traíamos diseñado, y la idea de un díptico que sirviera como guía práctica a las víctimas y a las testigos para detectar y denunciar el acoso escolar por homofobia, bifobia y transfobia. La Concejala nos dijo que nuestras propuestas le parecían bien, valoró positivamente que nuestro diseño de cartel fuera llamativo e impactante, y nos prometió que para el inicio del presente curso, en septiembre de 2017, nuestra campaña estaría en marcha: los carteles y folletos estarían en todos los centros educativos y otros espacios de la ciudad”.

Según Escudero, “por motivos inexcusables, como el vacío e incomunicación a la que la Concejalía de Igualdad sometió a nuestra asociación desde el Orgullo hasta diciembre, unida a una evidente dejadez y falta de interés en esta materia, la campaña no se llevó a cabo. Ni en la fecha comprometida ni en ninguna otra. Se dejó de lado por ser una propuesta de Valladolid Diversa”.

“En diciembre tuvimos que forzar que se reanudaran las conversaciones entre la Concejala de Igualdad y nuestra organización para llevar a cabo esta campaña de una vez, y entonces se sumaron 3 organizaciones sociales más (Triángulo, MCI y ATC Rainbow), que han hecho aportaciones muy positivas para el contenido del díptico y con las que hemos podido llegar a un acuerdo para el cartel. No ha sido fácil. Hemos tenido que hacer renuncias que para nosotras eran importantes, como que el cartel fuera llamativo e impactante, pero consideramos que los esfuerzos han dado sus frutos”, ha reconocido.

“Para que todo el mundo entienda por qué hemos presionado tanto para sacar adelante esta campaña y por qué tanta insistencia por nuestra parte en que fuera cuanto antes, mencionaré algunos datos estadísticos de los efectos del acoso escolar contra el alumnado de Géneros y Sexualidades Diversas en 1 año, justo el retraso que lleva esta campaña: El 90% del alumnado GSD ha sufrido acoso escolar por parte de sus compañeros, y el 11% también por parte del profesorado; El 43% de las víctimas ha ideado alguna vez el suicidio, el 35% lo ha preparado con detalle y el 17% lo ha intentado en alguna ocasión; En el caso de las personas trans, esta cifra es mucho mayor, el 41% han intentado suicidarse”, ha indicado.

En cuanto a los efectos del bullying en el rendimiento académico de las víctimas GSD ha señalado que un 66% tienen dificultades para prestar atención en clase, que un 33% tienen peores calificaciones, que un 17% se ven obligadas a cambiar de centro educativo y que el 17% abandonan los estudios.

En cuanto a la ayuda que recibieron se ha asegurado que sólo el 19% de las víctimas recibieron ayuda del profesorado y que el 82% de las víctimas no informaron de la situación a su familia, porque sentían vergüenza o miedo.

“Ésta es la realidad. Los poderes públicos tienen la obligación de cambiar estas terribles cifras. Y deben hacerlo rápido porque cada día que pasa es un día más de sufrimiento, de aislamiento, de angustia, de lágrimas, de dolor, de fracaso escolar, de miedo, de moratones y de suicidios”, ha rematado Escudero.

No hay comentarios