La manifestación de CCOO y UGT estuvo encabezada por mujeres. Foto: Jorge Ovelleiro
La manifestación de CCOO y UGT estuvo encabezada por mujeres. Foto: Jorge Ovelleiro

Las recientes protestas sociales han marcado el paso a este primero de Mayo en Valladolid. Tanto la manifestación de CCOO y UGT, como la del Bloque Crítico, han tenido, además, un claro mensaje de apoyo feminista.

La encabezada por CCOO y UGT ha partido, como es costumbre, de la Plaza de Colón pasados unos minutos del mediodía. Una movilización que ha reunido a representantes de diversas formaciones políticas, sociales y sindicales. Además de gran parte del equipo de Gobierno municipal, incluído el alcalde Óscar Puente, se ha podido ver a representantes de PSOE, Izquierda Unida, Sí se Puede, Podemos Castilla y León, PCE, Anticapitalistas o incluso Ciudadanos.

La comitiva estaba encabezada por una pancarta exclusivamente femenina con el eslogan “#VivasLibresUnidas por la iguldad” acompañado de las siglas de UGT y CCOO. Disposición que se ha repetido en la Plaza Mayor en el momento de los discursos, con dicha pancarta a los pies del escenario mientras desde el estrado los secretarios regionales autonómicos de ambos sindicatos, ambos hombres, eran los encargados de las arengas.

Cerrando la marcha estaban los grupos comunistas, entonando consignas como “No hay otra manera, con la patronal o con la clase obrera”. También el grupo de Anticapitalistas, que han decidido en asamblea secundar esta manifestación y no la del Bloque Crítico "para no segmentar la lucha", aunque distanciándose de quienes la encabezaban dejando clara su postura con cánticos como “Menos mesas y más lucha obrera”: “Vamos atrás y damos caña”, expresaba uno de sus representantes.

Ya en la plaza, mientras parte de la marcha seguía entrando por la calle Ferrari, el primero en intervenir ha sido Vicente Andrés, siendo su primera manifestación del Día del Trabajo como secretario general autonómico de CCOO, que ha remarcado que, tras las históricas movilizaciones del 8M, es un primero de mayo “especialmente feminista”, mostrando también su repulsa ante la sentencia de La Manada. En su discurso se ha referido a las numerosas luchas que se están llevando a cabo de en los últimos tiempos por las pensiones, la educación o la sanidad, además de los empleados de Made, Correos o la minería, acordándose incluso de su “amigos sindicalista” el brasileño Lula da Silva recientemente encarcelado.

El secretario general de UGT Castilla y León, Faustino Temprano, ante una plaza repleta en las primeras filas pero a media entrada pasada la estatua del Conde Ansúrez, ha anunciado más movilizaciones, al igual que su homólogo de CCOO, asegurando que “aquí estamos en la calle y vamos a seguir estando”. “Es hora de que el cambio llegue a nuestra Comunidad Autónoma”, expresó refiriéndose a las elecciones que se sucederán el próximo año, repasando los datos de empleo en Castilla y León con 160.000 personas paradas y un 52% de ellas sin cobrar ningún tipo de prestación por desempleo. “Tenemos un Gobierno indigno”, ha sentenciado Temprano tras mostrar su desacuerdo con el acuerdo del PNV con el PP para los presupuestos respecto a pensiones por estar al margen del pacto de Toledo.

La manifestación del Bloque Crítico, a su entrada en el túnel de Labradores. Foto: Gaspar Francés
La manifestación del Bloque Crítico, a su entrada en el túnel de Labradores. Foto: Gaspar Francés

El Bloque Crítico lleva su mensaje solidario a Delicias

Aunque ya a las 11,30 horas se podían ver ya en Portugalete las primeras pancartas y banderas en el suelo, no fue hasta las 12,20 horas cuando una traca de petardos anunció el inicio de la manifestación convocada por el Bloque Crítico en la Plaza de Portugalete al grito de “¡se va a acabar la paz social!”, dejando desde el minuto cero sus diferencias con “el sindicalismo oficial entreguista”.

“¡Ni un paso atrás! 1º de Mayo. Nuestra fuerza: La Solidaridad” fue el lema de la pancarta que abrió la manifestación que puso rumbo al Parque de la Paz, en el barrio de las Delicias. Menos concurrida que en anteriores ocasiones, el largo recorrido propició además que algunos de los participantes se fueran descolgando a lo largo del trayecto, especialmente en el punto crítico del túnel de Labradores.

Aún así, la comitiva de la que formaban parte además de los sindicatos CGT y CNT, Parados en Movimiento, Bloque Obrero, el Movimiento Libertario Rizoma o la asamblea del feminista del 8M o Valladolid Diversa, entre otros.

“La libertad y el placer no caben en este sistema. Viva la alegría. Viva la anarquía”, rezaba una de las pancartas que cerraba la manifestación que alcanzó el parque de la Paz pasadas las 13,30 horas.

“A nosotros no nos van a sacar en los informativos ni en cosas de esas”, dijo el encargado de presentar a los colectivos cuya intervención estaba prevista en el escenario del parque, a tan solo unos metros de donde se cocinaba al fuego una gran paella.

Javi, de Parados en Movimiento, fue el primero en intervenir para reclamar “trabajo para acabar con el paro de larguísima duración” que conduce a muchos al “desahucio social”. “Para alcanzar una sociedad no mercantilista tenemos que cuidar de las personas”, dijo.

Las portavoces del colectivo libertario Rizoma aprovecharon su intervención para criticar el sistema educativo actual, que repite esquemas del pasado con “unas pésimas formas de evaluación”. Tras denunciar la imposición de la actual Ley de Educación (LOMCE), apostaron por “un modelo educativo colectivo, abierto y libre de autoritarismos”.

El portavoz de CNT comenzó su intervención advirtiendo de que “hay dos clases de trabajadores: los que tienen problemas y los que los van a tener”. Tras hacer un llamamiento a la sindicación como “medicina preventiva” frente a los ERES y ERTES que receta el capital, centró sus críticas “en el modelo sindical del 78”. Esta afirmación despertó entre los asistentes el grito de “CCOO y UGT, sindicatos del poder”.

Cuatro fueron las líneas de acción descritas por el portavoz de CNT: “Fortalecer el sindicalismo de choque, adaptar el modelo sindical a la situación actual, la implantación empresa a empresa y seguir tomando el pulso a la calle”. “¡Viva los trabajadores en lucha!”, concluyó.

El portavoz del Bloque Obrero apostó por “recuperar el orgullo de clase”. “La esperanza está hoy, aquí, no en las próximas elecciones”. “La lucha está en la calle y no en el Parlamento” fue la consigna con la que respondió el público. Tras recordar conflictos laborales abiertos en empresas con beneficios como Lindorff, se refirió a las luchas recientes que han servido de ejemplo: la huelga feminista del 8M y las últimas movilizaciones del colectivo de pensionistas.

Un recuerdo al maestro fallecido Avelino Mata sirvió de arranque de la intervención del portavoz de CGT, que abrió fuego con críticas al “terrorismo patronal” que suponen los accidentes laborales. Las críticas al capital que convierte en beneficios la salud de los trabajadores o a los sindicatos mayoritarios que “siempre acaban vendiendo a la clase obrera” centraron la intervención que concluyó con el lema de la convocatoria: “La solidaridad es nuestra fuerza”.

Por la Asamblea feminista del 8M intervinieron dos jóvenes que arremetieron contra el sistema machista y patriarcal que “ha dejado instalado en la memoria de las mujeres que los cuidados son amor”. Tras criticar que existen pocas leyes para garantizar la igualdad, y preguntarse porqué no se ha ratificado el convenio del trabajo doméstico que data de 2011, criticaron la invisibilidad a la que se somete a las mujeres, antes de recordar el último asesinato machista registrado en esta ocasión en Burgos. “Vamos a desarrollar estrategias de resistencia feminista. Que viva la lucha de las mujeres”, concluyeron.

La Coordinadora de Pensionistas tomó la palabra para dejar claro que “hay mayores que no dan el gobierno a la derecha”. “Nuestra lucha no son tres o cuatro euros. Queremos pensiones dignas”, dijo el portavoz antes de criticar a CCOO y UGT. “Nos han echado un pulso los sindicatos que se llaman de clase y en realidad no se sabe qué clase de sindicatos son”, dijo antes de anunciar una nueva movilización para el próximo día 5 de mayo.

El portavoz de Solidarios con la Sanidad aprovechó su intervención para criticar las listas de espera escandalosa y defender un mensaje claro: “No nos vale la defensa vacía de la sanidad pública”. Tras tachar de “inaceptable” que médicos compatibilicen su trabajo en la medicina pública y privada, reclamaron turnos de tarde hospitalarios y rechazaron las unidades de gestión clínica. El acto también fue aprovechado para presentar la campaña “la Solidaridad traspasa los muros” para “visibilizar la cruda situación carcelaria y poner en marcha herramientas de autodefensa” que se concretan en 12 puntos que serán presentados el próximo 3 de mayo, a las 20 horas en el Ateneo Republicano de Valladolid.

 

 

 

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios