Acceso a la factoría Michelin en Valladolid. Foto: úC
Acceso a la factoría Michelin en Valladolid. Foto: úC

El pasado 3 de mayo, Michelin impuso una sanción muy grave de 30 días de empleo y sueldo a L. Alfonso García, Secretario General del Sindicato del Metal y Químicas de CGT Valladolid y Secretario de la Sección Sindical Intercentros en Michelin.

Según el sindicato, que ya anuncia que recurrirá la sanción ante los juzgados, “un trabajador se sintió tremendamente amenazado cuando el compañero le preguntó por qué quitaba los calendarios del área de descanso, puestos para el uso y consulta de todos los trabajadores. “Lo que debería haber quedado en lo que realmente fue, una conversación y una petición por parte de nuestro compañero para que se respetaran nuestros calendarios, ha sido retorcido interesadamente por la dirección de Michelin Valladolid”, denuncia CGT antes de dejar constancia de que “se trata de una sanción injusta e inasumible”.

“Sabemos que la relación entre CGT y la dirección de Michelin nunca ha sido buena, y que su dinámica es intentar aislarnos y minimizarnos porque plantamos cara ante su política de ‘Sus beneficios por encima de todo’. Observamos también que CGT está en el punto de mira de esta dirección, tan mal acostumbrada a que nadie se le enfrente. CGT denuncia continuamente los abusos de la multinacional, el último juicio fue en la Audiencia Nacional, donde denunciamos cientos de contratos en fraude de ley (denuncia avalada por varias resoluciones de la inspección de trabajo) y la doble escala salarial existente en Michelin que supone que los nuevos ingresos necesitan 30 meses de antigüedad para que se les reconozca el salario del puesto. El juicio lo perdimos en primera instancia, gracias a la colaboración de los sindicatos CCOO-UGT-CSIF y USO, que se posicionaron en todo momento al lado de la empresa. La sentencia está recurrida ante el Tribunal Supremo. También denunciamos continuamente el encubrimiento de la empresa de los accidentes laborales, negándose a facilitar a los trabajadores partes de baja, obligándoles de este modo a solicitar su incapacidad temporal a la seguridad social”, recuerda y denuncia CGT.

Para este sindicato “es inaceptable como esta empresa que se jacta de tener como uno de sus pilares el respeto a las personas, por un lado impone mano dura con los trabajadores accidentados y por otro intenta reprimir al sindicato que vela por los derechos de todos”.

“Tenemos muy claro quien amenaza, quien reprime y quien utiliza su posición de fuerza con soberbia, intentando llenarnos de dudas a todos los trabajadores, pues saben de sobra que sus amenazas no sirven de nada si nos mantenemos unidos”, advierte el sindicato.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios