Un miembro de ASCIVA, en el Registro Municipal.
Un miembro de ASCIVA, en el Registro Municipal.

"Desde la Asamblea Ciclista queremos recordar que somos una plataforma reivindicativa y que hemos expuesto, creemos, dentro de nuestras capacidades no profesionales y en nuestro tiempo libre, sobradamente, cuáles son nuestras opiniones respecto a la necesaria reducción drástica del tráfico rodado en nuestras ciudades, en coincidencia con el resto de asociaciones ciclistas y ecologistas del mundo. Por razones de salud, ecología y cambio real de modelo energético. Tenemos serías dudas de que la redacción de proyectos y documentos varios conlleve consecuencias realistas de ejecución de medidas que supongan estos cambios drásticos y necesarios (más cuando existen ejemplos de cambios drásticos EJECUTADOS sin necesidad de tales documentos, como Pontevedra)".

Así es como la Asamblea Ciclista expresa su hartazgo a la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Valladolid, instituciones a las que dirige una carta poniendo en duda que sirvan para la algo las aportaciones que les reclaman y se esfuerzan en atender, pero que no acaban traduciéndose en verdaderas apuestas por el uso de la bicicleta.

La misiva, firmada por Manuel Ortiz de Zárate, además de recordar las innumerables solicitudes de información de las administraciones que han sido atendidas, pone el foco en que recientemente la Junta, Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ha contratado la redacción de un documento de diseño y propuesta para el proyecto estratégico “Castilla y León en Bicicleta”, por un importe de la adjudicación sin IVA de 40.100 euros. “Con este proyecto la empresa redactora nos ha convocado en 3 ocasiones (les hemos remitido dos escritos sobre temas por ellos planteados) para recabar información y como toma de contacto (al igual que a todos los demás colectivos relacionados con la bicicleta de Castilla y León)”. “¿Qué información adicional, a mayores, que no se conozca, se pretende obtener, que no sea la ya planteada desde foros públicos de colectivos ciclistas (https://conbici.org/) o nuestra propia web (http://www.asambleaciclista.com/)? ¿Qué sentido tiene el recabar opiniones, sin demasiada esperanza de que esto, de nuevo, sirva para nada, cuando ya han sido múltiples, enésimas veces expresadas por nuestra parte?”, acaba preguntando a la Junta y al Ayuntamiento en su escrito la Asamblea Ciclista.

“Entendemos que de estos planes saldrán un conjunto de propuestas. De ahí ¿se harán otros estudios para determinar su viabilidad, aplicabilidad o prioridad de las mismas? ¿y otros más que contemple y presupueste la ejecución de “algunas” de las actuaciones según disponibilidades presupuestarias u otras variables de conveniencia? ¿Qué posibilidades existen, reales, de que todo este proceso llegue a buen fin y el documento inicial no quede simplemente, como tantos, aparcado en alguna página web de transparencia en la gestión? Como ciudadanos ciclistas no queremos contribuir al aumento de documentos que sean solo meras declaraciones de buenas intenciones y/o prácticas...”, acaban advirtiendo.

No hay comentarios