Sala de operaciones del servicio de emergencias 112 de Castilla y León.
Sala de operaciones del servicio de emergencias 112 de Castilla y León.

“Un Servicio Público esencial para la ciudadanía como es el 112, privatizado para beneficio de la empresa privada, en el que se incumplen los pliegos que la propia Junta de Castilla y León marca y cuyo incumplimiento supone un coste extra para el ciudadano al hacer a la administración autonómica solidaria de la sanción”. Así resume el sindicato CGT lo que ha ocurrido en el Servicio de Emergencias 112 después de que una inspección haya confirmado irregularidades en las subcontrataciones efectuadas.

Según explica CGT, “en el anterior pliego de condiciones de la obra de 2014, el personal del Centro Coordinador de Emergencias (CCE) y la Unidad de Apoyo Logístico en Emergencias (UALE) se unieron a la obra de Servicio de Emergencias 112, con todo el personal como subrogable por la empresa adjudicataria (Grupo Norte) y prohibiéndose específicamente por el pliego de condiciones las subcontratas. Grupo Norte, con el conocimiento y consentimiento de la Junta de Castilla y León decidió subcontratar a este personal a una tercera empresa, EURAL.  A estos trabajadores no se les aplicaría el convenio Contact-Center (ya pésimo de por sí), sino que tendrían el Convenio de Actividades Forestales Castilla y León como el de aplicación. Un convenio que nada tiene que ver con la gestión de las emergencias ni con la labor que realiza éste personal técnico”, denuncia el sindicato.

Ahora, según explican, “una inspección confirma que esta subcontratación supone un incumplimiento de la cláusula de subrogación que la Junta de Castilla y León impuso a la adjudicataria Grupo Norte, lo que ha causado claros perjuicios para los trabajadores tanto en su nivel retributivo, como y, sobre todo, en cuanto al régimen de jornadas, descansos y compensaciones por guardias al no aplicarse las mismas condiciones que al resto de la obra”. “Del mismo modo, derivan que las cotizaciones efectuadas por los trabajadores sean inferiores a lo que correspondía, en detrimento de los ingresos que debió percibir la Seguridad Social. De esta investigación resulta que el importe de la deuda del periodo del descubierto es de 695.577,87 euros, con una correspondiente sanción a Grupo Norte y haciendo responsable solidaria a la Junta de Castilla y León”, denuncia el sindicato.

“Desde CGT seguiremos apostando por un modelo público en el que los servicios esenciales, como el Centro Coordinador de Emergencias y el Servicio de Emergencias 112, deben estar gestionados por la administración pública para poder prestar el mejor servicio a la ciudadanía y lejos de los intereses económicos del sector privado”, advierte la organización sindical.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios