Manifestantes con carteles frente a los juzgados. FOTO: ÚC
Manifestantes con carteles frente a los juzgados. FOTO: ÚC

La condena a Juana Rivas, la mujer condenada por el Juzgado de lo Penal 1 de Granada a un total de cinco años de prisión como autora de dos delitos de sustracción de menores después de que el pasado verano permaneciera un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo las resoluciones judiciales que le obligaban a entregarlos al padre, el italiano Francesco Arcuri, al que acusa de malos tratos, ha vuelto a despertar la indignación en Valladolid. Medio centenar de personas ha mostrado su apoyo a la condenada rechazando en la calle la violencia institucional contra las mujeres a las puertas de los juzgados de Valladolid.

Pancarta desplegada en la entrada a los juzgados. FOTO: ÚC

La convocatoria, realizada de forma urgente a través de las redes sociales, se traducido en una movilización en la que se ha vuelto a criticar la actitud de jueces y fiscales a la hora de abordar los casos de violencia machista.

“Da igual que seamos muchas o pocas, vamos a seguir en la calle”, ha anunciado a las puertas de los juzgados una de las participantes en la concentración en la que se han vuelto a escuchar consignas como “Yo soy Juana”, “Nos tocan a una, nos tocan a todas” o “Jueces y fiscales, también son culpables”.

Vista general de los concentrados esta tarde. FOTO: ÚC

Las manifestantes han dejado a la puerta de la sede de los juzgados los carteles que portaban al término de la concentración en la que no se ha hecho visible la presencia policial de otras ocasiones.

 

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios