Imagen de archivo del interior de los juzgados de la calle Angustias en Valladolid. Foto: úC
Imagen de archivo del interior de los juzgados de la calle Angustias en Valladolid. Foto: úC

El Sector de Justicia de Comisiones Obreras denuncia el ‘colapso’ que sufren los juzgados especializados en los asuntos relativos a las cláusulas suelos de Valladolid. El sindicato exige "medidas óptimas de inmediato para poner solución al caos de los juzgados "especializados" en cláusulas suelo". "Volvemos a denunciar que el personal nombrado para la tramitación de este tipo procedimientos es absolutamente insuficiente, siendo responsabilidad del Ministerio de Justicia el dar una respuesta satisfactoria a la ciudadanía y ofrecer un servicio público de calidad, dotando del personal necesario a estos juzgados", expone CCOO.

En junio del año 2017 comenzaron a funcionar los juzgados especializados en cláusulas abusivas, como una medida que intentaba solucionar el colapso de la Justicia debido al aluvión de demandas por cláusulas suelo, hipoteca multidivisa o gastos de formalización. El 28 de diciembre de 2017, la Comisión Permanente del CGPJ adoptó un nuevo plan, prorrogado en junio de este año, que permitiera, manteniendo la atribución de la competencia exclusiva a determinados juzgados, establecer en su caso también la excluyente en aquellas provincias en las que el impacto del reparto de los demás asuntos entre los órganos jurisdiccionales del orden civil así lo posibilitara; situación en la que se encontraba y se encuentra el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valladolid.

A esta fecha, este Juzgado, que recibe desde el uno de enero de forma exclusiva y excluyente todas la demandas de cláusulas suelo, y que continúa conociendo de los asuntos anteriores que le fueron repartidos a lo largo de los últimos años, manifiesta el delegado de CCOO en la Administración de Justicia, Raúl Franco, "no tiene personal de refuerzo, ni se ha adoptado ninguna otra medida para evitar que dicho juzgado se colapse, cuando su carga de trabajo se ha multiplicado. El volumen de asuntos que puede resolver depende no solo de la entrada de nuevas demandas, sino del estado de dependencia del juzgado anterior a la especialización, debiéndose tener en cuenta que no todos los asuntos tienen la misma complejidad".

"Al no crearse un auténtico Juzgado Bis con plantilla propia y dedicación en exclusiva a estas demandas, y que hubiera sido auxiliado por los compañeros del Juzgado nº 4 mediante prolongaciones de jornada, lo inevitable era el colapso", y así para el delegado de Comisiones Obreras, "esta falta de previsión lo que ha conseguido es retrasar la tramitación de todo este tipo de demandas con la evidente consecuencia del perjuicio causado a la ciudadanía que acude a la Administración de Justicia en busca de una solución". "Lo lógico hubiera sido, en el caso de Valladolid, que las demandas presentadas se hubieran repartido entre los doce Juzgados de Primera Instancia, con los debidos refuerzos y prolongaciones de jornadas, y así evitar el atasco de varios miles de demandas a día de hoy, habiéndose conseguido una respuesta para el ciudadano mucho más rápida y eficaz", sostiene el sindicato.

Afirmaciones que se ven corroboradas, según el Sector de Justicia de CCOO, por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que el pasado mes de junio se expresó en el sentido de que ‘resulta imprescindible subordinar el mantenimiento de la medida de especialización a la disponibilidad de los medios materiales y personales que se consideren oportunos para asumir dicha competencia especializada, pues de lo contrario van a seguir produciéndose demoras y dilaciones superiores a las que resultan de su atribución a los demás juzgados no especializados’.

En el mismo sentido, el propio Defensor del Pueblo manifestó en el Congreso de los Diputados que ‘el sistema no funciona porque no ha conseguido su propósito de evitar una sobrecarga de trabajo en los tribunales. Los datos demuestran que el sistema ideado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para dar una solución rápida a los afectados por cláusulas suelo sigue atascado. También revelan que "la fórmula extrajudicial creada por el Ministerio de Economía para que la banca no acuda al juzgado y resuelva las quejas de forma amistosa tampoco ha sido efectiva con las cláusulas suelo de las hipotecas".

"Este es el resultado de una medida absurda, y que conlleva el hecho de que los funcionarios del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valladolid tengan que soportar esta sobrecarga de trabajo de forma obligatoria, injusta y sin ningún tipo de compensación", manifiesta el delegado de CCOO, Raúl Franco. Una nueva carga de trabajo a sumar a la que ya se soporta "por el problema del mal funcionamiento de las herramientas informáticas debido a la deficiente implantación de las nuevas tecnologías en la administración de justicia".

"En lugar de haber obligado en su día a las entidades bancarias a devolver sin más a los ciudadanos el dinero que les han cobrado indebidamente, se está obligando a los ciudadanos a acudir a los tribunales de justicia, dado que el ministerio y el CGPJ han decidido que la Administración de Justicia tiene que seguir siendo el pariente pobre de los servicios públicos y que el personal a su servicio tiene que seguir soportando resignadamente los continuos ataques a sus condiciones de trabajo", critica CCOO.

"Ni la negativa de los bancos a llegar a un acuerdo sin necesidad de acudir a juicio, ni el tiempo de espera, deben echar para atrás a los consumidores en su afán de ser reconocidos sus derechos, camino en el que se encontrarán con la profesionalidad y buen hacer de los integrantes de la Administración de Justicia, pues pese a los plazos de resolución, y a todas las circunstancias reseñadas, las sentencias llegan y están siendo favorables a los intereses de los afectados por cláusulas bancarias abusivas", apuntan desde el Sector de Justicia de Comisiones Obreras.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios