Cadena de Montaje de Renault en Valladolid. Foto: úC
Cadena de Montaje de Renault en Valladolid. Foto: úC

Una vez más la multinacional francesa Renault ha tirado de ‘esquiroles’ para boicotear la huelga intermitente e indefinida convocada por CGT en la Factoría de Palencia contra la supresión del tercer turno que ha supuesto el despido de 800 trabajadores. El pasado sábado, según denuncia CGT, “la Dirección no se cortó un pelo y convocó a más de un centenar de esquiroles para que ocupasen los puestos de trabajo de las personas que realizaban la huelga”

“Sin embargo, en esta ocasión, se ha personado la Inspección de Trabajo en la factoría y no sólo ha pillado a los esquiroles con las manos en la masa, sino que encima, en mecánica, los ha cazado disfrazados. Sí, compañeras y compañeros, la línea jerárquica les ordenó ponerse un chaleco naranja y un brazalete para que pareciese que estaban de formación en el puesto, y claro, como buenos esquiroles que son, obedecieron inmediatamente a su “amo” y generaron un ambiente de auténtico Carnaval ante la mirada atónita de la Inspección de Trabajo”, relata CGT, sindicato que confía en que “el Inspector haya tomado buena cuenta de lo que está sucediendo los sábados en la factoría y se avecine cuanto antes el “entierro de la sardina””.

Según CGT “ya de por sí, el hecho de ser un esquirol es vergonzoso y propio de un arrastrado, pero encima participar de ese teatro carnavalesco montado por la empresa, te relega a la condición de esclavo agradecido. El hecho de ir a trabajar cuando hay convocada una huelga para evitar la destrucción de 1.400 puestos de trabajo, no nos parece bien, pero en fin, ya somos mayorcitos... Pero acudir a ocupar el puesto de trabajo de un compañero o compañera en huelga, para ayudar a la empresa a que no sufra las consecuencias de un paro cuyo único fin es mantener el empleo, es propio de un animal de bellota. Esa gente es la que después, cuando tiene un problema, pone el grito en el cielo y reclama el apoyo hasta de las personas cuyos puestos de trabajo ocupó con semejante descaro el día de la huelga. Arrieros somos...”, advierte la organización sindical que convoca esta huelga.

Aunque el efecto de la huelga no ha tenido una repercusión determinante en la producción , CGT hace una valoración “positiva”. “El hecho de que la Dirección de la Empresa haya recurrido a ese tipo de acciones ilegales, denota su nerviosismo. Desde CGT estamos convencidos de que la huelga, finalmente, dará sus frutos y conseguiremos recuperar el turno de noche. No olvidemos que en Valladolid, por medio de la lucha, se ha evitado su desaparición. Nuestro más sincero reconocimiento a todas las personas que han demostrado su valor y compromiso secundando las jornadas de huelga: Sois ejemplo”, concluye su comunicado.


Noticias relacionadas:

Renault da marcha atrás y mantiene el tercer turno en Valladolid

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios