Mercedes Cantalapiedra en un momento del pleno. Foto: J. P. Miñambres
Mercedes Cantalapiedra en un momento de un pleno. Foto: J. P. Miñambres

El PP en el Ayuntamiento de Valladolid se ha descolgado hoy con una sorprendente propuesta en la rueda de prensa que ha utilizado para criticar la programación de fiestas que, sin embargo, como han reconocido “es igual en un 99% a las que elaboraba el PP”. La concejala popular Mercedes Cantalapiedra a propuesto que “el alcalde debería de dejar de actuar como promotor musical, ninguneando de esta manera a la propia Concejala de Cultura en sus funciones, y malgastando el dinero de los vallisoletanos en conciertos que poco aportan a nuestra ciudad, y preocuparse más de promocionar a los músicos locales”.

El PP propone que el dinero de esa actuación internacional “se destine a apoyar directamente a los músicos de nuestra ciudad, llegando a acuerdos con promotores musicales para que les ayuden a hacer giras por otros municipios propiciando así su posicionamiento en el panorama musical nacional”.

La propuesta no llamaría la atención si no fuera porque ha sido precisamente el PP durante las dos décadas de su mandato el partido que favoreció que precisamente las actuaciones de pequeño formato en bares y determinadas zonas de la ciudad para promocionar este tipo de grupos fuera ‘perseguida’ policialmente. Esta mañana, sin embargo, la ex responsable de Cultura del PP ha llegado a decir que “la promoción de los grupos locales fue una de las grandes preocupaciones que siempre ha tenido el Partido Popular”, apuntando como ejemplo, su participación “en el Valladolid Latino, Emplazados o el concurso Onda Rock”. “Valladolid puede presumir de ser una ciudad de músicos, pero no puede presumir de que el gobierno tripartito les esté dando el apoyo que merecen”, ha dicho.

“Afortunadamente al Alcalde-Promotor no se le ha cumplido el sueño de contratar a Dua Lipa o a Pet Shop Boys, algo que hubiera supuesto un gasto desmesurado para las arcas municipales, como desmesurado es el caché de los artistas de Operación Triunfo que el Alcalde-Promotor ha contratado in extremis por un importe que supera los 150.000 euros”, señala el PP.

La crítica del PP al programa de fiestas también ha hecho referencia al presupuesto de 1,1 millones que se maneja este año y que supone un incremento del 16% con respecto al año anterior. El PP valora como “desmesurado” ese incremento, obviando que en el año 2008 el presupuesto de las fiestas fue superior: 1,4 millones de euros.

Frente a ese dato objetivo, Cantalapiedra ha defendido que en esa cifra de 2008 se incluyen las aportaciones de otras concejalías al programa y 150.000 euros del patrocinio fallido de un concierto, mientras que ahora solo se hace público el dinero que destina a fiestas la Fundación Municipal de Cultura.

La respuesta de la concejala de Cultura, Ana Redondo no se ha hecho esperar: “A estas alturas del PP no espero coherencia, pero sí un poco de ‘vergüenza torera’, sobre todo porque les gustan mucho los toros, pues que se apliquen la vergüenza torera un poquito, porque además solamente han dicho mentiras. Mentiras que son constatables”, refiriéndose al volumen del presupuesto en comparación con el año 2008 y 2009, cuando se superaron los 1,2 millones.

Redondo, que al igual que ya hizo en la rueda de prensa de presentación del programa, ha defendido que el gasto en fiestas “es una inversión” gracias al impacto económico que generan ha recordado que las fiestas tienen un día más de duración desde que Gobierna y que la programación se ha extendido a los barrios de la ciudad. “Si hacemos una valoración global yo creo que no podemos dejar de decir la verdad, y la verdad es que las Fiestas de Valladolid se hacen con muy poco presupuesto para la calidad que tienen y ese presupuesto es una inversión en empleo y actividad económica para la ciudad. No hay más que ver la imagen que se ha generado de Valladolid en los últimos años, muy positiva”, muy alejada de “la imagen casposa, triste y machista, que era la que proyectaba el equipo del antiguo alcalde, Javier León de la Riva”.

La responsable de Cultura también ha defendido la contratación de una actuación internacional, aunque este año no haya podido ser. “Esto se hace para diferenciarnos de las fiestas de otras ciudades y también para ser un atractivo internacional y colocar a Valladolid donde tiene que estar, en la esfera internacional”, ha defendido.


Noticias relacionadas:

Presentado el programa de “unas fiestas de primera para una ciudad en Primera” que este año costarán un 16% más

El alcalde pide disculpas por tapar con ‘triunfitos’ el hueco del concierto internacional de fiestas prometido en la Plaza Mayor

 

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios