Pupitre vacío en un aula.
Pupitre vacío en un aula.

El contrato que el Ayuntamiento de Valladolid ha firmado con la empresa vallisoletana ACINSE para gestionar el Servicio de Absentismo Escolar, será el último. Al menos, eso es lo que pretende la concejala de Educación, María Victoria Soto, que se ha propuesto municipalizar el servicio y no prorrogar más el contrato suscrito con esta entidad recientemente.

Según explica la concejala, este servicio era prestado antes por personal municipal, hasta que el ex alcalde del PP, Javier León de la Riva, decidió externalizarlo en los primeros años de su mandato al frente del Consistorio. Las trabajadoras que antes eran empleadas municipales tuvieron que constituir una empresa para seguir prestando el servicio, explican las fuentes consultadas.

El servicio funciona bien, pero trabajar con esta fórmula de contratos que se van prorrogando no nos permite flexibilizar las tareas, porque eso nos obliga a revisar las condiciones del contrato suscrito, algo que no ocurriría si el servicio fuera municipal”, explica Soto, poniendo en valor la disminución del absentismo en seis puntos que se ha registrado en los últimos años en Primaria y preocupada por el incremento del absentismo en Secundaria, aunque en este caso, la concejala se atreve a hablar de “abandonos”.

ACINSE, que firma un contrato que tiene un importe anual superior a los 100.000 euros, y cuenta con media docena de trabajadores, se encarga de recorrer los centros educativos, detectar los casos de absentismo y, en coordinación con los CEAS y otros recursos municipales, iniciar una intervención familiar para normalizar la asistencia a clase de los escolares.

“Ahora nos queremos centrar en la zona de Delicias y seguir actuando en Pajarillos, que es donde más problemas se detectan. Y es precisamente para eso para lo que se precisa un servicio flexible, que nos permita actuar de forma inmediata allá donde sea preciso”, explica Soto.

La concejala advierte que, aunque no se trata de un proceso tan farragoso como el del servicio de abastecimiento y saneamiento del agua, las municipalizaciones llevan su tiempo y por eso se comienza a plantear ya. “Si depende de mi y repetimos tras las elecciones, el servicio será municipal”, promete la titular de la Concejalía de Educación.

No hay comentarios