Dibujo de la Ciudad de la Salud en Aldeamayor de San Martín que no autoriza la Dirección General de Vivienda. Foto: Metrovacesa
Dibujo de la Ciudad de la Salud en Aldeamayor de San Martín que no autoriza la Dirección General de Vivienda. Foto: Metrovacesa

El macroproyecto especulativo conocido como la Ciudad de la Salud que Metrovacesa pretendía desarrollar en Aldeamayor de San Martín no saldrá adelante. La Dirección General de Vivienda ha emitido informe contrario a la aprobación al no considerar justificada la existencia de una demanda suficiente de suelo para el ámbito y el uso propuesto, en los términos que exige la Ley.

El informe firmado por el Jefe del Servicio de Urbanismo, Francisco Pablos y el Director General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Junta, Ángel María Marinero, al que ha tenido acceso últimoCero, asegura que el con el proyecto que se pretendía aprobar se “trata de justificar como respuesta a la voluntad de los promotores, pero no como resultado del análisis de la realidad territorial”.

 

Y es que el documento es contundente a la hora de interpretar este caso, teniendo en cuenta abundante jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y sus distintos pronunciamientos contrarios al desarrollo de áreas homogéneas en Valladolid, por ejemplo.

Desestima así el informe descarta que sea determinante la fuerte inversión prometida para desarrollar este proyecto especulativo y plantea abiertamente la necesidad de estudiar un emplazamiento alternativo que garantice la prestación de servicios futura a los residentes.

“Resulta difícil de creer que este municipio de 5.000 habitantes en crecimiento sea un lugar más idóneo, dado que tendrá los servicios públicos menos desarrollados que otros municipios mayores. Teniendo en cuenta que el municipio pretende albergar más de 15.000 residentes (según cifras de la memoria) parece que podría ser más eficiente ubicar el proyecto en municipios que tengan servicios más desarrollados, incluso en alguno que tenga sus cifras demográficas en declive (donde por ello tales servicios estén infrautilizados)”, se dice en el informe antes de resumir: “En otras palabras, resulta contradictorio basar la justificación de las necesidades en la demanda supramunicipal sin analizar si habría alternativas más responsables o más sostenibles de emplazamiento en otros municipios del mismo ámbito que genera esa demanda”.

Para la Dirección General de Vivienda “la respuesta ante un crecimiento rápido no es proponer más crecimiento, sino resolver las demandas que éste genera”.

En el caso concreto de Aldeamayor señala que “no existen los servicios públicos y privados necesarios para este incremento (se estima que en el municpio podrían llegar a residir entre 6.222 y 13.777 nuevos residentes) , sino que deberían realizarse, en una apuesta por el crecimiento en progresión constante, que responde más a una declaración de intenciones sobre el ‘turismo sanitario’ nacional que a una prognosis, resultado de los datos reales del municipio, provincia o región”.

“Que la población de este municipio concreto se haya multiplicado por 4 en los últimos 20 años no es justificación suficiente para deducir que ahora se multiplicará por 4 otra vez. Se trataría con este suelo de un aumento en 10 años de entre el 250% y el 376% de la población actual (4.976 habitantes; se pretende que suceda, pero no se analiza o justifica porque el municipio irá en contra del contexto de pérdida poblacional del 4,5% provincial o regional del 7,4%. Puede que la proyección local no coincida con la media regional o provincial, pero no será tan diferente como la magnitud propuesta que resulta claramente desproporcionada, donde se supone que este municipio crecerá casi lo mismo que decrece el resto de la provincia en su conjunto”, se razona en el informe de la Junta para tumbar el proyecto.

“La modificación confirma numéricamente que el argumento utilizado como justificación principal (la gran magnitud de lo planificado) constituye en realidad su principal defecto, también para el uso asistencial”, se llega a indicar.

Este informe contrario al desarrollo de este proyecto especulativo de Metrovacesa se une a los emitidos ya por el arquitecto municipal y la propia Diputación Provincial y será determinante para que en la reunión de la Comisión Territorial de Urbanismo convocada para el próximo día 19 de septiembre, no salga adelante.

Las prisas que tanto parte de los grupos políticos del Ayuntamiento afectado (en manos del PSOE) como la propia promotora y la Junta se han dado guarda una relación directa con el 19 de octubre, fecha en la que los terrenos actualmente urbanizables pasarían a suelo rústico de no aprobarse el plan, en cumplimiento de la Ley de Urbanismo de Castilla y León.


Noticias relacionadas:

La Junta adelanta la reunión de la Comisión de Urbanismo que podría aprobar con informes en contra el proyecto de Metrovacesa en Aldeamayor

 

 

No hay comentarios