El delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa.
El delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa.

Ecologistas en Acción, una de las organizaciones que con su voto particular ha forzado la elaboración de un informe a la Dirección General de Vivienda de la Junta que se ha posicionado en contra de la aprobación del proyecto especulativo de Metrovacesa denominado la Ciudad de Salud en Aldemayor de San Martín, pide ahora que los altos cargos de la Junta y el Ayuntamiento han apoyado decididamente este ‘injustificado’ desarrollo urbanístico den explicaciones.

El informe de la Dirección General de Urbanismo, confirmando lo ya señalado en los anteriores del arquitecto municipal y de la Diputación de Valladolid, es determinante para la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo, que en su reunión prevista para el miércoles 19 de septiembre deberá denegar la aprobación definitiva de la Ciudad de la Salud de Metrovacesa, enmendando la pretensión inicial del órgano presidido por el Delegado Territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa, “que debería explicar públicamente el trato de favor otorgado al promotor del proyecto”, sostiene Ecologistas.

Para el colectivo, “el Alcalde de Aldeamayor de San Martín, el socialista Fernando de la Cal, y el portavoz municipal del Partido Popular, Jacob Bermejo, también tienen que explicar por qué están actuando como empleados de Metrovacesa para sacar adelante una propuesta que beneficia a familiares directos suyos y de otros tres concejales de la Corporación, como propietarios de 200.000 metros cuadrados en fincas dentro del ámbito de la Ciudad de la Salud, contra los informes de su arquitecto municipal y a riesgo de comprometer las finanzas municipales y el abastecimiento de agua de la población de su municipio”.

Para Ecologistas, no obstante, “la actuación más bochornosa entre los valedores de Metrovacesa es una vez más la de los Directores Generales del Medio Natural y de Calidad Ambiental de la Junta de Castilla y León, que en sus informes han avalado la Ciudad de la Salud obviando consideraciones ambientales básicas como el carácter inundable de los terrenos, el efecto del vertido de las aguas residuales y la extracción de aguas subterráneas para riego sobre el humedal protegido “Salgüeros de Aldeamayor” o la contaminación producida por los 15.000 vehículos que la nueva urbanización enviaría cada día a la ciudad de Valladolid. Con la excusa de que “en todo caso se trata de un Suelo Urbanizable cuyo destino es siempre su urbanización”; siempre hasta el próximo 19 de octubre, en que pasará a ser suelo rústico”.

Ecologistas en Acción agradece públicamente a la Dirección General de Urbanismo de la Junta de Castilla y León su completo informe y pedirá en la próxima Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Valladolid que se desestime la propuesta, en cumplimiento de la normativa urbanística vigente y de las sentencias judiciales que anularon en 2013 y 2015 el anterior proyecto de Metrovacesa en Aldeamayor de San Martín. Asimismo, pide al Ayuntamiento de este municipio vallisoletano que inicie de manera urgente la revisión de su Plan General de Ordenación Urbana, “por su carácter extraordinariamente expansivo y los problemas que ello conlleva”, en palabras de la Dirección General de Urbanismo.


Noticias relacionadas:

La Junta tumba la “injustificada” Ciudad de la Salud de Metrovacesa en Aldeamayor

No hay comentarios