Israel Álvarez y Pablo Fernández.
Israel Álvarez y Pablo Fernández.

El secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, y el secretario general de Podemos Valladolid, Israel Álvarez han presentado hoy su proyecto político para Valladolid. En ese proyecto de futuro, como uno de los puntos "sensibles" sigue apareciendo la eterna promesa incumplida a los ciudadanos de Valladolid: el soterramiento de las vías dle tren a su paso por la ciudad. "Renunciar al soterramiento sería un fracaso de la ciudad", han explicado.

El discurso sobre esta materia discurre por una vía muy diferente a la que ha comenzado ya a circular el nuevo convenio ferroviario para garantizar la permeabilidad de la vía con más de una veintena de intervenciones. Esta opción es la adoptada por el actual equipo de Gobierno y es defendida por el concejal de Urbanismo Manuel Saravia, a quien Pablo Fernández, antes incluso de que se iniciaran las conversaciones para explorar una posible confluencia entre Podemos y Toma la Palabra, veía como un buen cabeza de lista.

El soterramiento, sin embargo, es solo uno de los puntos "sensibles" del ámbito local a los que Podemos promete plantar cara: la ordenanza mordaza, "ya que continúan produciéndose “incidentes” a pesar de su modificación". También se ha hecho referencia a las fiestas municipales, anticipando que Podemos apostará por “mayor diversidad a través de la participación ciudadana”.

Al margen de estos temas, el paro y la vivienda han centrado el discurso sobre el proyecto político para Valladolid.

El líder autonómico de Podemos ha hecho alusión a la realidad del empleo, ya que los últimos datos reflejan que Valladolid “sufre las políticas del Partido Popular” con 31.748 personas registradas en el paro, lo que supone un incremento del 2,4% en relación con el último mes. Además, las contrataciones han descendido un 15%, y de los nuevos contratos rubricados, sólo el 9% es de carácter indefinido. En cuanto a la Seguridad Social, presenta 2.254 afiliaciones menos.

Pablo Fernández ha lamentado “la precariedad que impide el progreso y desarrollo en la provincia”, reflejada tanto en la cuestionable calidad del empleo generado como en la destrucción de los miles de puestos de trabajo. “Se soslayan los datos de empleo en Valladolid porque no es la provincia que está peor” dentro de la Comunidad, ha criticado, argumentando que, no obstante, “se pueden llevar a cabo políticas de empleo que repercutan en una mejora de la calidad de vida”.

Por otra parte, ha aludido a la situación de la vivienda, explicando que a finales de 2017, el stock de inmuebles era de 5.554; la cifra contrasta con el descenso de la apuesta por la vivienda de promoción pública, con el número de calificaciones cifrada en 93 y ninguna desde noviembre de 2016. Mientras tanto, el Programa de Fomento del Alquiler propuesto por la Junta de Castilla y León, sólo ofrece a la ciudadanía 10 viviendas para toda la provincia de Valladolid; a su vez, la oferta privada supera las 400 viviendas. En ésa línea, Fernández ha recordado la Proposición No de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Podemos en las Cortes, en la que se proponía un incremento del parque público de vivienda en alquiler del 2% a un 17%.

En su intervención, el secretario general de Podemos Valladolid, Israel Álvarez, ha desglosado los frentes que combatirá la formación en las próximas semanas y de cara a las futuras elecciones municipales. Así, ha mantenido que el nuevo Consejo Ciudadano presenta un “gran potencial” y que promoverá la participación no sólo de los diferentes movimientos sociales sino de la ciudadanía “a pie de calle”.


Noticias relacionadas:

Israel Álvarez Calzada: “Está lejos de mi intención ser candidato a la alcaldía”

No hay comentarios