Pensionistas en la manifestación del pasado 22 de febrero en Valladolid. Foto: Gaspar Francés
Pensionistas en la manifestación del pasado 22 de febrero en Valladolid. Foto: Gaspar Francés

Los pensionistas ya tienen elaborado su calendario de reivindicaciones para este otoño. El lunes 17 de Septiembre a las 12 horas convocan manifestación en Fuente Dorada y continuarán durante el mes de octubre: A mediados de mes se buscará la complicidad de los movimientos en defensa de la Educación y la Sanidad para una movilización conjunta y a finales de mes, está prevista una gran movilización en Madrid.

“En su día celebramos la victoria de haber mejorado el poder adquisitivo de las pensiones pero sabemos sabemos que la aprobación de estas medidas tienen un objetivo, desmovilizar. Pero nuestras reivindicaciones no han sido aún satisfechas. Por eso es necesario continuar con la movilización para que, por ley, todas las pensiones suban tanto como el IPC, y por encima del IPC las más bajas,Que tanto las pensiones mínimas como el salario mínimo tengan una cuantía de 1080 euros como recomienda la Carta Social Europea. Exigimos el sostenimiento del Sistema Público de pensiones mediante las reformas e imposiciones fiscales con arreglo a las necesidades del sistema y participar como pensionistas en la solución del problema”, recuerdan los convocantes.

Además, también reivindican la derogación de la reforma de las pensiones de 2011, aprobada por Rodríguez Zapatero, y de la de 2013, aprobada por Mariano Rajoy.

“Reivindicamos el blindaje de las pensiones en la Constitución, para garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo”, afirman antes de reclamar “la anulación de la reforma laboral de 2012 que precariza las condiciones de trabajo, que reduce los salarios, que aumenta la tasa de explotación y limita los ingresos por cotizaciones sociales del sistema de Seguridad Social”.

“Seguimos reivindicando la jubilación a los 65 años, recuperación de las perdidas en poder adquisitivo en las cuantías de pensiones desde el 2011 hasta hoy”, insisten antes de recordar tres cuestiones “fundamentales”: “Reforma integral del Sistema Público de Pensiones para hacerlo más justo y redistributivo; Que la sociedad participe en un debate abierto sobre el mismo y la presencia de los pensionistas en la Mesa de Negociación, que debe ser, necesariamente, con una formula distinta al Pacto de Toledo, ya caduco y obsoleto, tanto en sus objetivos como en su representación”.

No hay comentarios