En primer término, Joaquín Isabel, fundador de TU, en una manifestación con otros compañeros del sindicato.
En primer término, Joaquín Isabel, fundador de TU, en una manifestación con otros compañeros del sindicato.

Trabajadores Unidos (TU) celebra estos días su 20 aniversario. El sindicato, que surgió en octubre de 1998 cuando un grupo de trabajadores de la factoría de Montaje de Renault en Valladolid, “hartos del mamoneo que se veía entre esta empresa y resto de los sindicatos que estaban en ese momento ( CGT, CCP, UGT CCOO )”, decidieron unirse y desde sus puestos de trabajo, “luchar contra un monopolio de caciquismo disfrazados de guerreros unos, pero que no pasaban de parecer que ladraban y otros firmantes de convenios a la baja y cómplices de la empresa”.

Ese mismo mes de octubre de 1998 se consiguió formar una candidatura para presentarse a las elecciones sindicales de la factoría. “La sorpresa fue para la empresa y resto de sindicatos, que una vez legalizada la organización con el nombre de TRABAJADORES UNIDOS, que eso es lo que eran, resultó que fueron votados por el resto de lo trabajadores y formamos la Sección Sindical que al día de hoy, después de estos 20 años, seguimos manteniendo gracias a la unión de esos trabajadores que con sus votos han confiado en nosotros todos estos años desde entonces”, recuerdan sus actuales responsables.

Durante estos años han desplegado distintas luchas “contra los abusos de esta empresa y tratando de desenmascarar abiertamente la mierda que nos reparten y vende los sindicatos, quizás por eso, porque al no tener subvenciones, tampoco debemos favores ni pleitesías a nadie”, señalan antes de hacer valer que su funcionamiento siempre ha sido el de las asambleas participativas.

La primera victoria sindical llegó ese mismo año cuando se consiguió por primera vez en Renault, que los contratos en prácticas de varios trabajadores, pasaran a ser indefinidos. “Fue una gran lucha obrera, fuimos los primeros en destapar los contratos en fraude de ley solos sin apoyo de ninguna organización. Porque esa lucha fue en solitario y sin respaldos pero esa lucha tuvo su fruto”, recuerdan.

Desde ese día, aseguran, tanto el resto de sindicatos como la empresa les definen como “radicales”. “Tratan de manipular pensamientos pero seguimos siendo los mismos Trabajadores Unidos que desde nuestros puestos, sin olvidar lo que es el tajo, seguimos haciendo en el día a día, nuestra lucha por mejorar y velar por nuestros derechos y condiciones laborales además de la estabilización en el empleo lo que se ha convertido en nuestro principal objetivo diario”.

“Hemos ido creciendo poco a poco creciendo y lo que empezó siendo la unión de unos poco, en la actualidad disponemos de nuestra propia asesoría jurídica e incluso hemos ido aumentado nuestra representación en el resto de factorías tanto de Valladolid como en Palencia. Soplemos las velas todos juntos y seguiremos apagando fuego y tirando a otros de las orejas si es necesario, con el orgullo de saber que esta organización es el significado de una lucha de todos”, confiesan en un comunicado.

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios