Estado actual del túnel de Labradores que será trasformado. Foto: J.A.
Estado actual del túnel de Labradores que será trasformado. Foto: J.A.

El consejo de administración de la Sociedad Valladolid Alta velocidad celebrado esta tarde ha dado un empujón trascendental en la nueva operación de integración ferroviaria que se abre paso tras el fallido soterramiento: se ha dado luz verde a la redacción de cuatro de los 15 nuevos pasos que servirán para coser distintas zonas de la ciudad superando las vías del tren.

En concreto, al margen de tres pasos menores, todos ellos ubicados entre los pasos actuales de Vadillos y Delicias, se ha acordado licitar la redacción de la que será, junto con el paso de Arco de Ladrillo (no afectado por este acuerdo), la obra emblemática de la integración: el nuevo paso de Labradores, que tendrá forma de ‘Y’ y sobre el que se levantará una plaza arbolada.

La intervención, presupuestada en más de 20 millones de euros, servirá para crear una doble vía de salida del barrio de Delicias hacia el centro de la ciudad por la calle Labradores y otra de entrada que discurrirá por la calle Panaderos. “Es el gran proyecto de la integración”, ha señalado el alcalde, Óscar Puente, al término de la reunión descartando una vez más, a preguntas de los periodistas, la posibilidad de retomar la idea del soterramiento ante la “situación límite de Adif” con una deuda que alcanza ya los 23.000 millones de euros.

“Adif tiene una situación absolutamente límite en términos financieros. Con la llegada del Tren a Galicia y Almería, plantear soterramientos como el de Valladolid es inviable. Se podría seguir mareando la perdiz, pero creemos que tenemos que ser realistas. Hay que afrontar la realidad tal y como es y lo que no puede ser es que nos quedemos en la nada a la espera de que pueda despejarse el panorama. Hay un convenio suscrito, con unas inversiones muy importantes. Eso es lo que tenemos. No podemos paralizarlo a expensas de lo que pueda llegar en un futuro incierto. Hoy hemos decidido seguir adelante con el plan. La deuda de ADIF es de 23.000 millones. Con esto en cima de la mesa, tenemos que ir a por nuestra integración. Es lo mejor que podemos hacer para la ciudad. Vamos a defenderlo y creemos que es lo mejor”, ha señalado Puente, convencido de que el nuevo paso de Labradores “es la actuación de integración del ferrocarril más importante de los últimos 50 años en la ciudad”.

Consejo de administración de la Sociedad Valladolid Alta Veliciad.
Consejo de administración de la Sociedad Valladolid Alta Veliciad.

Una vez licitada la redacción de los proyectos se calcula que estarán listos en el plazo de seis meses, lo que supone que el comienzo de las obras, aunque se espera que sea a lo largo de 2019, no se producirá antes de las próximas elecciones municipales.

Talleres

El consejo también ha servido para confirmar los últimos plazos que se barajaban como posibles para que comience el traslado de los talleres: entre enero y marzo se espera que se produzca.

En la reunión se ha abordado también el desvío de las mercancías ferroviarias, a punto de conseguir las pertinentes autorizaciones de seguridad.

Andrómeda

Sobre el paso de la calle Andrómeda, en el barrio de Pilarica, Adif ha explicado al alcalde que se está procediendo al desvío de las canalizaciones existentes para comenzar la intervención que ya acumula retraso y que en breve responsables del organismo mantendrán una reunión con los vecinos para trasladarles todos los pormenores.

 

No hay comentarios