Reunión de la comisión de investigación de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad
Reunión de la comisión de investigación de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad

Tras laComisión de Investigación sobre la gestión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, todos los grupos municipales han expuesto ya sus conclusiones. Mientras Ciudadanos culpabiliza al PP y al PSOE del fallido soterramiento, para Valladolid Toma la Palabra estos dieciocho meses han significado una “pérdida importante de esfuerzos para nada”. Por su parte, Sí se Puede describe la fraudulenta operación ferroviaria como “una historia de confrontación, falta de previsión, falta de transparencia, especulación inmobiliaria, una gestión nefasta y muchos intereses políticos”.

Antes de entrar en el fondo de lo investigado, desde Valladolid Toma la Palabra hablan de casi dos años de “sobredimensionada” comisión , significando una “pérdida importante de esfuerzos para nada” con un “clima de crispación totalmente innecesario” y preguntas “inadmisibles o fuera de lugar”. Afean también la actitud de León de la Riva, entre otros que se negaron a comparecer, o técnicos como Carlos Baró que tampoco han facilitado la información requerida, considerándolo una “lamentable falta de compromiso con lo público”, esperando que esta experiencia sirva para conseguir un funcionamiento más “estricto” y “útil” de futuras investigaciones.

Manolo Saravia, actual concejal de Urbanismo, ha presentado las conclusiones de su grupo, Toma La Palabra, calificando como “fatal” la creación de la SVAV, así como la “dependencia” del Ministerio de Fomento que ha resultado “lenta, distante y poco operativa”: “Una operación de vacas gordas, sin sentido de la medida ni de la prudencia, que dejó una deuda enorme y que se podía haber evitado”. En lo referente al proyecto, lamentan la decisión de “optar por el soterramiento sin haber considerado suficientemente otras posibles opciones”, lo que coincide con la posición de diversos colectivos locales que hace años ya llegaron a esta conclusión.

Manuel Saravia muestra al PP algunos d elos planos d elas intervenciones de permeabilización de la vía. Foto: Jorge Ovelleiro
Manuel Saravia muestra al PP algunos de los planos de las intervenciones de permeabilización de la vía. Foto: Jorge Ovelleiro

“Se llevó a cabo una operación de marketing desde el primer momento, gastando una cantidad desorbitada solo para difundir la idea del valor determinante del soterramiento”, concluyen añadiendo que se vendió a la ciudadanía con la engañosa promesa de que “mejoraría la ciudad no solo en lo urbanístico, sino también en lo económico y social”. Su escrito de conclusiones, que en ningún momento cita al Partido Popular aunque se refiera a sus años de mayoría absoluta en el Ayuntamiento, finaliza asegurando que “lo más grave ha sido no dar la cara en 2011-2015, asumiendo los problemas e intentando resolverlos honestamente” y “queriendo aparentar que no pasaba nada, cuando la situación era gravísima”.

“Se actuó con un urbanismo paralelo, asumiendo cargas financieras sin el respaldo legal necesario”, concluyen desde Toma la Palabra, denotando que era un proyecto de la alcaldía del anterior edil León de la Riva, y no del área de Urbanismo, con la “persona clave” del asesor ferroviario Carlos Baró “al servicio exclusivo del alcalde”. Resaltan también el “mínimo” papel tanto del Pleno como de otros órganos municipales, recordando la firma de una “comfort letter” sin cumplir los requisitos exigidos por la legislación, asunto que ayer mismo volvió a sentar a Javier León en el banquillo de los acusados.

Sí Se Puede Valladolid, cuya portavoz Charo Chávez ha presidido la Comisión, resume el fallido soterramiento como “una historia de confrontación, falta de previsión, falta de transparencia, especulación inmobiliaria, una gestión nefasta y muchos intereses políticos”. Acusan a Renfe, de la mano del Ministro Álvarez Cascos, y los responsables del Grupo Fomento de desarrollar “un proceder más propio de la especulación inmobiliaria, evitando que las plusvalías de los terrenos liberados tuvieran el uso público que deberían, que de la integración urbana del ferrocarril”.

La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez. Foto: Gaspar Francés
La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez. Foto: Gaspar Francés

Hacen igualmente responsable al anterior Gobierno Municipal del Partido Popular, ya que en su opinión “el Plan de Integración ferroviaria de Valladolid era el escaparate en el que promocionarse electoralmente durante años y, a su vez, era la plataforma desde donde dirigir una política subyugada a nutrir los intereses especulativos inmobiliarios, apoyándose para ello en actuaciones urbanísticas”, como también señaló el PSOE en el día de ayer.

Coinciden con Toma La Palabra en que el despacho de Javier León de la Riva fue la cocina del proyecto, con su asesor en materia ferroviaria, Carlos Baró, ostentando “un papel de carácter ejecutivo con mayor relevancia que el responsable del área de urbanismo”, encadenando contratos por valor de más de 500.000€ “sin apenas dejar constancia escrita de sus informes, comunicaciones o recomendaciones”.

Concluyen que el Partido Popular compartió con la SVAV el “afán especulativo, pues pudo haber defendido los intereses de la ciudad respecto al soterramiento y presionar para que se iniciara un plan de ventas de terrenos con el que ir avanzando en las obras, por ejemplo, y sin embargo prefirieron “aguantar” con el claro objetivo de obtener mayor beneficio de la venta de terrenos”.

“Tanto el PP como el PSOE han llevado al fracaso del soterramiento”, esta es la conclusión de Pilar Vicente, Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, tras la Comisión de Investigación, lamentando que “siguen sin asumir sus respectivas responsabilidades”. Vicente apunta a la “negligencia grave” de Javier León junto al “cúmulo de despropósitos durante los gobiernos populares en el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León”, sumando a su reparto de culpas al Gobierno de Zapatero por paralizar la variante de mercancías y el actual alcalde, Óscar Puente, por renunciar definitivamente al soterramiento a costa de una solución de “túneles y pasarelas”.

Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos. Foto: Gaspar Francés
Pilar Vicente, portavoz de Ciudadanos. Foto: Gaspar Francés

La portavoz de Ciudadanos alude al “cúmulo de despropósitos” ya que “el convenio que se firmó en 2002 no fue más que un protocolo de intenciones”, recordando que se rubricó “sin que existiera un estudio económico-financiero” que llegó cinco años después. Critica también el incremento de un 60% del presupuesto inicial, pasando de 540 a 900 millones, más otros 100 en costes financieros por las ‘comfort letters’ de León de la Riva: “Un gasto de dinero público desorbitado, sin ningún tipo de control en el seno de la Sociedad”.

Acusa al Ayuntamiento de “falta de liderazgo” durante toda la operación: “Puente y Saravia han asumido las condiciones impuestas por Fomento y Adif en la renegociación del convenio, sin luchar por el soterramiento ni por los intereses de los vecinos de Valladolid”. Finalmente, Vicente coincide con Valladolid Toma la Palabra lamentando “la ausencia de gran parte de documentación” para el desarrollo de la Comisión, así como la “no comparecencia de personas cuyo testimonio habría sido de gran importancia”, como es el caso de Francisco Javier León de la Riva, Manuel Sánchez, Alfredo Blanco, Carlos Baró o Cristina Vidal, entre otros.

El PSOE, que expuso su conclusiones en el día de ayer, acusaba al Partido Popular y a León de la Riva de obtener un “lucro político y electoral” con esta operación fallida y poner en riesgo la estabilidad de las cuentas municipales para “seguir presentándose ante la ciudadanía de Valladolid como artífices de un soterramiento que hubiera devenido en inviable de haberse seguido el procedimiento legal”. Por su parte, el PP no se cortó al afirmar que el PSOE “mandó a la UVI” el proyecto de soterramiento cuando gobernaba en España y presidía la SVAV entre 2004 y 2012, obviando su responsabilidad al frente de estos estamentos, además de sus mayorías absolutas en el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León.


Noticias relacionadas

El PSOE acusa al PP de obtener “lucro electoral” con el soterramiento que prometió y no ejecutó

Adif empezó a dudar ya en 2006 de la viabilidad del soterramiento

Por una permeabilización máxima “en cantidad y calidad” de toda la vía

 

2 Comentarios

  1. La Comisión que se formó en el Ayuntamiento de investigación sobre la gestión de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad (SVAV) más que investigar la utilizan, unos y otros, para salir en prensa a decir si quien ha comparecido ese día le da la razón o no en su postura política. Los gerentes expresaron que el soterramiento es viable porque los terrenos dicen que ahora suben de valor ¿en qué se basan para afirmarlo? y sobretodo ¿cuando eran gerentes mantuvieron el artificio porque sabían que ahora subirían de valor los terrenos?, prolongando la ocultación de las dificultades desde 2008 y la inviabilidad en años posteriores, como ha constatado la Comisión en las comparecencias de Directoras de la SVAV, algo que los gerentes se callaron en su comparecencia, más interesados en dar alas a quienes siguen mareando con lo que ya ha quedado descartado vía BOE y quien lo prometa en elecciones municipales estará estafando a sus votantes, dicho de otra manera, quien piense votar a quien le prometa soterrar las vías, le estarán engañando, luego que no se lamente.

    La Comisión debería esclarecer, entre otras cosas ¿ cómo, porqué y quien tomó la decisión de soterrar el tren por El Pinar ? cuando no estaba ni en el convenio de la SVAV y supuso 100 millones de los 400 del crédito. Aclarar ¿ quien negoció con los bancos a un interés que si no es usura se lo parece ? se han llevado 100 millones en intereses y los restantes 200 millones se han ido sobretodo en el flamante nuevo taller de Renfe, sobredimensionado, con capacidad para 1.000 puestos de trabajo y no llegará ni a la mitad entre ferroviarios/as y contratas, ni piensan incrementar lo que hay por mucho que políticos y sindicalistas, con afán de protagonismo, lo pregonen. Taller presupuestado en 52 millones se ha casi triplicado el gasto, el resto se ha ido al desvío de mercancías, aún sin terminar el ramal sur, con un túnel en el Cerro de San Cristóbal terminado e inundado, unos pilares que cruzan la carretera Madrid y paralelos a la VA30 con expectativas de rematar el desvío en 2020 aún, ya veremos.

    Las conclusiones de la Comisión deberían arrojar luz sobre las millonadas gastadas y si están justificadas, también sobre las decisiones que rubricaron los usureros intereses y las que llevaron a hacer el túnel de El Pinar, derribando su estación. Lo de la firma del anterior alcalde de la “confort letter” los juzgados dirán, aunque ya se ha puesto en evidencia que un ginecólogo no es la mejor profesión para la alcaldía de Valladolid.

    En esta tierra de enchufismos e influencias, una buena labor de la Comisión sería esclarecer si ha habido aprovechamiento por personas o entidades en los ya citados 400 millones, no tanto si alguien se quedó algo entre las uñas, eso será difícil conocer, sino esclarecer ¿ quienes se han beneficiado ? (personas y entidades) y si ha sido lícito (porque correspondía) o es cuestionable. Esto y no tanto si era viable o no el soterramiento y mucho menos si ahora sería viable o no. Sobre el soterramiento el PP no hace más que repetir como disco rallado que es posible, pero incapaz de defender la gestión realizada en sus décadas de gobierno municipal, a todas luces indefendible y por ello echa balones fuera culpando al gobierno de Zapatero, el cual es cierto que paró el desvío de mercancías porque tenía prisa por llegar con el AVE a León, ahí el PP municipal no supo plantarse, lo de sentarse el alcalde en mitad de la vía se quedó en farol y después no supo recuperar la situación. En ginecología no se estudia estos casos (ironía).

    De las conclusiones de la Comisión, las preguntas y dudas que debía despejar quedan sin contestar.

  2. Que se hayan cargado el soterramiento me alegro que no se haga y no porque digan que es inviable, para mi es un gasto excesivo aunque hubiera dinero, hay otras prioridades antes y no después, como son las Cercanías entre Medina del Campo y Palencia que por lo que cuesta el soterramiento podría ponerse gratis durante 50 años. El medio ambiente nos lo agradecería.

    Sobre la permeabilidad proyectada, está muy bien la cantidad de pasos, pero es igual de importante la calidad de los mismos. el túnel peatonal de San Isidro se debe hacer nuevo, con nuevo diseño, más amplio y que se vea el otro lado; los pasos de Labradores y Panaderos se debieran plantear conjuntamente y no conformarnos con 2 túneles para coches sino un diseño más abierto, como una plaza rebajada bajo las vías, en realidad esta debe ser la tónica a seguir en todos los proyectos donde haya espacio para ello; en las pasarelas debe instalarse elementos mecánicos para acceder a ellas.

    De la calidad de los pasos y de las Cercanías para Valladolid es de lo que deberían estar preocupándose todo el arco político que de verdad mire por la ciudad y vale de declaraciones de parte sobre lo que se manifiesta en la Comisión de investigación.

Comments are closed.