Nueva incubadora en el hospital de Samara. Foto: Gaspar Francés
Nueva incubadora en el hospital de Samara. Foto: Gaspar Francés

Nueve meses después del viaje institucional de Castilla y León a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, los integrantes de la comitiva de la Comunidad han podido comprobar que los compromisos de ayuda e inversión para el hospital de Smara no se han materializado.

La visita a esta precaria dotación sanitaria ha formado parte de la apretada agenda de visitas, reuniones y encuentros que la delegación de Castilla y León ha mantenido en el ecuador de su viaje a los campamentos de refugiados.

La visita ha causado decepción entre los expedicionarios que hace 9 meses ya visitaron el hospital y un gran impacto en todos los que no lo conocían al comprobar cómo se puede denominar ‘hospital’ a un complejo que, en el mejor de los casos ni siquiera alcanzaría a ser considerado dispensario médico en occidente.

Una de las habitaciones del hospital de Smara. Foto: Gaspar Francés
Una de las habitaciones del hospital de Smara. Foto: Gaspar Francés

Al bajar del autobús ha recibido a la comitiva el encargado de especialidades médicas del hospital, Jatra Malainini quien ha enseñado el que a día de hoy es el hospital que mas carencias tanto estructurales como de suministros y material tiene de los 6 campamentos.

Nada mas entrar, en la primera sala, los responsables comentaron que hace poco ha habido sufrido reformas, pero que al haber pacientes ingresado no se podía visitar. La sala tiene el proyecto que lleva a cabo la asociación de amigos del Sáhara de Salamanca sobre el tratamiento a la diabetes. Dos veces al año una comisión de Burgos visita el hospital.

Representantes de IU entregaron medicamentos en el hospital de Smara. Foto: Gaspar Francés
Representantes de IU entregaron medicamentos en el hospital de Smara. Foto: Gaspar Francés

Una vez pasado el patio, y entrar en el resto del hospital el olor a pintura fresca, es evidente y único signo de mejora en la instalación. Es la única novedad. Eso y una incubadora nueva. Por lo demás todo sigue igual, a pesar de que el 76% de embarazadas sufre malnutrición y eso suele acarrear problemas tanto en el parto como en los nacidos.

El grupo de IU ha llevado dos cajas con medicamentos que servirán para nutrir un dispensario prácticamente vacio...

Una comadrona y un solo médico son los que siempre están en el hospital. “Si el caso que se recibe es grave o no hay equipamiento para el paciente se traslada en la única ambulancia que hay al hospital mas cercano (tres cuartos de hora por una carretera llena de baches hasta Rabuni)”, han explicado. Pese a todo, la comadrona se ha encargado de explicar el funcionamiento de la nueva incubadora con mucho orgullo y ha sacado pecho cuando se la ha preguntado por los partos que ha tenido. “Las saharauis somos fuertes. La mayor pena es ver nacer a una nueva vida sin tierra y sin futuro”, ha asegurado.

Mohamed Lamin Dadi (Ministro de Sanidad) ha explicado que hace tres años que se soclicitó al gobierno de Castilla y león que dedicara sus esfuerzos y ayudas en el tema de salud a Smara, que es la wilaya que mas medicamentos consume.

Ministro de Sanidad de la RASD. Foto: Gaspar Francés
Ministro de Sanidad de la RASD. Foto: Gaspar Francés

“Se necesita una rehabilitación y ampliación del hospital, equipamientos y también incentivos para el personal que trabaja en este campamento”, ha comentado el ministro antes de indicar que para este asunto en concreto ya se ha reunido dos veces con el consejero de salud de Castilla y León (la última en Octubre) aunque solo obtuvo “una buena disposición, pero ninguna concreción”.

El ministro ha preguntado directamente a la comitiva de Castilla y León que tenía pensado hacer la Comunidad con el Hospital de Smara a lo que el representante de CCOO ha contestado que se había reunido 2 veces con el consejero de sanidad y que le había dicho que estudiaría la posibilidad de enviar una ambulancia, ya que solo cuentan con una.

También han apuntado la posibilidad ofertar a médicos del Sacyl un programa para que puedan desplazarse a los campamentos por tres meses.

Encuentro con Bachir Mostaf Sayed, Ministro de territorios ocupados, derechos humanos y diaspora). Foto: Gaspar Francés
Encuentro con Bachir Mostaf Sayed, Ministro de territorios ocupados, derechos humanos y diaspora). Foto: Gaspar Francés

La visita al hospital con la que se cerró la jornada, solo fue el final de un intenso día de encuentros y visitas institucionales. La primera de ellas con Bachir Mustafa Sayed (Ministro de Territorios Ocupados, derechos humanos y diáspora). “Vuestra presencia nos hace sentir acompañados en nuestra lucha”, dijo.

Refiriéndose a las negociaciones recién iniciadas en Naciones Unidas ha señalado que “la presión está ahí”: “O las partes se ponen de acuerdo o cada uno que se haga cargo de sus responsabilidades”. “Antes de ayer se celebraron manifestaciones en el Aaiun en apoyo a los negociadores saharauis y al referéndum de autodeterminación, saldándose con la detención de tres periodistas y habiendo una represión feroz por parte de las fuerzas marroquíes”, ha relatado el ministro antes de explicar que “en Marruecos por el simple hecho de alzar los dedos en señal de victoria y gritar “autodeterminación” la gente es torturada y encarcelada lo mas lejos de sus familias para añadir mas sufrimiento”. “Los juicios no tienen las mínimas garantías y en mas de una ocasión los observadores franceses o españoles han sido expulsados, no ya de la sala de juicio, sino también del país. A esta gente se les acusa de “amenaza a la seguridad nacional” y son arrestados sin ninguna prueba. Se les cambian los nombres para dificultar mas la forma de contabilizar los presos”, ha relatado el ministro.

En la actualidad hay dos casos sangrantes para el pueblo saharaui. Dos presos que se encuentran en la llamada “cárcel negra” que por su huelga de hambre son torturados a diario. Aunque no haya mujeres encarceladas, si hay muchos menores de edad a los que el gobierno marroquí intenta introducirles en el mundo de la droga (hachis) para frenar su lucha, se ha apuntado.

“El colonialismo es opresión, es tortura, algo que Marruecos hace diariamente con nuestros niños y mujeres”, ha concluido Bachir Mustafa Sayed.

Brahim Moitar (Ministro del Agua y Medio Ambiente). Foto: Gaspar Francés
Brahim Moitar (Ministro del Agua y Medio Ambiente). Foto: Gaspar Francés

La siguiente entrevista ha sido con Brahim Moitar (Ministro del Agua y Medio Ambiente), responsable del ministerio que fue creado hace ocho años y es uno de los mas recientes. Su función es la de cubrir las necesidades de agua potable en los campamentos y tratar los residuos sólidos, manteniendo así una cierta limpieza aunque no sea fácil. Para ello cuentan con 400 personas dentro del ministerio.

Los saharauis dependen totalmente de agua subterránea que se encuentra a unos 100 metros del subsuelo. Existen 14 perforaciones repartidas por las diferentes wilayas y de ellas se sacan diariamente 3 millones y medio de litros para distribuir a la población. Cuentan con 37 camiones cisterna que reparten el agua tratada. No ha habido ningún caso de epidemia hasta el momento. Lo mas destacable es el exceso de flúor y yodo que provoca manchas en los dientes.

Un camión de ACNUR abasteciéndose de agua en un poazo de Dajla. FOTO: Gaspar Francés

Respecto al problema de los residuos afirmó que la flota actualmente es escasa y que aún la población no le presta suficiente importancia al medio ambiente. Por eso se ha puesto gran interés en sensibilizar a los niños en las escuelas. Y cuando se ven desbordados de trabajo se hacen campañas para informar a la población.

También se ha apuntado que hace 10 años no se generaba la cantidad de residuos que se generan hoy en día. Hay mas plásticos, cartón y metal por las conservas. “En Mauritania se prohibió el uso de plástico mientras que en Argelia no existen medidas al respecto. Argelia fabrica plástico y nos lo suministra, por tanto nosotros solos no podemos”, ha indicado el ministro.

Basura amontonada entre la arena. FOTO: Gaspar Francés

Una persona genera un promedio de 300 kilos de basura al año. El servicio de limpieza se basa en dos tipos de camiones: uno para sólido que pasa cada 2 días y otro de animales que pasa a diario, si no pudiera pasar a recoger los restos del animal se hecha cal. Los vertederos se encuentras a 6 kilómetros de cada wilaya y ya se han clausurado 5.

El momento mas tenso del encuentro se ha vivido cuando María del Pilar González García ha explicado al Ministro el proyecto de abrir una escuela en Aused. El grupo de IU ha puesto de manifiesto que el problema en el Sahara no es de formación, ya que los jóvenes saharauis tienen un nivel muy alto y muchos ya cuentan con carreras gracias a la labor que realizan países como Argel, Cuba y hasta hace poco Venezuela. “El problema esta en las salidas que puedan tener en los campamentos esos jóvenes y los incentivos”, han indicado al comentar que un médico recibe 150 euros en el Sahara mientras que en cualquier otro país pueden cobrar muchísimo mas. El procurador de IU-Equo, José Sarrión ha dejado clara su postura respecto a que los países del primer mundo no han tenido un sentimiento de solidaridad con los pueblos, como el saharaui mientras que otros mas pobres han invertido en ayudas en el Sahara.

Brahim Moitar ha finalizado el debate diciendo que “los países del primer mundo han dejado de lado los derechos humanos por los intereses económicos” y recordó cuando el ex-presidente José Luis Rodríguez Zapatero una vez declaro: “Para España primero están los intereses y luego vendrán los Derechos Humanos”.

“Esto ha tenido un impacto muy negativo para el pueblo saharaui. Que unos cuantos euros valgan mas que los derechos de los pueblos, realmente deja mucho que desear” ha zanjado.

Almacén de alimentos de la Media Luna Roja en los campamentos de refugiados saharuis. Foto: Gaspar Francés
Almacén de alimentos de la Media Luna Roja en los campamentos de refugiados saharuis. Foto: Gaspar Francés

Un auténtico fuerte para guardar alimentos

Entrar en el complejo de la Media Luna Roja es como estar en una película de “Mad-Max”. Cientos de contenedores vacíos se apilan unos encima de otros haciendo de muro para proteger los alimentos que consume el pueblo y donde operan 235 personas. Su objetivo principal es el de prestar ayuda a las victimas del conflicto y custodiar y repartir los alimentos.

“La Media Luna Roja es el brazo humanitario operacional del Estado” ha comenzado diciendo Buhabayni Yahia (Presidente de la Media Luna Roja). Las ONGs que trabajan principalmente son ACNUR y UNICEF aunque en total cuentan con la ayuda de 19 organizaciones.Actualmente África vive su segunda crisis humanitaria y los desafíos a los que se enfrentan son muchos y difíciles. “Hay poca luz en el túnel en el que nos encontramos y la única receta que nos da Naciones Unidas es la paciencia”. Una paciencia que lleva 43 años sin ver solución al problema. “La espera no es fácil” sentenció.

Entrada a la Media Luna Roja Saharaui. FOTO: Gaspar Francés

Las necesidades son el agua, la comida y el techo. Y ha afirmado que “el tener un alojamiento es dignidad”. “Aquí nadie mendiga, ni duerme en la calle... Todo es gracias a la solidaridad y la paz social. A la ayuda entre todos”. El 85% de trabajadores y voluntarios en la Media Luna Roja son mujeres, ya que “una madre nunca dejaría morir de hambre a sus hijos”.

El presidente ha manifestado su agradecimiento al pueblo que los acoge (Argelia) por ser el principal donante, ya que supone la mitad del total de ayudas internacionales que reciben y sin hacer publicidad de ello. “Para los Argelinos es una obligación, no quieren sacar rendimiento político alguno”. Y ha recordado que es el país que les ha puesto luz, internet, preparado estudiantes sin coste alguno, carreteras... Y como ejemplo ha puesto lo que cuesta la construcción de un kilómetro de carretera en el desierto: 100.000 euros.

El segundo donante es la comisión europea. Y en tercer lugar los pueblos de España aunque en estos últimos años las ayudas se han reducido a la mitad, donando entre 7 y 8 millones de euros al año. Estados Unidos dona cerca de los 8 millones. Suecia y Noruega un millón cada uno y Francia 270.00 euros al año.

La reunión ha concluido con una intervención del presidente: “El Sahara tiene dos muros. Uno militar y físico y el otro que es el del silencio. Necesitamos que ustedes rompan el muro del silencio”.

Por petición del grupo se ha concedido la entrada en uno de los almacenes donde los sacos de galletas energéticas, azúcar, gofio (cereal)... se apilaban a montones con la mirada siempre atenta de los guardas de seguridad. Un autentico fuerte para guardar alimentos en pleno desierto.


Noticias relacionadas:

Auserd, lugar elegido para que la Junta de Castilla y León financie una escuela en los campamentos saharauis

El primer ministro de la RASD, contra los políticos españoles que prometen en la oposición y se olvidan al llegar al gobierno

Solo tu puedes impedir que esto se acabe

Compártelo, apoya el proyecto

ÚltimoCero | Hazte cómplice HAZTE CÓMPLICE

No hay comentarios