El profesor Leandro Mora da clase en la escuela Simón Bolívar ante la presencia de la expedición de Castilla y León. Foto: Gaspar Francés

“Tenéis que dar becas”. Este es el mensaje que ha trasladado un estudiante de la Escuela Simón Bolívar a la comitiva de Castilla y León tras la visita al único centro educativo que oferta estudios de bachillerato en los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia).

Esta escuela, situada en la salida de Smara es un gran complejo amurallado, inaugurado en 2011 e ideado un año antes por Fidel Castro y Hugo Chávez, con la intención, en un primer momento, de formar a jóvenes de secundaria básica y después continuar con el bachiller.

Este proyecto fue realizado con el esfuerzo de la RASD, Venezuela y Cuba. Su modelo pedagógico es cubano y en la actualidad cuenta con ocho profesores de este país. Hay 350 estudiantes de ente 11 a 19-20 años, que vienen de Smara y los que proceden de otras wilayas (160) están internos en el centro escolar. La manutención y alojamiento es totalmente gratuito gracias a Venezuela y la RASD.

Treinta y dos son los trabajadores, de los cuales, ocho son profesores cubanos que actualmente imparten clases de matemáticas, física, castellano, química, informática, historia e ingles. El resto de asignaturas las imparten saharauis. Pertenecen a una brigada que reside en la escuela durante un periodo de tres años. El director Hamudi, que recibió a la expedición de Castilla y León solo tuvo palabras de agradecimiento para ellos y para el pueblo de Cuba.

Brigada cubana de profesores.FOTO: Gaspar Francés

Una vez terminado el bachiller en la escuela, los que obtienen mejores calificaciones académicas viajan a Cuba a estudiar la carrera que elijan, para poder conseguir el titulo universitario cubano, que luego les pueda servir en cualquier país de habla hispana (financiado íntegramente por el gobierno de Cuba). En la primera promoción hubo 25 saharauis que marcharon a estudiar a la mayor de las antillas y en la segunda promoción fueron 15. El resto de niños que no consiguen marcharse, pueden seguir estudiando gratuitamente en Argelia.

La delegación de Castilla y León tuvo la oportunidad de entrar en la clase de matemáticas de Leandro Moya originario de Santa Clara quien explico que al no ser reconocido internacionalmente el Estado Saharaui, cualquier título emitido por este Estado, no tendría validez en ningún lugar del mundo y que por eso Cuba emite y valida el título.

Estudiantes saharauis. Foto: Gaspar Francés
Estudiantes saharauis. Foto: Gaspar Francés

El plan de estudios, los programas y hasta los libros son cubanos, la resolución que acredita el bachiller es cubana y va firmada por la Ministra de Educación Ena Elsa Velázquez Cobiella. Además, está acreditada por el Ministerio de exteriores brindándoles la posibilidad de que cuando terminen el Bachiller en la Escuela puedan estudiar en cualquier universidad del mundo. Muchos países han ofrecido lo mismo, pero en la actualidad no hay ninguno que les haya echado una mano.

Al abandonar la vista al aula, uno de los alumnos ha gritado a la comitiva española: “Tenéis que dar becas”. Provocó no solo una sonrisa, sino también el aplauso de toda la expedición.

En el inmenso patio de la escuela tuvo lugar un encuentro con Glebis, otra maestra cubana que imparte la asignatura de castellano y que aseguro ser “una experiencia nueva e inolvidable”.

Puerta de acceso a la escuela Simón Bolívar en los campamentos de refugiados sahruis. Foto: Gaspar Francés
Puerta de acceso a la escuela Simón Bolívar en los campamentos de refugiados sahruis. Foto: Gaspar Francés

Relató que el curso pasado cuentan con profesores que vienen desde Zaragoza y que hacen un seguimiento para que se mejore el nivel del idioma. “Cuando llegan aquí los españoles se quedan sorprendidos del alto nivel que estos jóvenes tienen”, ya que el nivel es superior que en España. El último año de Bachillerato de España esta al nivel del primer año de Bachiller en la Escuela Simón Bolívar. “Toda una “bofetada” para aquellas personas que piensan que por el simple hecho de pertenecer al primer mundo, tienen autoridad para de dar lecciones de como hacer las cosas. Algo que la Junta de Castilla y León debería de mirarse un poco, a la hora de querer abrir una Escuela similar deprisa y corriendo y sin haber mantenido aun conversaciones y experiencias de este modelo de éxito”, reflexionaron algunos de los presentes.

La visita finalizó viendo como un grupo de españoles representaba una función de magia para los 350 futuros universitarios.

La comitiva de Castilla y León con el ministrod e Asuntos Exteriores. Foto: Gaspar Francés
La comitiva de Castilla y León con el ministrod e Asuntos Exteriores. Foto: Gaspar Francés

Durante la jornada también tuvo lugar un encuentro con Mohamed Salem Salek, Ministro de Exteriores, que abordó el segundo día de la mesa de negociaciones en Ginebra entre Marruecos y la RASD junto a Argelia y Mauritania . Únicamente siete países reconocen al gobierno saharaui.

Después del 2012, Marruecos rechazó las negociaciones que reclama la comunidad internacional para la organización de un referéndum o una solución política que garantice el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

Los saharauis y la comunidad internacional consideran a España responsable del problema del Sahara. “Lo lamentamos mas que nadie porque hasta hace poco (hasta 1975) éramos ciudadanos españoles”, dijo el ministro.

“España se encuentra en medio de Marruecos y Franci”, ha continuado: “El gobierno francés no quiere la presencia española en esta zona del magreb. Sin embargo los saharauis y la RASD tiene la visión y ambición de tener relaciones específicas muy estrechas con España”.

Recepción de la delegación de CyL con Mohamed Salem Salek. FOTO: Gaspar Francés

“Marruecos sigue siendo el único país de la zona que no respeta las fronteras de sus vecinos y consideramos que la complicidad que tiene actualmente España con Marruecos no beneficia ni al pueblo español ni al francés. Es increíble cómo Marruecos chantajea a España de manera brutal con temas como el fundamentalismo, la migración ilegal, las drogas, Ceuta y Melilla...”, ha apuntado.

En referencia a las negociaciones que se estaban llevando a cabo mientras se producía la reunión con el ministro declaró que “no se espera nada de esta mesa redonda”. “Es un inicio de proceso con el ex-presidente alemán que esta empeñado en que haya algún avance significativo. Pero no habrá ninguna solución mientras Marruecos no reconozca el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Es imposible”, sentenció antes de asegurar: “No hemos visto ninguna señal en París, sino que quien esta poniendo mas dificultades en la negociación es Francia”.

La RASD ha sido cautelosa y esto ha creado una “frustración muy grande” en la población que apuesta en muchos casos por un regreso a las armas. El ministro ha asegurado que el conflicto se solucionara: “Lo lograremos. Si no es hoy, será pronto”. “Soñamos por un futuro mejor, donde la paz con todos los países, incluso con Marruecos, sea posible”, ha concluido.

La visita institucional también ha incluido una visita a lo que en España sería la diputación provincial de Smara. Allí se ha celebrado una recepción en el que se encontraban numerosos españoles y vascos junto a sus familias de acogida y al que ha asistido el Ministro de Comercio. Se han interpretado canciones de Mariem Hassan, pronunciado mítines por parte de los políticos y sindicatos del viaje institucional que esta cubriendo en solitario diariamente últimoCero.

También se ha proyectado el documental “3 cámaras robadas” de Equipe Media y Rafilm y que muestra las dificultades que existen en Marruecos de informar sobre las violaciones de los Derechos Humanos en este país hacia las manifestaciones pacíficas que realizan los saharauis en los territorios ocupados. Un desgarrador testimonio de lo que sucede en esta zona y que ningún medio se atreve a denunciar.

Noticias relacionadas:

9 meses después los compromisos de ayuda no se hacen realidad en el hospital de Smara

No hay comentarios