Manifestación por el convenio de Ayuda a Domicilio del pasado 25 de noviembre. Foto: Gaspar Francés
Manifestación por el convenio de Ayuda a Domicilio del pasado 25 de noviembre. Foto: Gaspar Francés

La negociación del convenio colectivo del sector de Ayuda a Domicilio ha provocado el divorcio entre las dos grandes centrales sindicales UGT y CCOO. Mientras que UGT presume de haber desbloqueado la situación con la firma de un acuerdo de corta duración, CCOO no participa del acuerdo por considerar que “condena al sector a un pérdida de poder adquisitivo dos años más y a renunciar a otras mejoras fundamentales para este colectivo”.

Iniciada la negociación del Convenio Colectivo de Castilla y León para el sector de ayuda a domicilio hace más de un año, con la participación de las dos patronales representativas en esta comunidad ASADE y ACLAED por un lado, y CCOO con un 48,33% de representatividad y UGT con un 51,67 % por otro, en la mañana de hoy, ante el Servicio Regional de Relaciones Laborales (Serla), concluyó ayer con un acuerdo avalado por la mayoría de la parte social, esto es, por UGT, teniendo, por tanto, eficacia general.

UGT se ha conformado con un “convenio corto” en el que se contempla una subida salarial del 1% desde julio de 2018 y del 1,5% desde julio de 2019. Además, según UGT, además recoge el compromiso de empezar a negociar el próximo convenio a partir del 1 de abril de 2019. “Se firma únicamente la actualización de tablas para empezar a negociar otros aspectos importantes para los trabajadores, como el tema de “desplazamiento”, ya que estamos a la espera de que se dicte sentencia en este aspecto. No entendemos la postura de CCOO al negarse a firmar un convenio corto que desbloquea la situación, cuando ya en septiembre querían firmar un convenio a 5 años que lesionaba gravemente los derechos de las trabajadoras”.

La interpretación de CCOO es distinta: “Después de tres meses de silencio, sin justificación alguna y sin necesitar opinión del sector, acuerdan una prórroga del convenio hasta el 31/12/2019 con mera revisión de tablas salariales. Es la misma propuesta de incremento para los tres primeros años del preacuerdo rechazado, pero sin un nuevo concepto de 33 € anuales no proporcional a jornada, es decir, inferior. Esto supone un 2,5 % para tres años, condena al sector sí o sí a una pérdida considerable de poder adquisitivo (el IPC de 2017 fue el 1,1 % y en 2018 oscila sobre el 2%) y nuevamente a renuncia de mejora de condiciones tan importantes como el incremento salarial. ¿Dónde queda el AENC y su trasposición para Castilla y León? ¿No es exigible para el sector de ayuda a domicilio? Desde CCOO, acostumbrados a exigir a otros el cumplimiento de lo que firman, no participamos de esta vendetta que sólo beneficia los intereses de una parte, la patronal, seguiremos peleando en la defensa de los intereses de quienes representamos, trabajadores y trabajadoras e informaremos al sector en asambleas por todas las provincias, iniciando la primera el domingo 16 en Valladolid a las 12:00 en los locales de CCOO”, apunta el sindicato.


Noticias relacionadas:

Rota la negociación del convenio de Ayuda a Domicilio

No hay comentarios