Protesta de los médicos y enfermeros de área a las puertas de la Consejería de Sanidad.
Protesta de los médicos y enfermeros de área a las puertas de la Consejería de Sanidad.

Médicos y enfermeros de área han protestado hoy a las puertas de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León han exigido hoy al consejero Antonio Sáez Aguado que se dignifiquen sus condiciones de trabajo cambiando una “aberrante normativa” tras seis meses de infructuosos encuentros con la Gerencia Regional de Salud que han dado como resultado la convocatoria de huelga que tendrá lugar los días 21, 26, 27 y 28 de diciembre y los días 2, 3 y 4 de enero de 2019 en horario de mañana.

El personal sanitario movilizado, que también se ha quejado de los servicios mínimos abusivos decretados por Sacyl, indica que la principal reivindicación de los profesionales es “finalizar con el agravio comparativo que sufre el colectivo con respecto a los demás profesionales de igual categoría y titulación”. “La Consejería de Sanidad, lejos de acercar posiciones y solucionar la alarmante desorganización, se mantiene en la imposibilidad de mejora de las condiciones laborales, con la intención de  perpetuar la sinrazón de más de doce años, y evita afrontar la realidad parcheando permanentemente y generando una sensación de descontrol, descoordinación, desbordamiento y caos.

Los profesionales, hastiados de una situación que se ha visto agravada en los últimos meses, continúan firmes en sus reivindicaciones para conseguir que se dignifiquen sus condiciones de trabajo. Para los médicos y enfermeros de área es preciso que se realicen cambios en la gestión que garanticen un homogéneo y adecuado trato sobre la base de una regulación laboral digna, terminando definitivamente con la arbitrariedad y discriminación actual. Con estas medidas de corrección mejorarían las condiciones laborales permitiendo su conciliación y se evitaría la fuga de profesionales haciendo los puestos más atractivos”, sostienen.

“Tras más de seis meses de encuentros con la Gerencia Regional, resulta incuestionable que la principal dificultad para la dignificación de la figura profesional es su aberrante base normativa, que permite los abusos a los están siendo sometidos los sanitarios. Ocasiona abusos y menosprecios de forma sistemática, a los que están sometidos por la propia administración y todo ello a pesar ser profesionales “necesarios”, en palabras del propio Consejero de Sanidad”, señalan los movilizados. Desde AMEACyL ven imperativo el cambio de dicha normativa, partiendo de la derogación del Decreto 93/2006 que creó la figura profesional,  ya que “los reiterativos parches posteriores han sido totalmente ineficaces”.

Pedimos a los usuarios del Sistema Sanitario su apoyo y su comprensión, en un momento en el que nos hemos visto obligados a tomar medidas extraordinarias ante la demora y el desdén de la Consejería en asumir su responsabilidad, ya que los excesos hacia los médicos de familia y de enfermería de Área han sido y son actualmente una causa fundamental del exilio de estos profesionales para buscar una oportunidad laboral en otras comunidades autónomas o países, y que mientras continúen, agravarán la decadencia de la calidad asistencial en la Sanidad de Castilla y León”, sostienen.

No hay comentarios