El concejal de Hacienda, Antonio Gato.
El concejal de Hacienda, Antonio Gato.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha aprobado esta mañana en Junta de Gobierno la resolución del expediente sancionador al concejal de Hacienda, Antonio Gato por no haberse abstenido a la hora de firmar un contrato a su cuñada. Con este acto administrativo que, según el alcalde Óscar Puente no tiene “ninguna consecuencia”, ya que “la sanción es la publicación” de la resolución en el Boletín Oficial de la Provincia, se da cumplimiento a lo ordenado por la Audiencia Provincial después de que el PP hubiera trasladado el asunto a los tribunales.

“Se abrió expediente sancionador y hoy se ha aprobado una resolución que será publicada conforme a la Ley de Transparencia en la que lo que se viene a decir que todo el proceso de contratación que se siguió se hizo fue irreprochable, pero que de acuerdo con lo que dijo la Audiencia había un deber de abstención que no se cumplió a la hora de firmar el contrato. Eso es lo que recoge la resolución y es lo que se publicará”, ha resumido el alcalde antes de que el concejal afectado, Antonio Gato, le haya agradecido el apoyo demostrado durante los tres años que han pasado desde que últimoCero desveló este caso y comenzaran las peticiones de dimisión y cese por parte de la oposición.

“Después de tres largos años en los que éste y el soterramiento han sido temas estrella para el portavoz del PP, ya que parece que no ha habido más cuestiones que el contrato de la cuñada de Gato y el soterramiento” el concejal de Hacienda ha reconocido el error formal de su firma y puesto en valor que todos los informes han señalado que su conducta en este caso fue “irreprochable”.

“Este ha sido un proceso nada agradable ni para mi, ni el alcalde ni para la afectada, que salió públicamente a defender cómo se había actuado. Puesto que existe jurisprudencia abundante valoraré la posibilidad de ejercer mis derechos como concejal y ciudadano para iniciar un contencioso administrativo contra esta resolución”, ha anunciado Gato.

El PP, por su parte, ha interpretado hoy que “Puente al sancionar a Gato acaba dando la razón a los Populares, después de resistirse durante casi tres años, insultar al Procurador del Común y ser advertido por la Audiencia Provincial de posible delito de prevaricación si no lo hacía”.

Para el PP municipal Puente “no debería tener ni un minuto más en su gobierno municipal a un concejal que ataca la transparencia y las normas de buen gobierno, incluso advierte que puede que recurra la decisión tomada por la Junta de Gobierno”.


Noticias relacionadas:

La Audiencia obliga al alcalde a que abra un expediente al concejal de Hacienda por haber firmado el contrato de su cuñada

 

 

No hay comentarios