Óscar Puente durante la presentación del PGOU
Óscar Puente durante la presentación del PGOU.

El PP y C’s han apurado el plazo para presentar sus alegaciones al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en las que vuelven a insistir en la opción ya descartada del soterramiento del tren a su paso por Valladolid y que elección tras elección fue promesa electoral incumplida de los populares cuando gobernaron.

Los Populares piden que se incluya un capítulo en la Memoria Vinculante “con información detallada que compare los costes de los proyectos de soterramiento y de túneles y pasarelas para que los vecinos tengan una información que hasta ahora no se les ha facilitado”. También piden que se convoque “una consulta popular para que los vecinos puedan participar en la decisión más importante en el futuro del urbanismo de la ciudad”. Por último solicitan que si no se incluyen las dos propuestas anteriores, el Gobierno municipal “incluya previsiones e información sobre si el proyecto de soterramiento es factible en un momento posterior tras afrontar los túneles y pasarelas”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha insistido en que no renuncia al soterramiento y en que “se deben explorar todas las alternativas posibles” para “acabar con las diferencias sociales entre nuestros vecinos”.

En este sentido, Vicente ha criticado el PGOU, además de por “los problemas serios de movilidad que provocará”, por “incoherente” y “discriminatorio” con los vecinos de la ciudad que sufren la brecha del tren.

“No puede haber ciudadanos de primera y de segunda”, ha incidido Vicente, que ha señalado que “precisamente ese principio de igualdad es lo que no respetan ni Puente ni Saravia en su Plan” donde “se acaba con toda opción posible de soterramiento en el futuro y lo fían todo a los túneles y pasarelas, haciendo retroceder a la ciudad”. Pilar Vicente ha afirmado que “el PGOU de Puente y Saravia es un lastre para el futuro de Valladolid” y ha insistido en que “el Área de Urbanismo es la gran decepción para los vecinos”.

Al margen del soterramiento, en sus alegaciones, los Populares piden también que se indique que uso se va a dar a las “carísimas” adquisiciones municipales, tanto el claustro del patio de las Tabas en las Francesas, como el antiguo convento de Santa Catalina. También solicitan que se aclare “si al edificio de la Electra se le da más edificabilidad residencial para 100 viviendas de lujo, tal y como anunciaron Puente y Saravia en el mes de agosto”.

El PP municipal también propone que el acceso peatonal al aparcamiento de la Plaza Mayor se lleve a los bajos de alguno de los edificios colindantes, “en lugar de hacerse en la parte central de la plaza”. También solicitan “que el concejal de Urbanismo certifique” que los nuevos accesos para vehículos son seguros dada su estrechez y que no pueden acceder vehículos de emergencias.

Los Populares también piden que se certifique la inexistencia de terrenos no inundables distintos a los programados en la zona Este, único lugar de crecimiento fijado por el tripartito y con riesgo de inundación según la Confederación Hidrográfica del Duero.

Por su parte, Ciudadanos, plantea “crear un centro económico y empresarial en el entorno de la estación de trenes”, tal y como ha apuntado la Portavoz de Cs, Pilar Vicente.

“Queremos que Valladolid sea estación de llegada y no solo de salida”, ha asegurado Vicente, que ha lamentado que Valladolid siga perdiendo población por la falta de oportunidades. “Es necesario generar actividad económica en nuestra ciudad”, ha añadido la portavoz, que ha indicado que el entorno de la estación de tren “ofrece una ubicación privilegiada y atractiva” para poder crear ese “centro económico y empresarial en Valladolid, que atraiga empresas”.

No hay comentarios