Imagen de archivo de un tren en el paso a nivel de Pilarica. Foto: Carlos Arranz
Imagen de archivo de un tren en el paso a nivel de Pilarica. Foto: Carlos Arranz

La plataforma ‘Castilla y León por el Tren’ denuncia un “desolador panorama ferroviario” en la Comunidad al comprobar como ciudades medias de Castilla y León junto a las capitales de provincia “muestran la ausencia de red y de servicios ferroviarios en la necesaria vertebración” del territorio.

El colectivo no oculta su “desolación” cuando “cada día los servicios de los trenes españoles en el Sudeste de España, en Extremadura, en Andalucía, y en León, Asturias y Cantabria, se estropean en medio del campo con las personas abandonadas en medio de la desesperación”. 

Una red ferroviaria autonómica es factible recuperando los servicios del tren donde hay vías para circular, con buena gestión de estaciones y paradas, creando servicios de trenes de cercanías como el de Palencia - Venta de Baños – Valladolid - Medina del Campo, además de ampliar los trenes de cercanías de la Comunidad de Madrid hasta Segovia y Ávila”, señalan antes de recordar que “la línea de Madrid a Riaza, Aranda de Duero y Burgos, lleva desde 2011 cortada por un derrumbe en el túnel de Somosierra que Adif no repara incumpliendo las obligaciones que la Ley del Sector Ferroviario le impone”. “Las bocas del túnel están tapiadas y no encontramos voluntad en el Ministerio de Fomento para reparar esta línea”, denuncian.

En cuanto a la línea de Béjar a Astorga, cerrada desde el uno de enero de 1985, denuncian que “está siendo desmantelada, levantando las vías allí donde aún quedan, y para ir desde Zamora a Salamanca es necesario desplazarse hasta Medina del Campo y cambiar de estación, estando cada una de ellas en un extremo diferente de la población”.

La línea de Soria a Madrid tiene los peores trenes y con las velocidades medias más bajas de toda España, no sólo por la ínfima calidad de los trenes, sino también por el deterioro de la infraestructura, en vía única y sin electrificar. Con el añadido que Soria es estación término cuando tuvo conexión con Castejón de Ebro, en Navarra, desde donde se podía enlazar con Logroño, Pamplona, Bilbao y San Sebastián”, recuerdan.

En su recorrido provincial llegan a Segovia donde “se perdió el enlace en tren normal con Medina del Campo y tiene únicamente dos míseros trenes diarios de conexión con Madrid vía El Espinar (municipio que cuenta con cuatro estaciones ferroviarias: Gudillos, San Rafael, El Espinar y Los Angeles de San Rafael), con transbordo en Cercedilla, y trenes que quedan averiados con excesiva frecuencia”.

“Ávila en su conexión con la cercana Madrid sufre la falta de actualización del sinuoso trazado de la línea Madrid-Irún a su paso por Las Navas del Marqués, pues las renovaciones de la catenaria y de las vías son meros parches mientras no se actualice la traza. Y a León se le sigue negando la llegada al centro urbano del tren de vía estrecha, antigua Feve, procedente de Guardo, Cistierna, Matallana y La Robla, aunque esté efectuada una fuerte inversión en dicha infraestructura, poniéndole trabas administrativas a su uso”, señalan.

La Plataforma está convencida de que “el proceso de recuperación del tren en Castilla y León, cuando hemos de reducir drásticamente las emisiones de gases con efecto de invernadero, con la finalidad de amortiguar el cambio climático, debería comenzar por mejorar el servicio ferroviario actual, con más trenes, seguir con la recuperación escalonada de líneas cerradas actualizando los trazados, electrificar y duplicar vías, y así lograr que en 2030 formemos parte significativa de la Red Básica Ferroviaria Transeuropea, que entonces se pondrá en marcha, con una auténtica Red Básica Ferroviaria de Castilla y León”.

No hay comentarios