Cartel desplegado en la Plaza España. FOTO: ÚC
Cartel desplegado en la Plaza España. FOTO: ÚC

La Asociación Profesional de Integradores Sociales de Valladolid ha reivindicado el reconocimiento laboral y social de sus profesionales, organizando juegos y actividades en la Plaza de España para visibilizar su situación. Según explica Roberto Sáez, presidente de APISVA, su titulación “sale de unas necesidades detectadas por las propias administraciones, no es algo que nos inventemos nosotros”, lamentando que sin embargo “es una titulación muy desconocida con muy pocas salidas profesionales, por no decir ninguna, y las instituciones nos prestan muy poquita atención”.

El pasado verano consiguieron que el Ayuntamiento de Valladolid reconociera su figura profesional, aunque, como explica Sáez, aun no hay nadie trabajando ya que antes deben modificarse los convenios, aunque ya figuren en la relación de puestos de trabajo. Reivindican que también se regule y reconozca su trabajo en la Diputación y la Junta: “Si en los conciertos no aparece la figura del integrador social, que está legislada, no pueden contratarte”, reclama.

En Valladolid se imparte en tres centros, La Milagrosa, Emilio Ferrari y Gregorio Fernández, cuyos alumnos han organizado las actividades de la Plaza España reivindicando este día con teatro, títeres o un juego de bolos para “derribar prejuicios”, entre otros juegos. APISVA es una asociación sin ánimo de lucro que busca el reconocimiento laboral y social de estos profesionales: “Nuestra titulación lleva más de 20 años vigente, pero apenas podemos trabajar como integradores”, reivindicando su capacidad para intervenir con todo tipo de colectivos en riesgo de exclusión social.

Izquierda Unida de Castilla y León se ha sumado hoy a las reivindicaciones de este colectivo profesional que “lucha por una demanda más que justa en la Comunidad”, reafirmando su compromiso de continuar trabajando y defendiendo sus reivindicaciones. “Se trata de un colectivo estafado por la Administración autonómica, ya que han cursado una titulación que lleva 20 años implantada, para la que no existe categoría profesional ni se crean empleos", ha denunciado el coordinador de IUCyL, José Sarrión, señalando la “necesidad que tienen las administraciones públicas para que alguien realice este tipo de servicios, y que mejor que lo desempeñen quienes han estudiado el título superior de integrador social”.

No hay comentarios